Announcing: BahaiPrayers.net


More Books by Mensajes de Ridvan

1967-124BE
1969-126BE
1970-127BE
1971-128BE
1972-129BE
1974-131BE A España
1974-131BE Al mundo
1974-131BE
1978-135BE A la convención internacional
1978-135BE Al mundo
1978-135BE
1982-139BE
1983-140BE
1984-141BE Al Mundo
1984-141BE Spanish
1984-141BE
1985-142BE
1986-143BE
1987-144BE
1988-145BE
1989-146BE
1990-147BE
1991-148BE
1992-149BE
1993-150BE
1994-151BE
1995-152BE
1996-153BE Europa
1996-153BE
1997-154BE
1998-155BE
1999-156BE
2000-157BE
2001-158BE
2002-159BE
2003-160BE
2009-166BE
2010-167BE
2011-168BE
2012-169BE
2013-170BE
2014-171BE
2015-172BE
2016-173BE
2017-174BE
2018-175BE
2019-176BE
Free Interfaith Software

Web - Windows - iPhone








Mensajes de Ridvan : 1992-149BE
La Casa Universal de Justicia
Ridvan 1992 / 149BE
A los bahá’ís del mundo
Queridos amigos bahá’ís:

En esta época del Ridvan, con sus inherentes esplendores y su comienzo de días excepcionales y memorables, nuestros corazones palpitan con admiración, nos arrodillamos en homenaje al Rey de la Gloria por cuya gracia hemos llegado a una coyuntura propicia en la historia de Su Causa.

De la cima del triunfo del Plan de Seis Años que acaba de terminar llegamos al umbral del Año Santo, que acaba de comenzar, sobrecogidos con el solo pensamiento de los significados únicos asociados con la conmemoración de esa santificada ocasión hace cien años, cuando Bahá'u'lláh, el prometido de todas las épocas, se despidió de esta vida terrenal. Esta puesta del Sol de la Verdad, sin embargo, fue tan sólo para brillar eternamente desde el "Reino de la gloria imperecedera", para difundir desde entonces el resplandor de su poder regenerador sobre el mundo entero. Se ausentó de este planeta Aquel Quien es el Autor de una Revelación de "inconcebible grandeza" en la cual "todas las Dispensaciones del pasado han alcanzado su apogeo y consumación final"; el Creador de un nuevo Ciclo Universal "que debe prolongarse por lo menos por un período de quinientos mil años"; el Fundador de un Orden Mundial, un "Sistema, el cual los ojos mortales nunca antes atestiguaron". Además, Él fue el Punto del Amanecer del Día de Dios, el "Día en el cual las bendiciones más sublimes de Dios fueron vertidas sobre los hombres". Tales son las realidades supremas sobre las cuales nuestras esperanzas están centradas durante este aniversario especial que tendrá lugar en este momento crucial en los asuntos de la humanidad.

Tan inspirados estamos por los sagrados recuerdos evocados por este Año Santo, que no podemos por menos que invitarles a todos a hacer una pausa para entrar en este período de reflexión, esta época de reconsagración, esta etapa de preparación para tareas aún por hacer, alturas aún por alcanzar, esplendores todavía por descubrir. Así como miramos hacia atrás a los cien años de historia sin igual, de continuo progreso, también miramos hacia un futuro de muchos siglos de despliegue de cumplimientos del propósito divino, cumplimientos que, como ha demostrado la experiencia, se liberan progresivamente mediante los avances sistemáticos de los Planes y los saltos e impulsos maravillosos de las épocas.

Efectivamente, el próximo pórtico de este propicio Año Santo es la perspectiva de nuevos horizontes abiertos por el triunfo del Plan de Seis Años, que coincide con la fase inicial de la cuarta época de la Edad Formativa de nuestra Fe. En general, no es tanto un triunfo en logros numéricos, aunque en muchos lugares y en momentos específicos el alcance de la expansión fue extraordinario. Es un triunfo que se ha manifestado en una nueva variedad de victorias, en nuevos comienzos, en frescas iniciativas y maduros cambios institucionales, que ponen el sello del éxito en los siete objetivos principales del Plan. Aunque es imposible enumerar en estas pocas páginas los resultados del Plan, los aspectos importantes de los logros en este dinámico y admirable período merecen, no obstante, ser destacados. La comunidad Bahá'í ha cambiado apreciablemente en los últimos seis años. Las señales más importantes son, sin duda alguna, perceptibles para los amigos en todas partes y pueden resumirse así:

Uno: La Fe de Bahá'u'lláh está representada en todos los países de la tierra. El cambio súbito en el clima político, sin duda por la intervención del Plan Mayor de Dios, abrió regiones inmensas para la penetración de las enseñanzas divinas, principalmente en la antigua Unión Soviética y los países del Bloque Oriental. Las oportunidades creadas por este cambio han hecho posible el establecimiento de Caballeros de Bahá'u'lláh en los últimos territorios vírgenes que quedaban de la Cruzada Mundial de Diez Años de Shoghi Effendi. Ellas impulsaron también el lanzamiento del Plan adicional de Dos Años para esas regiones en el Ridvan de 1990. Este plan suplementario fue un éxito espectacular, no sólo en términos de expansión en los países involucrados, sino también en la diversidad del estrato social representado por los nuevos creyentes en esos países, en la cantidad y variedad de literatura Bahá'í publicada y en la serie de instituciones Bahá'ís establecidas durante ese corto tiempo. El mundo Bahá'í fue muy estimulado por estos acontecimientos y varios países en otras partes registraron éxitos importantes en el trabajo de la enseñanza. Las cifras disponibles en el Centro Mundial indican que más de un millón y medio de almas ingresaron a la Causa durante el Plan de Seis Años. Particularmente interesante fue el proyecto especial de enseñanza de tres años en Guayana, que resultó en el crecimiento del tamaño de la comunidad Bahá'í hasta alcanzar el 6% de la población del país.

Dos: La proclamación de la Fe por todo el mundo alcanzó una etapa completamente nueva. La campaña de proclamación lanzada en 1967 por medio de la inspiración del centésimo aniversario de la Proclamación de Bahá'u'lláh a los reyes y gobernantes de la humanidad, y que obtuvo un impulso añadido en 1979 con la oleada de persecución de la comunidad Bahá'í iraní, cubre ahora un área muchísimo más amplia con la distribución de "La Promesa de Paz Mundial". Reyes, reinas, presidentes, primeros ministros, legisladores, juristas, académicos, diversas instituciones y organizaciones supieron del Mensaje de Bahá'u'lláh. Las energías creativas que las comunidades en todas partes pusieron en práctica al difundir la Causa, se convirtieron en una de las fuerzas impulsoras del Plan y en no pequeña medida, estimularon el interés de organizaciones, líderes del pensamiento y de los medios de comunicación por las soluciones que la Fe tiene para ofrecer al un mundo extrañamente trastornado. Las asambleas espirituales nacionales y locales, inspiradas por el impacto de las medidas que ellas adoptaron para la proclamación de la Fe, y también por los continuos esfuerzos para defender a la afligida y perseguida comunidad Bahá'í iraní, han demostrado y continúan demostrando una audacia y originalidad notables en sus relaciones con el público. Esto es evidente en sus innumerables contactos con funcionarios de todos los niveles de gobierno, en sus asociaciones con una extenso espectro de organizaciones, y en la creciente facilidad para sus contactos con los medios de comunicación.

Tres: La dedicación en diciembre de 1986 del Templo Madre del subcontinente indio para la pública adoración introdujo una nueva fuerza en las actividades de enseñanza y proclamación de la Fe. Como un edificio de excepcional belleza y excelencia, el "Templo del Loto" ha ganado un gran reconocimiento, ejerciendo al mismo tiempo una atracción extraordinaria para un gran número de visitantes. Su fama como una maravilla arquitectónica se difundió con rapidez, así como también su influencia espiritual. No es una exageración decir que de todas las Casas de Adoración Bahá'í, este Templo es hoy día el maestro silencioso más efectivo de la Fe, atrayendo anualmente más visitantes que todos los demás Templos Bahá'ís juntos, con un promedio diario de 20.000. Entre sus visitantes de muchos países están algunas de las personas más prominentes del mundo. Una fuente de gran interés para los medios de comunicación, el Templo ha sido presentado en programas de televisión, incluyendo en Rusia y China. La influencia de su éxito en estos aspectos ha contribuído enormemente al conocimiento de la Fe por parte del público en general.

Cuatro: La emergencia continua de la Fe desde la oscuridad se refleja de diferentes maneras. En círculos eruditos, en libros de referencia y en los medios de comunicación se refieren a la Fe cada vez más como una "principal" o "importante" religión mundial. La cobertura de los medios de comunicación de las actividades de la Fe ha aumentado voluminosamente gracias a los redoblados esfuerzos de los amigos en sus actividades de proclamación, pero aún más importante es el hecho de que los medios de comunicación están mostrando un interés independiente por la comunidad Bahá'í y están iniciando contactos con ella en diferentes partes del mundo. La exposición de segmentos influyentes del público a las ideas Bahá'ís en áreas tales como la paz, el medio ambiente, la condición de las mujeres, la educación y la alfabetización, han causado una respuesta que de un modo creciente llama a los Bahá'ís a participar con otros en una variedad de proyectos asociados con gobiernos o con organizaciones no gubernamentales.

Además, tal exposición está creando en la mente del público la comprensión de que la Fe tiene respuestas a los problemas actuales y por ello la espectativa de que la comunidad Bahá'í debe tomar parte activa en los asuntos públicos. El notable éxito de las actividades de la Oficina del Medio Ambiente de la Comunidad Internacional Bahá'í, establecida durante el Plan, ilustra ampliamente la naturaleza de estos acontecimientos. Al mismo tiempo, la relación oficial que la Comunidad Internacional Bahá'í estableció con la Red de Conservación y Religión del Fondo Mundial para la Naturaleza, y con la Conferencia Mundial sobre Religión y Paz, conjuntamente con numerosas relaciones similares establecidas por las asambleas espirituales nacionales y locales en sus respectivas jurisdicciones, reflejan una tendencia en la emergencia de la Fe como una entidad digna de atención. En conjunto, el empuje de la ramificada campaña de proclamación ha producido tal resonancia pública acerca de la Fe, que puede decirse que es conocida por las más significativas instituciones públicas y por la gente prominente del mundo.

Cinco: Los proyectos Bahá'ís de desarrollo social y económico se han multiplicado enormemente y han conseguido mucho prestigio para la comunidad en los ejemplos del poder de la iniciativa de grupo y de la acción consultiva voluntaria que han sido establecidas en muchos lugares. Actividades de este respecto involucran más de mil proyectos en las áreas de educación, agricultura, salud, alfabetización, medio ambiente y la mejora de la condición de la mujer. En varios casos, los proyectos se han beneficiado de la colaboración o la ayuda de gobiernos y organizaciones internacionales no-gubernamentales, como por ejemplo, los proyectos para mejorar la condición de las mujeres emprendidos por cinco asambleas espirituales nacionales con la ayuda financiera del Fondo de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la Mujer, UNIFEM, y aquellos proyectos en otros campos que reciben ayuda de los gobiernos del Canadá, la India, Alemania y Noruega. Algunos proyectos han sido tan distinguidos por sus logros como para que hayan tenido la atención pública por medio de menciones honoríficas y premios de gobiernos y organismos internacionales no-gubernamentales.

Seis: Las actividades de los jóvenes adoptaron un carácter especial determinado por la idea del año de servicio de jóvenes. La participación de los jóvenes en el Plan de Seis Años como pioneros a corto plazo, como profesores viajeros y promotores de proyectos, tuvo un profundo efecto en el trabajo de la enseñanza en general y en la inspiración de los esfuerzos de desarrollo socioeconómico iniciados por un creciente número de comunidades nacionales y locales. Ellos tienen mucho que ver con las múltiples victorias en los antiguos países comunistas. Sus trabajos en los proyectos de desarrollo socioeconómico atrajeron, en algunos casos, la atención de gobiernos y organizaciones de desarrollo. La creación del Consejo Europeo de Juventud Bahá'í galvanizó las actividades de los jóvenes, lo que reforzó poderosamente el empuje de la enseñanza en ese continente durante los años finales del Plan. Un hecho muy significativo en las actividades de los jóvenes ha sido su participación, como voluntarios a corto plazo, desde todas partes del planeta, en el trabajo del Centro Mundial, donde sus servicios han sido de un valor inestimable.

Siete: Los adelantos en la consolidación del sistema administrativo Bahá'í son evidentes por la notable mejora en el desarrollo interno y los esfuerzos de colaboración de sus dos brazos. Las queridas e intrépidas Manos de la Causa de Dios, fieles a la lealtad que profesan a su amado Guardián, perseveran en incomparables servicios, asombrando a la comunidad con sus poderes infatigables. El crecimiento en la confianza y fuerza de los Cuerpos Continentales de Consejeros y sus auxiliares, respaldados por un Centro Internacional de Enseñanza reforzado y vigoroso, aseguró a las asambleas espirituales, a las cuales tienen la responsabilidad de estimular y aconsejar, un apoyo indispensable para el bienestar de todo el sistema; mientras que la extensión de la envergadura de las actividades de las asambleas espirituales nacionales y locales, las cuales tienen la responsabilidad de guiar los destinos de sus comunidades, ha ampliado de modo significativo la base de ese sistema. Paralelamente, el trabajo de estas instituciones ha facilitado y promovido la evolución del Orden Administrativo. Aún más, estas han demostrado una energía creativa que es un buen presagio para su continua maduración.

Ocho: Los grandes proyectos de construcción en la Montaña de Dios, previstos por Bahá'u'lláh en la Tabla del Carmelo, inaugurados por 'Abdu'l-Bahá con la construcción de la Tumba del Báb y conducidos hacia adelante en los planes de Shoghi Effendi, han entrado en una nueva etapa. El trabajo comenzó en mayo de 1990 con el reforzamiento y extensión de la terraza principal del Santuario del Báb como paso previo para la realización del concepto arquitectónico para el cumplimiento de la visión de 'Abdu'l-Bahá de las Terrazas que se extenderán desde la base hasta la cumbre de la montaña. En septiembre del año siguiente se excavó la tierra para la construcción del Centro para el Estudio de los textos y para la Extensión del Edifico del Archivo Internacional, para continuar con la construcción de otros edificios del Arco, a saber: los edificios del Centro Internacional de Enseñanza y, a su debido tiempo, la Biblioteca Internacional Bahá'í.

Todos estos acontecimientos han hecho evidente que el potencial acumulado para un progreso adicional de la comunidad Bahá'í es incalculable. La situación modificada dentro y entre las naciones y los múltiples problemas que afligen a la sociedad aumentan este potencial. La impresión producida por tal cambio es de que la Paz Menor está por llegar. Pero ha habido un recrudecimiento simultáneo de fuerzas contrarrestadoras. Con la nueva corriente de libertad política que resultó del fracaso de los baluartes del comunismo, ha llegado una explosión de nacionalismo. El concomitante crecimiento del racismo en muchas regiones se ha convertido en una cuestión de grave preocupación en todo el mundo. Esto es agravado por una ola de fundamentalismo religioso que está envenenando los manantiales de la tolerancia. El terrorismo es habitual. Una incertidumbre general acerca de la condición de la economía demuestra un profundo desorden en el manejo de los asuntos materiales del planeta, una condición que sólo puede agravar la sensación de frustración y futilidad que está afectando la esfera política. El empeoramiento del estado del medio ambiente y de la salud de enormes poblaciones es motivo de alarma. Aún así, un elemento de este cambio lo constituyen los increíbles progresos en la tecnología de las comunicaciones, lo que hace posible la rápida transmisión de información e ideas de una parte del mundo a otra. Es contra tales "procesos simultáneos de levantamiento y caída, de integración y desintegración, del orden y el caos, con sus continuas y recíprocas reacciones una sobre la otra", que se presentan una miriada de nuevas oportunidades para la próxima etapa en el desenvolvimiento del Plan Divino del amado Maestro.

La influencia floreciente de la revelación de Bahá'u'lláh pareció, con la inminencia del Año Santo, haber tomado el carácter de un viento vertiginoso soplando a través de las estructuras arcaicas del antiguo orden, derrumbando poderosos pilares y despejando el terreno para nuevas ideas de organización social. El llamado hacia la unidad, para un nuevo orden mundial es escuchado desde muchas direcciones. El cambio de la sociedad mundial está caracterizado por una velocidad fenomenal. Un aspecto de este cambio es lo repentino, lo precipitado, que parece ser la consecuencia de una fuerza misteriosa y desenfrenada. Los aspectos positivos de este cambio revelan una receptividad insólita para los conceptos globales, movimiento hacia la colaboración internacional y regional, una tendencia de los partidos opuestos para adoptar soluciones pacíficas, una búsqueda de valores espirituales. Incluso la comunidad del Más Grande Nombre está experimentando los rigurosos efectos de este viento estimulador de manera que refresca los modos de pensar de todos nosotros, renovando, clarificando y ampliando nuestras perspectivas en cuanto al propósito del orden de Bahá'u'lláh tras los sufrimientos y confusión de la humanidad.

La situación en el mundo, aunque nos presenta un desafío imperioso de extrema importancia, nos hace recordar la alentadora visión de Shoghi Effendi para las perspectivas del Orden Administrativo durante el segundo siglo de la Era Bahá'í, a cuyo medio camino nos aproximamos rápidamente. En 1946 Él escribió: "El segundo siglo está destinado a atestiguar un tremendo despliegue y una notable consolidación de las fuerzas trabajando hacia el desarrollo mundial de ese Orden, así como también los primeros movimientos de ese Orden Mundial, del cual el actual sistema Administrativo es a la vez precursor, el núcleo y el diseño -un Orden que a medida que se cristaliza e irradia su influencia benigna sobre todo el planeta, proclamará inmediatamente la llegada de la mayoría de edad de toda la raza humana, así como la madurez de la Fe misma, la progenitora de ese Orden".

La atención que prestemos a las ocasiones especiales del Año Santo con toda seguridad nos preparará para emprender las tareas urgentes en la próxima etapa de la evolución del Plan Divino. Este período conmemorativo proporciona una digna demarcación entre las glorias y triunfos de los últimos cien años y los brillantes premios que quedan por acumular. Al principio, damos la bienvenida con corazones alegres y agradecidos a la expansión y consolidación adicionales del Orden Administrativo que resultarán de la formación de doce asambleas espirituales nacionales y regionales en este Ridvan. ¡Cuán sorprendente es que el número de estas asambleas sea el mismo que el número total de asambleas espirituales nacionales que existían en el momento del lanzamiento de la Cruzada Mundial de 10 Años en 1953! Esta es una evidencia muy satisfactoria de la rapidez de la expansión del Orden Administrativo en menos de 40 años. Con estas nuevas asambleas, y teniendo en cuenta la absorción de Sikkim dentro de India y la interrupción de la Administración Bahá'í por la situación inestable en Liberia, el número de asambleas espirituales nacionales que tomarán parte en la séptima Convención Internacional Bahá'í durante el próximo Ridvan llegará a 165.

Nos complace anunciar que las siguientes Manos de la Causa de Dios asistirán como nuestros representantes a seis de las convenciones fundacionales. Amatu'l-Bahá Ruhiyyih Khanum asistirá a las convenciones de Bulgaria y Polonia; el Sr. 'Ali Akbar Furutan asistirá a la de los estados Bálticos y Hungría; y el Dr. 'Ali-Muhammad Varq asistirá a las de Groenlandia y la de Ukrania, Bielorusia y Moldavia. Nuestros representantes en el resto de las convenciones serán los Consejeros: Sr. George Allen, la República del Congo; Dr. Farzam Arbab, Asia Central; Sr. Rolf von Czekus, Angola; Sra. Parvin Djoneidi, Niger; Sr. Hartymut Grossmann, Albania; y el Sr. Mas'ud Khamsi, Azerbaijan.

En unas pocas semanas, en los Sagrados Recintos del Santuario de Bahá'u'lláh, se llevará a cabo una reunión de carácter solemne para marcar el Centésimo Aniversario de la Ascensión del Deseo de las Naciones. El pergamino que lleva la lista de honor de los Caballeros de Bahá'u'lláh, será depositada en la mañana anterior, el 28 de mayo, como fue indicado por nuestro amado Guardián en la puerta de entrada del Mausoleo interior del Santuario Más Sagrado, para quedar ahí como un símbolo de la histórica victoria que recompensó la determinación inquebrantable de los amantes de la Bendita Belleza, quienes en respuesta al llamamiento de la poderosa Cruzada de Diez Años plantaron el estandarte de Su Fe en territorios vírgenes a través del mundo.

Posteriormente, en noviembre, en el segundo Congreso Mundial Bahá'í, las huestes de Bahá se reunirán por miles en Nueva York para demostrar mediante un gesto muy simbólico en nombre de sus hermanos en todo el mundo, su respeto por el Convenio que Bahá'u'lláh legó a la humanidad, y para evocar la memoria de Aquel que fue nombrado su Centro y quien exaltó esa metrópolis otorgándole el nombre de Ciudad del Convenio. Ahí ellos también mostrarán el poder de la unidad que el Convenio debe asegurar a toda la gente del mundo. Será un momento de capital importancia para la comunidad Bahá'í ante los ojos del mundo en general.

Estos dos eventos internacionales son fundamentales para las reuniones de naturaleza similar en las cuales participarán los amigos en todos los lugares del mundo. El carácter espiritual y la manera digna de su participación, sin duda alguna, atraerá las confirmaciones de lo Alto e influenciarán profundamente las fuerzas constructivas que están en acción en toda la tierra.

Otra fuente de bendiciones hacia las cuales hace mucho que dirigimos nuestras esperanzas será también evidente. Bahá'u'lláh ha escrito: "Mientras estuvimos en prisión hemos revelado un libro que lo titulamos 'El Libro Más Sagrado'. En él hemos promulgado leyes y lo hemos adornado con los mandamientos de tu Señor, quien ejerce autoridad sobre todos los que están en los cielos y en la tierra". Por lo tanto, es con pleno conocimiento de su significado convulsionador mundial que les informamos de la inminente publicación durante el curso de este año de la traducción inglesa con notas del Kitáb-i-Aqdás, la Carta Magna de la civilización mundial del futuro que Bahá'u'lláh reveló en la Mansión de 'Udi Khammar en 'Akká hace 120 años.

Y ahora, entre las ansiadas esperanzas ocasionadas por los dos importantes eventos conmemorativos y por la inminente publicación del Libro Madre de la Revelación Bahá'í, la Ley del Huqúqu'llah entra en vigor para ser puesta en práctica constante por los miembros de toda nuestra comunidad mundial. Que las prometidas bendiciones divinas asociadas con la aplicación de esta Santa Ley colmen a los bienamados del Señor en todos los países.

Un año cargado de eventos de un significado tan sagrado no puede sino producir consecuencias de un poder inimaginable. El resultado inmediato es, sin embargo, imposible de predecir, tan poco puede ser provechoso especular sobre ello. Más bien nosotros debemos dirigir nuestros pensamientos al significado de estas ocasiones solemnes que este año especial va a a conmemorar. El propósito del Año Santo no se cumple solamente con las conmemoraciones, por muy dignas que ellas sean. Lo esencial para su propósito es la oportunidad que ofrece para una reflexión íntima de parte de cada individuo bahá'í. En efecto, es un período especial para la reunión del alma con la fuente de su luz y guía, el tiempo de volverse hacia Bahá'u'lláh, para buscar y obtener una apreciación más profunda de Su propósito, y renovar nuestra lealtad hacia Él. Este es un periodo para retraerse en lo más íntimo de nuestro ser a la morada del espíritu de Bahá, aquel lugar interior al cual Él nos llama cuando nos dice: "Vuelve tu vista hacia ti mismo para que me encuentres dentro de ti, fuerte, poderoso e independiente de todo". Es el tiempo de recompromiso con el Convenio, la rededicación al deber, de revitalización de la energía para enseñar, "el más meritorio de todos los hechos".

Como la primera ayuda para sus reflexiones y acciones, sin duda alguna ustedes utilizará la perspicacia e inspiración de palabras como éstas: "Yo soy el Sol de la sabiduría y el Océano del conocimiento. Yo animo a los desfallecidos y resucito a los muertos. Soy la luz de guía que ilumina el camino". "¡Por mi vida! No me he revelado por mi propia voluntad, pero Dios, por Su propio deseo, me ha manifestado". "He venido bajo la sombra de las nubes de gloria y he sido investido por Dios con invencible soberanía". "Aquel que no me tiene está privado de todas las cosas. Apártate de todo lo que hay en la tierra y no busques a otro salvo a mí". "Amame para que yo te ame. Si tú no me amas, Mi amor jamás llegará a ti. Sábelo oh siervo". "La Antigua Belleza ha consentido ser encadenada para que la humanidad sea liberada de su cautiverio, y ha aceptado ser prisionero de esta poderosa fortaleza para que todo el mundo logre la verdadera libertad. Ha bebido hasta el poso de la copa del dolor, para que todos los pueblos de la tierra alcancen felicidad perdurable y sean colmados de alegría".

Cualquiera que sea la dirección en la que nos lleven nuestras reflexiones privadas o nuestra respuesta al deber, debemos estar seguros de una cosa: que el nombre de Aquel que es el Donador de vida del mundo empieza a ser conocido a través de la tierra tanto entre los grandes como entre los humildes. Si consideramos que hace ya un siglo entero desde que la Bendita Belleza ascendió, y habiendo soportado el peso abrumador de los males que aquejan a los pueblos del mundo, y viendo que un verdadero grito de angustia brota más fuerte desde los corazones de aquellos que ansían alguna esperanza de alivio, nosotros, Sus servidores declarados, no podemos ni vacilar ni fracasar en ese deber primordial y urgente. Pues Él, Bahá'u'lláh, es la Manifestación Suprema, el Unificador y Redentor de toda la humanidad, la Fuente de la justicia, el Inmortal Bienamado. De acuerdo con su propia e infalible declaración, "Aquel quien es el Incondicionado ha llegado en las nubes de luz, para que Él pueda vivificar todas las cosas creadas con las brisas de Su Nombre, el Más Misericordioso, y unir al mundo y juntar a todos los hombres alrededor de esta mesa que fue enviada del cielo". Llevemos su Nombre con dignidad a aquellos que lo deban escuchar, ofrezcámoslo como un tesoro a aquellos que lo deban recibir, mencionemoslo con amor a aquellos que lo deban abrazar.

Que digno de alabanza será si, inspirados por este deseo de glorificar Su Nombre por todas partes, y como una demostración de nuestro amor especial por la Belleza de Abhá, cada uno de nosotros pudiese lanzar una campaña personal de enseñanza de tal manera que la fuerza colectiva y los resultados a través del mundo llevasen a una conclusión resonante los acontecimientos sagrados de este Año Santo y que preparasen la escena para el lanzamiento del venidero Plan de Tres Años en el Ridvan de 1993!.

Por último, es muy apropiado en esta hora el recordar la observación de Bahá'u'lláh, en el Libro Más Sagrado de Su voluntad para nosotros en cuanto a la naturaleza de nuestras reacciones hacia Su fallecimiento: " No os consternéis, ¡oh pueblos del mundo! cuando el Sol de Mi belleza se haya puesto y el Cielo de Mi tabernáculo esté oculto a vuestros ojos. Levantáos a promover Mi Causa y exaltar Mi Palabra entre los hombres. Estamos con vosotros en todo momento y os fortaleceremos con el poder de la verdad. Somos, ciertamente, todopoderosos. Quienquiera que Me haya reconocido se levantará y Me servirá con tal determinación, que las fuerzas de la tierra y del cielo serán incapaces de vencer su propósito".

Amados amigos, no nos olvidaremos de suplicar en el Umbral Sagrado para que desde Su refugio de esplendor inmortal la Bendita Belleza pueda colmar las almas de cada uno de ustedes con el aliento vivificador de Su poder celestial.

La Casa Universal de Justicia

Table of Contents: Albanian :Arabic :Belarusian :Bulgarian :Chinese_Simplified :Chinese_Traditional :Danish :Dutch :English :French :German :Hungarian :Íslenska :Italian :Japanese :Korean :Latvian :Norwegian :Persian :Polish :Portuguese :Romanian :Russian :Spanish :Swedish :Turkish :Ukrainian :