Announcing: BahaiPrayers.net


More Books by Otros Autores

Arte
Bahá'u'lláh y La Nueva Era
Bahá'u'lláh
Ciudadanía Mundial Ética Global para el Desarrollo Sostenible
Cobrando Impulso - Un Enfoque Coherente del Crecimiento
El Deseo del Mundo 1
El Deseo del Mundo 2
El Deseo del Mundo 3
El Deseo del Mundo 4
El Deseo del Mundo 5
El Modelo de Vida Bahá'í
El Nuevo Jardín
El Servicio
El Trono del Espíritu
Fuego Arrasador - Las Artes Escenicas en los circulos de estudio
Hora Decisiva para Todas las Naciones
La Creación de una nueva mentalidad
La Naturaleza y El Medio Ambiente
Las Artes en la Fe - Fe en las Artes
Los Institutos de Formación y El Crecimiento Sistemático
Oraciones Bahá'ís
Prosperidad Mundial
Selección de Escritos Bahá'ís sobre la Juventud
Free Interfaith Software

Web - Windows - iPhone








Otros Autores : Selección de Escritos Bahá'ís sobre la Juventud
SELECCIÓN DE ESCRITOS BAHÁ'ÍS SOBRE LA JUVENTUD.

Son ellos los que pueden contribuir en forma tan decisiva a la integridad, la pureza y a la fuerza motriz de la vida de la comunidad bahá'í, y de quiénes debe depender la orientación futura de su destino y el desarrollo completo de las potencialidades con las que Dios la ha dotado. (Shoghi Effendi)

LOS JÓVENES DEBEN RESPETAR Y COMPLACER A SUS PADRES

1.- Hemos ordenado a cada hijo servir a su padre. Así hemos decretado este mandamiento en el Libro.

(Bahá'u'lláh. Vida Familiar, nº 1.3)

2.- Reconforta a tu madre y esfuérzate en realizar lo que lleve felicidad a su corazón.

('Abdu'l-Bahá. Vida Familiar nº 3.11)

3.- Si quisieras mostrar amabilidad y consideración hacia tus padres para que ellos se sientan en general complacidos, ello también me complacería a mí, pues los padres deben ser altamente respetados y es esencial que se sientan contentos, a condición de que ellos no te entorpezcan el acceso al Umbral del Omnipotente, ni te impidan recorrer el camino del Reino. En verdad, les corresponde alentarte y estimularte en esa dirección.

('Abdu'l-Bahá, Vida Familiar, nº 3.17)

4.- El hijo... debe demostrar obediencia extrema hacia su padre y conducirse como un humilde y modesto siervo.

Día y noche debe tratar diligentemente de asegurar la comodidad y el bienestar de su amoroso padre y preservar su beneplácito. Debe renunciar a su propio descanso y diversión, y ha de esforzarse constantemente por alegrar los corazones de su padre y de su madre, para que pueda por ello alcanzar el beneplácito del Todopoderoso y sea asistido muníficamente por las huestes del invisible.

('Abdu'l-Bahá, Vida Familiar. nº 3.23)

5.- Bahá'u'lláh ha expresado claramente que el consentimiento de los padres vivientes es un requisito para el casamiento bahá'í. Ello se aplica tanto a los padres bahá'ís como a los no bahá'ís. Esta gran ley fue establecida por Él para fortalecer la trama social, para unir más estrechamente los lazos del hogar, para poner una cierta gratitud y respeto en los corazones de los hijos hacia aquellos quiénes les dieron la vida y enviaron sus almas en el viaje eterno hacia su Creador. Nosotros los bahá'ís debemos comprender que en la sociedad actual está llevándose a cabo el proceso exactamente contrario: a los jóvenes les interesan cada vez menos los deseos de sus padres, el divorcio es considerado un hecho natural, y es obtenido por medio de los más débiles, injustificados y gastados pretextos. Las personas separadas, especialmente si una de ellas tiene la completa custodia de los hijos, son muy proclives a rebajar la importancia e su compañero de matrimonio, quien como uno de los padres, también es responsable por haber traído esos hijos al mundo. Los bahá'ís deben, por medio de una rígida adhesión a las leyes y enseñanzas bahá'ís, combatir estas fuerzas corrosivas que tan rápidamente están destruyendo la vida hogareña y la belleza de las relaciones familiares, y desgarrando la estructura moral de la sociedad.

(De parte del Guardián a la Asamblea Espiritual Nacional de Estados Unidos, con fecha 25 de octubre de 1947. Vida Familiar nº 5.30)

DEBEN ORAR POR SUS PADRES

6.- Es bueno que el siervo de Dios, después de cada oración, suplique a Dios para que Él otorgue su merced y perdón a sus padres. Entonces, la voz de Dios se elevará: '¡Mil veces mil de lo que has pedido para tus padres será tu recompensa!' Bendito es aquel que recuerda a sus padres al comulgar con Dios. En verdad, no hay Dios sino Él, el poderoso, el Bienmandado.

(Selección de Escritos del Báb, pág. 92. Extractos del Bayán persa. VIII, 16)

7.- ¡Oh Señor! En esta la Más Grande Dispensación, Tú aceptas la intercesión de los hijos en nombre de sus padres. Este es uno de los infinitos dones especiales de esta Dispensación. Por tanto, oh Tú bondadoso Señor, acepta la súplica de este tu siervo en el umbral de tu unidad y sumerge a su padre en el océano de tu gracia, porque este hijo se ha levantado a rendirte servicio y se está esforzando, en todo momento, en el sendero de tu amor. ¡Verdaderamente, Tú eres el Donador, el Perdonador y el Bondadoso.

('Abdu'l-Bahá, Vida Familiar, nº 3.18)
DEBEN FORMAR UNA FAMILIA MIENTRAS SON JÓVENES

8.- Es de suma importancia para el hombre formar una familia. Mientras es joven, debido a la juvenil complacencia en sí mismo, él no percibe esa importancia, pero ello será fuente de pesar cuando pasen los años...

('Abdu'l-Bahá, Vida Familiar nº 3.34)

8.a.- Él ha notado la pregunta que usted ha hecho referente al problema del matrimonio y su infrecuencia entre los creyentes en general. Verdaderamente es una cuestión de profundo pesar para él que algunos creyentes jóvenes no le den la debida importancia al tema del matrimonio y parezca, como usted dice, como si en la Causa ha sido desalentada la vida marital. Ciertamente esta es una concepción errónea y, quienquiera que se tome el trabajo de leer cuidadosa e inteligentemente las palabras de Bahá'u'lláh y reflexione sobre sus implicaciones no puede dejar de convencerse de la verdad de que en la Fe Bahá'í el matrimonio, y la vida familiar en particular, no sólo son ambos encomiables sino también constituyen una función social de la más alta y por cierto vital importancia, ya que solamente mediante ellas se perpetúa la raza humana.

Los creyentes bien deberían saber que aunque Bahá'u'lláh no hizo del matrimonio un vínculo obligatorio, no obstante, le ha atribuido tal significado espiritual y social que ningún creyente individual, en circunstancias normales, tiene justificación en ignorarlo. Más aún, en Su Libro de Leyes (el Kitáb-i-Aqdas) Él resalta enfáticamente su importancia y define su propósito esencial, es decir: la procreación de hijos y su educación en la Religión de Dios para que ellos puedan conocerle y adorarle, y para que mencionen y alaben Su nombre.

(Carta de parte del Guardián, de fecha 17 de febrero de 1940, a un creyente, citada en la compilación Resguardando el Matrimonio Bahá'í)

9.- Un verdadero hogar bahá'í es una auténtica fortaleza en la cual la Causa puede confiar cuando programa sus campañas. Si .... y .... se aman mutuamente y desean casarse, Shoghi Effendi no desea que piensen que por hacerlo se estarán privando del privilegio de servir; en verdad, tal unión acrecentará su habilidad para servir. No existe nada más hermoso que los jóvenes bahá'í se casen y formen hogares verdaderamente bahá'ís, del tipo que Bahá'u'lláh desea que sean.

(Carta de parte del Guardián, el 6 de noviembre de 1932. Vida Familiar nº 5.4)

10.- Los jóvenes bahá'ís deberían, por una parte, ser enseñados a autocontrolarse, lo que una vez practicado, indudablemente tiene un efecto saludable sobre el desarrollo del carácter y de la personalidad en general, y por otra parte, deberían ser aconsejados, incluso alentados, a contraer matrimonio cuando todavía son jóvenes y están en plena posesión de su vigor físico. Los factores económicos, sin duda, son a menudo un serio obstáculo para el matrimonio cuando jóvenes, pero, en la mayoría de los casos son sólo una excusa y como tal, no debería dársele demasiada importancia.

(Shoghi Effendi. a un creyente el 13-12-1940. Citada en el Boletín de España, nº 53, junio 1974)

10a.- La Asamblea Espiritual debe siempre preocuparse de que los creyentes de su comunidad profundicen su entendimiento del concepto bahá'í del matrimonio, especialmente los jóvenes, para que el solo pensamiento del divorcio les sea aborrecible.

(Carta de parte de la Casa Universal de Justicia, de fecha 3 de noviembre de 1982. Citada en Resguardando el Matrimonio Bahá'í. nº 41)

DEBEN PREPARARSE PARA EL MUNDO DEL MAÑANA Y TENER UNA VISIÓN CLARA SOBRE ÉL

11.- La condición actual del mundo, su inestabilidad económica, disensiones sociales, insatisfacción en lo político y desconfianza internacional, debería despertar a la juventud de su adormecimiento y llevarles a buscar información sobre lo que va a traer el futuro. Sin duda son ellos quiénes más sufrirán si alguna calamidad azota al mundo. Deberían por ello abrir los ojos a las condiciones existentes, estudiar las fuerzas nocivas que están en juego y después en un esfuerzo concertado levantarse y realizar las reformas necesarias, reformas que contendrán dentro de su campo de aplicación las fases espiritual, además de social y política de la vida humana.

(De una carta fechada el 13 de marzo de 1932, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente, citada en Bahá'í News, núm. 68, noviembre 1932, pág. 3. Bahá'í Youth: A compilation)

12.- La angustia y sufrimiento reinantes en América y Europa deberían despertar a los jóvenes y hacerles comprender la futilidad de concentrar toda su vida en propósitos puramente materiales. Deberían aprender la lección de que las consideraciones espirituales deberían ser los factores dominantes de nuestra vida, de que el propósito que nos guíe debería ser mejorar nuestra vida moral y buscar lo que es eterno y permanente.

Si las diferentes naciones continúan en la dirección equivocada y guiándose por el deseo egoísta del engrandecimiento personal ustedes serán el grupo que sufrirá más. Nuestra política actual tendrá su fruto sólo en el futuro y son los jóvenes del presente quiénes constituirán los hombres y mujeres del futuro.

(De una carta fechada el 2 de noviembre de 1931, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

13.- Es verdaderamente a los jóvenes a quiénes la Causa debería forzosamente ofrecer el mayor atractivo, puesto que es la única que encierra una promesa para su seguridad en el futuro. Sin lo que Bahá'u'lláh ha dado a la humanidad la perspectiva para el futuro del mundo aparecería realmente desesperada, pues las fuerzas malignas de la naturaleza humana parecen haber logrado el dominio y sólo una fuerza espiritual, directamente de Dios, puede permitir al lado bueno de la naturaleza humana asumir de nuevo el dominio en la vida de los hombres.

(De una carta fechada el 15 de junio de 1945, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

14.- Siempre le agrada ver que jóvenes capaces e instruidos abrazan la Causa, porque el mundo del futuro próximo les pertenece y han de recaer necesariamente sobre sus hombros las pesadas responsabilidades de ese futuro. Ellos no pueden encontrar un modelo en base al cual trabajar comparable al que Bahá'u'lláh ha dado al mundo en esta época; sólo la sensatez, la justicia, el perfecto equilibrio de su sistema pueden llevar a cabo el próximo paso adelante en la evolución del hombre -la unificación de la raza humana como una sola familia que habita en este planeta.

(De una carta fechada el 31 de junio de 1945, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

15.- Shoghi Effendi quedó encantado al ver el resultado logrado en el trabajo, que demostró el profundo interés que están mostrando los jóvenes bahá'ís por el progreso de la Fe. El mensaje de Bahá'u'lláh, que contiene la única solución verdadera y duradera para los problemas sociales y espirituales a los que se enfrenta la sociedad en este momento, ha sido confiado a su cuidado. Ellos son quiénes, con un espíritu de completo desprendimiento y consagración, deberían alzar la bandera de la Fe y alistar el apoyo de almas fuertes y dedicadas.

(De una carta fechada el 13 de noviembre de 1931, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

16.- El les apremia a que se decidan a realizar obras realmente grandes por la Fe; la condición del mundo empeora constantemente y su generación debe proveer los santos, héroes, mártires y administradores de los años futuros. ¡Con dedicación y fuerza de voluntad ustedes pueden elevarse a grandes alturas!

(De una carta fechada el 2 de octubre de 1951, escrita en nombre de Shoghi Effendi a la Sesión de Jóvenes de 12 a 15 años en la Escuela Bahá'í de Louhelen, citado en Bahá'í News, núm. 253, marzo 1952, pág. 1. Bahá'í Youth: A compilation)

17.- Seguramente en este período tan crítico de la historia humana en que las instituciones antiguas están empezando a desmoronarse o están siendo considerablemente modificadas, se producen una serie de desajustes o hechos desafortunados; pero tal condición no es permanente. La Causa y sus instituciones tomarán gradualmente su lugar y con su espíritu viril asegurarán la plena obediencia de sus seguidores y de la gente del mundo en general. Así que no tenemos que ser tan pesimistas sobre el futuro, ni tomar demasiado en serio los hechos que ocurren a diario. Los jóvenes que están viviendo entre dos eras, y viendo la destrucción de las viejas instituciones, están, consecuentemente, descartando todo respeto por ellas y, de hecho, están viendo con desprecio a toda persona que todavía aprecie lo antiguo. Por ello, se ve la falta de moralidad entre ellos. Esta condición no sólo es verdad en América y Europa, sino también en Oriente, y me atrevería a decir que más en el Oriente que en Occidente.

A pesar de que la juventud bahá'í debe ser comprensiva con la condición en la que ven a sus amigos no bahá'ís, y no culparles por ella, no deben dejarse llevar por la ola de acontecimientos actuales como ellos. Mientras ellos sólo ven un mundo que se está desmoronando, nosotros también estamos viendo cómo se está construyendo un nuevo mundo. Mientras ellos sienten la destrucción de viejas instituciones a las que habían respetado antes, nosotros estamos viendo el alba de una nueva era con sus normas estrictas y nuevos vínculos sociales. La visión materialista que tienen ellos les muestra la inutilidad de todas las cosas; mientras que nuestra fe en un hombre regenerado y espiritualizado nos hace mirar el futuro y construir pensando en él. Para conseguir que ellos sigan nuestras maneras, debemos ser comprensivos con su situación, pero no seguirlos en las suyas. Debemos situarnos en un plano más alto de vida moral y espiritual y, al mismo tiempo que les mostramos un verdadero ejemplo, urgirles a que suban a nuestro nivel. Los jóvenes deberían leer lo que dijeron Bahá'u'lláh y el Maestro sobre estos asuntos y seguirlos conscientemente. Eso si es que desean ser fieles a las enseñanzas y establecerlas por el mundo.

(A la carta anterior, Shoghi Effendi añadió la siguiente postdata de su propia mano)

Las actividades, las esperanzas y los pensamientos de la juventud bahá'í en América, así como en otras partes del mundo, están muy cerca de mi corazón. Sobre ellos descansa la suprema y desafiante responsabilidad de promover los intereses de la Causa de Dios en los día venideros; coordinar sus actividades en todo el mundo, extender su alcance, salvaguardar su integridad, exaltar sus virtudes, definir su propósito y convertir sus ideales y aspiraciones en logros memorables y duraderos. La tarea de los jóvenes es enorme y al mismo tiempo asombrosa y cautivadora.

Que el espíritu de Bahá'u'lláh les proteja, inspire y sostenga en la consecución de su tarea divinamente designada.

(De una carta escrita del parte del Guardián a un creyente, con fecha 26 de octubre de 1932. Citada en Bahá'í News n. 71, febrero 1933. Bahá'í Youth: A Compilation)

18.- Él siempre se alegra de tener noticias de las crecientes actividades de la juventud bahá'í de vuestra región. Los creyentes jóvenes deben ser seriamente conscientes de su deber bahá'í y su destino en estos días trascendentales; porque sobre sus hombros puede recaer la mayor parte de la labor de construcción del futuro sobre las ruinas, que necesariamente deben ser la consecuencia de la conflagración del mundo actual. Ellos deben considerar su tarea sumamente seria y prepararse para hacerse responsables de ella cada vez más. El Guardián tiene grandes esperanzas depositadas en la juventud bahá'í y está contento de saber que están participando en número cada vez mayor en las escuelas de verano, organizando conferencias y ayudando a cumplir el importante Plan de 7 Años, y el plan del Templo.

(Shoghi Effendi, por medio de su secretaría, el 22 de noviembre de 1932)

19.- Tened plena confianza y perseverad, por grandes que sean los obstáculos a los que tengáis que enfrentaros en el futuro o las decepciones que habréis necesariamente de experimentar. Vuestro trabajo triunfará, sin lugar a dudas." - Shoghi Effendi.

(Posdata a una carta fechada el 3 de agosto de 1935 al Consejo de Juventud de 1935, en la Escuela de Verano de los Estados centrales, Rancho Louhelen)

DEBEN DISTINGUIRSE DE LOS DEMÁS JÓVENES EN TODOS LOS ASPECTOS DE LA VIDA Y DEBEN PREPARARSE PARA ELLO

20.- El corazón de 'Abdu'l-Bahá, en su amor, anhela comprobar que los jóvenes bahá'ís son, todos y cada uno de ellos, conocidos en el mundo entero por sus logros intelectuales. Indiscutiblemente, han de aplicar todos sus esfuerzos, sus energía, su sentido de la dignidad, en la adquisición de las ciencias y artes.

(Selección de los Escritos de 'Abdu'l-Bahá. Citado en Excelencia en Todas las Cosas, nº 2.6. p.18-19)

21.- Espero que mientras estéis estudiando en esta escuela universitaria podáis superar de tal modo a todos los demás estudiantes en las diversas ramas del conocimiento que allí se enseñan que todos ellos testifiquen que los estudiantes bahá'ís tienen una capacidad diferente, les inspira un empeño diferente, están imbuidos de una ambición más noble, están estimulados por motivaciones más elevadas y hacen esfuerzos más amplios y profundos que otros. Si no sobrepasáis a los demás, entonces, ¿qué distinción quedará para vosotros? Por esto, debéis esforzaos para ser superiores a ellos, de modo que todo el mundo pueda dar testimonio de este hecho. Ahora sois como las plantas tiernas que son educadas según el conocimiento y sabiduría del jardinero. De ahora en adelante, debéis procurar embellecer el aspecto moral de vuestra vida. Aconsejáos mutuamente con la mayor consideración, vigilad diariamente vuestras palabras y hechos; así desde el comienzo mismo podéis caracterizaos por ideales divinos.

Los ideales divinos son humildad, sumisión, aniquilación del yo, perfecta evanescencia, caridad y bondad amorosa. Debéis morir al yo y vivir en Dios. Debéis ser compasivos sobremanera, entre vosotros y con todas las personas del mundo. Amad y servid a la humanidad sólo por amor a Dios y por ninguna otra cosa. La base de vuestro amor a la humanidad debe ser la fe espiritual y la promesa divina.

De nuevo: tened muchísimo cuidado de que, no lo quiera Dios, salga una sola palabra contraria a la verdad de vuestras bocas. Una falsedad arroja al hombre de la más elevada posición de honor al más profundo abismo de la desgracia. Estad siempre en guardia contra este enemigo de modo que todo lo que afirméis se corresponda con la realidad. Suplicad siempre y rogad ante la Corte de Majestad y pedid confirmación y ayuda...

(De notas tomadas de charlas dadas por `Abdu'l-Bahá: Star of the West, Vol. IX, nº 8, pág. 98. Lights of Guidance. nº 474)

22.- Debéis convertiros en brillantes candelas de los preceptos morales y de los ideales espirituales, y ser los instrumentos de la iluminación de los demás. Ataviad vuestros cuerpos con el manto de las virtudes. Distinguíos con las características de la gente de moralidad divina. Evitad todas las formas de vicios como evitaríais una víbora venenosa o un leproso. Que el cuerpo de profesores y los estudiantes se conmuevan con la pureza y la santidad de vuestras vidas, para que de este modo os tomen como dechado de dignidad, como ejemplos de noble naturaleza, respetuosos de las leyes morales, manteniendo subordinado al elemento más bajo mediante el espíritu más elevado, los conquistadores del ego y los amos de las saludables, de las vitales fuerzas en todos los caminos de la existencia. Esforzaos siempre por estar a la cabeza de vuestra clase por medio del estudio arduo y el mérito verdadero. Permaneced siempre en estado de oración y apreciad el valor de todas las cosas. Tomad en consideración los elevados ideales y estimulad vuestra fuerza intelectual y constructiva.

Yo espero que a través del favor y la munificencia de la Bendita Belleza y de Su Santidad el Báb, y las inefables bendiciones que consagran este santo Mausoleo, os circunden las confirmaciones del Reino de Abhá, y que podáis caracterizaos con las resplandecientes cualidades y los brillantes atributos de la vida bahá'í. ¡Que vuestra moralidad sea más definida de día en día! ¡Que vuestra fe y certeza crezcan de día en día! ¡Que vuestra atracción hacia el Reino de Abhá se intensifique de día en día! ¡Que vuestros logros en ciencias y artes se vuelvan más universales de día en día! Quizás, Dios mediante, os volveréis perfectos y cabales desde todo punto de vista y seréis los instrumentos del esclarecimiento de Persia.

(Selección citada en Star of The West, Vol. 9, pág. 98-100. Citado en Excelencia en Todas las Cosas. 3.4, pág. 37-40)

23.- Oh amados de 'Abdu'l-Bahá!

La vida del hombre tiene su primavera y está dotada de maravillosa gloria. El período de la juventud está caracterizado por la fuerza y el vigor y se considera la época que más se estima de la vida humana. Así pues, debéis esforzaos día y noche a fin de que, dotados de fuerza celestial, inspirados por brillantes motivos y ayudados por su poder y gracia celestiales y su confirmación, os convirtáis en ornamentos del mundo de la humanidad, distinguidos entre aquellos que están iniciados en el verdadero conocimiento y en el amor de Dios. Debéis distinguios entre los hombres por vuestra santidad y desprendimiento, por vuestra pureza de intención, magnanimidad, determinación, nobleza, tenacidad, por la elevación de vuestras miras y por vuestras cualidades espirituales; con el fin de que os convirtáis en vehículos de exaltación y gloria para la Causa de Dios y el amanecer de Sus dones celestiales; os comportéis de acuerdo con los consejos y exhortaciones de la Bendita Belleza (que mi vida sea ofrecida para Sus amados), y reflejando cualidades y atributos bahá'ís, os distingáis de los demás. 'Abdu'l-Bahá anticipa con entusiasmo que cada uno de vosotros puede llegar a ser como un bravo león que camina por los prados de la perfección humana y como una brisa cargada de perfume soplando sobre las praderas de la virtud.

Que la Gloria de las Glorias esté con vosotros.
(Tabla citada en un Boletín de Canarias)

24.- Las tareas con las que se enfrentará la presente generación de juventud bahá'í y que realmente ya está empezando a afrontar son enormes. No pueden sino esperar verse a sí mismos probados de la forma más severa en los días venideros, probados en cuanto a su fe, firmeza de sus convicciones y su completa adhesión a las leyes de Bahá'u'lláh.

El más caro deseo de Shoghi Effendi y un objetivo de sus oraciones es que ellos se distingan a los ojos de sus compatriotas de manera que se haga evidente cada vez más lo que es un bahá'í y lo que defiende y sostiene. Que maravilloso sería presenciar el momento en que las acciones y palabras de los bahá'ís sean tan bien conocidas que todos exclamen "Ah! Debe ser un bahá'í!. Ellos son así" y que lo digan como un cumplido.

Él espera que los jóvenes que han estado presentes en Louhelen vuelvan a sus respectivas comunidades y enseñen y trabajen allí como nunca. Y asegura a todos y cada uno de vosotros sus más fervientes oraciones por vuestro progreso y éxito en vuestra labor. (Por medio de su secretario).

(Carta a la primera sesión de juventud bahá'í de la Escuela de Verano de los Estados Unidos, de fecha 3 de julio de 1941)

25.- Rechazando el bajo panorama de la mediocridad, que escalen las alturas ascendentes de la excelencia en todo lo que aspiren a hacer. Que resuelvan elevar la misma atmósfera en que se mueven, ya sea en las aulas de las escuelas, o en los salones de las universidades, en su trabajo, su diversión, su actividad bahá'í o servicio social.

(Casa de Justicia la juventud bahá'í del mundo, 8 mayo 1985)

DEBEN EJEMPLIFICAR LA VIDA BAHA'I

26.- El Guardián ha manifestado vehementemente, una y otra vez, la suprema necesidad de que la juventud bahá'í ejemplifique las Enseñanzas, muy particularmente el aspecto moral de las mismas. Si ellos no se distinguen por su elevada conducta, no pueden esperar que los demás jóvenes tomen con seriedad a la Causa.

...a menos que practiquemos las Enseñanzas no podemos esperar de ningún modo que la Fe crezca, pues el propósito fundamental de todas las religiones, incluyendo la muestra, es el de acercar cada vez más al hombre a Dios, y de cambiar su carácter, lo cual es de suma importancia. A menudo se le da demasiado énfasis a los aspectos sociales y económicos de las Enseñanzas; pero cualquier énfasis que se dé al aspecto moral no será excesivo.

(De parte del Guardián a un creyente, con fecha 6 de septiembre de 1946. Citada en la Compilación 'Una vida casta y santa', pág. 29)

27.- Él siente que la juventud, en particular, debería esforzarse con constancia y determinación por ejemplificar la vida bahá'í. En el mundo que nos rodea observamos decadencia moral, promiscuidad, indecencia, vulgaridad, malos modos; los jóvenes bahá'ís deben ser lo opuesto a estas cosas, y por su castidad, su rectitud, su decencia, su consideración y buenos modos, deben atraer a los demás, viejos y jóvenes, a la Fe. El mundo está cansado de palabras; desea ejemplos, y es a los jóvenes bahá'ís a quiénes corresponde darlos.

(De parte del Guardián a la juventud asistente a la Escuela de Verano de Green Acre, Estados Unidos, con fecha 19 de septiembre de 1946. Citada en Excelencia en Todas las Cosas, nº 5.11, pág. 60)

28.- El hecho de que tuvieran un curso sobre 'el carácter bahá'í' le agradó muchísimo ya que él considera que una de las obligaciones de la generación de creyentes que ustedes representan es la de vivir la vida bahá'í. Ustedes deben demostrar, mediante su alta norma de moral, su cortesía, su integridad y nobleza, que nuestra Fe no es una Fe de palabras, sino que verdaderamente cambia el corazón y conducta de sus adherentes.

(De parte del Guardián a la Sesión de Jóvenes de la Escuela de Louhelen, el 19 de septiembre de 1946. Citada en El Modelo de Vida Bahá'í, pág. 73)

29.- Hay tres grandes campos de servicio abiertos a los jóvenes bahá'ís en los que ellos podrán simultáneamente reformar el carácter de la sociedad humana y prepararse para la labor que podrán emprender más adelante en sus vidas.

En primer lugar, está lo que constituye los cimientos de todo cuanto ellos pueden lograr, que es el estudio de la Enseñanzas, espiritualizar sus vidas y formar un carácter de acuerdo con las normas establecidas por Bahá'u'lláh. A medida que las normas morales de las personas que nos rodean se derrumban y decaen, bien sea de las civilizaciones antiguas de muchos siglos en Oriente, de las culturas más recientes del Cristianismo o el Islam, o de las rápidamente cambiantes sociedades tribales del mundo, los bahá'ís deben mantenerse cada vez más firmes como pilares de justicia y clemencia. La vida de un bahá'í se caracterizará por la veracidad y la decencia; caminará rectamente entre sus compañeros, no dependiendo de nadie más que de Dios aunque se sienta unido por lazos de amor y hermandad con toda la humanidad; estará completamente desprendido de las normas de libertinaje, de las teorías decadentes, de los experimentos locos y de la desesperación de la sociedad actual; mirará a su prójimo con cara radiante y amistosa, y será la luz de guía y un abrigo para todos aquellos que quieran imitar la fortaleza de su carácter y la seguridad de su alma.

(Casa Universal de Justicia. A la juventud bahá'í en todos los países. 10-6-1966)

30.-...esforzaos por modelar los aspectos de vuestra conducta según los altos modelos de honestidad, confiabilidad, coraje, lealtad, indulgencia, pureza y espiritualidad establecidos en las Enseñanzas. Y por encima de todo, en vivir en continua conciencia de la presencia y el poder todo conquistador de Bahá'u'lláh, que os capacitará para sobreponeros a cada tentación y superar cada obstáculo.

(Mensaje de la Casa Universal de Justicia a la Conferencia Europea de Juventud de Innsbruck, 4 de julio de 1983)

31.- En cuanto a la castidad, éste es uno de los conceptos más desafiantes para transmitir en esta época tan permisiva, pero los bahá'ís deben hacer un esfuerzo supremo para sostener las normas bahá'ís, no importa cuán difícil parezca al principio, Tales esfuerzos se harían más fáciles si los jóvenes entendieran que las leyes y normas de la Fe son para liberarlos de indecibles dificultades morales y espirituales de la misma forma que una apropiada apreciación de las leyes naturales le permite a uno vivir en armonía con las fuerzas del planeta.

(Carta de parte de la Casa Universal de Justicia a un creyente, el 14 de enero de 1985. Citada en Compilación sobre la castidad del 30-9-88)

31 bis.- Hemos recibido su carta del 19 de junio de 1973 y podemos entender los problemas a los que se enfrenta la juventud bahá'í cuando intenta vivir de acuerdo con las normas de comportamiento bahá'í. Es, quizás, natural que en el entorno desconcertante y amoral en el que está creciendo la juventud bahá'í sienta la necesidad de unas instrucciones específicas sobre qué forma de relaciones íntimas están permitidas y cuáles no. Sin embargo, creemos que sería poco aconsejable para cualquier institución bahá'í emitir instrucciones detalladas sobre esto.

El joven bahá'í debería estudiar las enseñanzas sobre la castidad y, con ellas en mente, tendría que evitar cualquier comportamiento que pueda despertar pasiones que podrían inducirle a violar aquellas. A la hora de decidir qué actos le están permitidos a la luz de estas consideraciones, el joven ha de utilizar su propio juicio, siguiendo la guía de su conciencia y el consejo de sus padres.

Si la juventud bahá'í combina tal pureza personal con una actitud de indulgencia perdonadora hacia los demás, ellos encontrarán que aquellos quiénes les criticaron o incluso ridiculizaron llegarán, con el tiempo, a respetarlos. Ellos estarán, además de esto, poniendo el fundamento firme de su futura felicidad matrimonial.

(Carta de la Casa Universal de Justicia a una Asamblea Espiritual Local, 9 de julio de 1973. Citada en Bahá'í Journal, octubre 1973)

32.- ...Los requisitos actuales de una Fe cuyas responsabilidades aumentan rápidamente en relación a la salida de la oscuridad, imponen a la juventud el deber ineludible de asegurar que sus vidas reflejen, en grado evidente, el poder transformador de la nueva Revelación que han abrazado. Dicho de otra manera, ¿por medio de qué ejemplo han de juzgarse las pretensiones de Bahá'u'lláh? ¿Cómo puede una humanidad escéptica reconocer Su Mensaje sanador si no produce ningún efecto notable sobre los jóvenes, quiénes son considerados como entre los elementos más enérgicos, más amoldables y prometedores de cualquier sociedad?

El oscuro horizonte que enfrenta un mundo que ha fallado en reconocer al Prometido, la Fuente de su salvación, afecta sobremanera la perspectiva de las generaciones menores; su penosa falta de esperanza y su entrega a soluciones desesperadas pero fútiles, y aun peligrosas, hacen una demanda directa a la atención remediadora de la juventud bahá'í que, mediante su conocimiento de esa Fuente y la visión clara con que de este modo han sido dotados, no pueden vacilar en comunicar a sus compañeros jóvenes desesperanzados, la alegría restauradora, la esperanza constructora y las certezas radiantes de la espléndida Revelación de Bahá'u'lláh.

Las palabras, los hechos, las actitudes, la falta de prejuicio, la nobleza del carácter, el alto sentido del servicio a los demás, en breve, aquellas cualidades y acciones que distinguen a un bahá'í, deben caracterizar sin falta su vida interior y su comportamiento exterior, y su trato con amigos y enemigos.

(Casa Universal de Justicia. Mensaje a la juventud del mundo, 8 de mayo de 1985)

DEBEN ESTUDIAR PROFUNDAMENTE LA CAUSA

33.- Los jóvenes y las jóvenes en la Fe deben llegar a ser investigadores profundos y reflexivos de sus enseñanzas, para poder enseñar de una manera que convenza a la gente que todos los problemas que enfrentan tienen un remedio. Ellos deben comprender la Administración para poder administrar sabia y eficientemente los asuntos de creciente envergadura de la Causa, y deben ejemplificar la manera bahá'í de vivir. Todo ello no es fácil, pero al Guardián siempre le estimula comprobar el espíritu que anima a los jóvenes creyentes como usted. Él tiene grandes esperanzas en lo que podrá lograr su generación.

(De una carta de parte del Guardián con fecha 12 de mayo de 1944. Citada en la Compilación El Estudio de los Escritos Bahá'ís. nº 5.49)

34.- Si la generación de jóvenes bahá'ís, en quiénes tiene cifradas grandes esperanzas, se toma el trabajo de estudiar la Causa profunda y consumadamente, de leer sus historia, de encontrar sus principios fundamentales, y si llega a estar tanto bien informada como vigorosa, seguramente podrá realizar grandes cosas.

(De una carta escrita de parte del Guardián a la Asamblea Espiritual Nacional de India, el 26 de abril de 1923. Citada en Compilación sobre El Estudio de los Escritos Bahá'ís, nº 5.2)

35.- Es su fervorosa esperanza y la ardiente súplica de su corazón, que usted profundice cada vez más en su fe, y aumente constantemente su comprensión y apreciación de las enseñanzas, y muestre una sinceridad y perseverancia tales en sus estudios bahá'ís que le permitan gradualmente obtener el completo conocimiento, formación y experiencia necesarios para un servicio activo y efectivo a la Fe en el futuro.

Aunque usted aún es joven, debería prepararse desde ahora, a través de una asociación estrecha con sus compañeros de fe, y mediante una fiel consagración a sus estudios bahá'ís, para aquel día cuando, ya como miembro maduro y responsable de la comunidad, será llamado a participar plenamente en las actividades de la Causa, probándose a sí mismo, de este modo, que es digno de ser miembros de esta Mancomunidad mundial creada por Bahá'u'lláh.

Al Guardián, verdaderamente, le complació la noticia de que usted ya comenzó a leer algunos libros bahá'ís y le recomendaría especialmente que haga un esfuerzo por aprender de memoria ciertos pasajes de los Escritos de Bahá'u'lláh y, en particular, algunas de sus oraciones. Esta disciplina, sin duda, sería una gran ayuda para sus futuros estudios de la Causa y también le serviría considerablemente para profundizar y enriquecer su propia vida espiritual en el presente.

(Carta de parte del Guardián con fecha 10 de abril de 1939. Citada en la Compilación El Estudio de los Escritos Bahá'ís. nº 5.40)

36.- Shoghi Effendi se ha alegrado mucho al saber que el grupo de jóvenes está estudiando la Voluntad y Testamento, ya que este documento es indispensable para una completa comprensión del espíritu, de la misión y de la condición futura de la Causa Bahá'í. Sería conveniente que un amigo competente les explicara algunos de los pasajes.

(Carta escrita de parte del Guardián con fecha 28 de febrero de 1928. Citada en la Compilación sobre El Estudio de los Escritos Bahá'ís, nº 5.4)

37.- Los jóvenes y vehementes trabajadores de la Causa ...ocupan un lugar muy tierno en mi corazón... Recordaré sus esperanzas, sus planes, sus actividades, en mis horas de oración en el Sagrado Santuario. Les pido que estudien profundamente las palabras reveladas por Bahá'u'lláh y las disertaciones de 'Abdu'l-Bahá, y no se atengan demasiado a la representación e interpretación de las Enseñanzas proporcionadas por los conferenciantes y maestros. Quiera el Todopoderoso apoyarles y guiarles en su tarea.

(Carta de Shoghi Effendi fechada el 20 de marzo de 1929. Citada en Compilación sobre El Estudio de los Escritos Bahá'ís nº 4.8)

38.- Ustedes, los niños y jóvenes bahá'ís, tienen por delante tanto grandes privilegios como grandes obligaciones, pues su generación será la que ayudará a construir un mundo nuevo mejor y más hermoso, después que los años tenebrosos de esta guerra hayan pasado. Deberían prepararse para esta gran tarea tratando de captar el verdadero significado de las enseñanzas, y no simplemente por la mera aceptación de algo que se les enseñe. Ellas son como un maravilloso nuevo mundo de pensamientos que recién comienza a ser explorado y, conscientes de que Bahá'u'lláh ha traído enseñanzas y leyes para los próximos mil años, podemos fácilmente darnos cuenta de que cada nueva generación será capaz de encontrar en los escritos mayores significados que los que encontraron las generaciones anteriores.

(De una carta de parte del Guardián con fecha 14 de octubre de 1942. Citada en la Compilación El Estudio de los Escritos Bahá'ís. nº 5.45)

39.- Shoghi Effendi emprendió la traducción de Dawn-Breakers (Los Rompedores del Alba) sólo después de estar convencido que su publicación estimularía a los amigos a mayores sacrificios de sí mismos, y a una mayor determinación a enseñar. De lo contrario, él no hubiera dedicado tanto tiempo a ello.

Leer acerca de la vida y actividades de aquellas almas heroicas no puede dejar de ejercer influencia sobre nuestro modo de vivir y sobre la importancia que asignemos a nuestros servicios a la Causa. Shoghi Effendi, por tanto, espera que los amigos leerán, mejor dicho, estudiarán el libro, y estimularán a los jóvenes a hacer lo propio...

Es además muy importante llevar a cabo clases de estudio para profundizar las enseñanzas. Se hace mucho daño cuando se comienza a enseñar sin estar firmemente fundamentado en la literatura. 'Poco conocimiento es un peligro', se aplica plenamente al trabajo de enseñanza. Los amigos deberían leer los Escritos y poder citar de las tablas al hablar sobre los temas relacionados con la Fe.

(Carta escrita de parte del Guardián con fecha 9 de mayo de 1932. Citada en la Compilación El Estudio de los Escritos Bahá'ís. nº 5.15)

40.- (De propia mano del Guardián se añade): 'Deseo recalcar la necesidad de que os concentréis, en vuestra próxima sesión de verano, sobre un estudio sistemático de la historia de la Fe y sus principios, sobre cómo hablar en público y en una discusión a fondo de una manera formal o informal, sobre los diversos aspectos de la Causa. Considero que estos preparativos son esenciales para una futura campaña de enseñanza en la que la generación joven debe participar, si la propagación de la Causa ha de asegurarse en aquel país. ¡Ojalá tengáis éxito en cumplir esta meta!'.

(Carta escrita de parte de Shoghi Effendi a la Asamblea Espiritual Nacional de Estados Unidos y Canadá, el 2 de noviembre de 1932. Citada en Compilación sobre las Escuelas de Verano)

41.- Encarezco a usted que utilice, en la mayor medida posible, la riqueza del auténtico material reunido en la conmovedora Narración de Nabíl, y que estimule a la juventud para que conozca a fondo y asimile el registro de los hechos que ella contiene, como base de su futuro trabajo en el campo de la enseñanza y como un sustento de su vida y actividades espirituales en el servicio de la Causa.

(Carta del Guardián de fecha 9 de noviembre de 1932. Citada en la compilación El Estudio de los Escritos Bahá'ís)

42.- Shoghi Effendi ha sentido un gran deleite y una inspiración espiritual al trabajar en la traducción de la Narración de Nabil. La vida de quiénes están registrados en ella es tan conmovedora que todo aquel que lea estos relatos inevitablemente será afectado e impulsado a seguir sus pasos de sacrificio en el sendero de la Fe. El Guardián cree, por tanto, que este libro debe ser estudiado por los amigos, especialmente los jóvenes, quiénes necesitan de una inspiración que les ayude a sostenerse en estos días turbulentos.

(Carta escrita de parte del Guardián con fecha 11 de marzo de 1933. Citada en la compilación El Estudio de los Escritos Bahá'ís, nº 5.23)

43.- Le encarezco seriamente que se dedique, al tiempo que realiza sus estudios, tanto tiempo como le sea posible, a estudiar detenidamente la historia y las enseñanzas de nuestra amada Causa. Este es el requisito necesario para una futura carrera llena de éxitos en el servicio a la Fe Bahá'í, con la cual espero y oro que usted se distinga en los días venideros.

(Postdata a una carta fechada el 18 de mayo de 1926, escrita a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

44.- Su fraternal consejo a usted y a todos los leales y ardientes creyentes jóvenes como usted, es que profundicen su conocimiento de la historia y los fundamentos de la Fe, no sólo por medio del estudio cuidadoso y concienzudo, sino, además, a través de una participación activa, de todo corazón y continuada, en todas las actividades, ya sean administrativas o de otra índoles, de su comunidad. La vida bahá'í en comunidad le proporciona un laboratorio indispensable en el que usted puede traducir en vida y acción constructiva, los principios que extraiga de las enseñanzas. Llegando a ser una parte real de ese organismo viviente, usted puede captar el verdadero espíritu con que están compenetradas las enseñanzas bahá'ís. El estudio de los principios, y el esfuerzo por vivir de acuerdo con ellos son, por tanto, los dos medios esenciales para asegurar el desarrollo y progreso de su vida espiritual interior, así como de su existencia exterior. ¡Que Bahá'u'lláh le permita alcanzar esta elevada posición, y que siempre mantenga encendida la antorcha de fe en su corazón.

(Carta de parte del Guardián con fecha 2 de noviembre de 1933. Citada en la Compilación sobre El estudio de los Escritos Bahá'ís, nº 5.27)

45.- El segundo punto que el Guardián desea que ustedes enfaticen y tengan siempre presente, es la necesidad de que cada miembro leal y activo de su comité se concentre plenamente en el estudio y comprensión concienzudos de los principios espirituales y administrativos de la Fe, como un paso imprescindible de la enseñanza activa y fructífera. Primeramente, ustedes deberían pertrecharse con la necesaria medida de conocimiento sobre la Causa y después, y sólo después, tratar de enseñar.

(Carta de parte del Guardián a l Bahá'í Youth Committe, en agosto de 1933. Citada en la Compilación sobre El Estudio de los Escritos Bahá'ís, nº 5.24)

46.- El Guardián siente particular aprecio por el énfasis que su Comité (Nacional de Juventud) ha puesto en el estudio de Pasajes de los Escritos de Bahá'u'lláh que, él cree, debiera ser guía y compañero constante de todo creyente, en especial de quiénes están ocupados activamente en la enseñanza de la Causa.

Es su ferviente esperanza que este libro encienda, en el corazón de todos los amigos, una nueva luz, mediante la cual recibirán una guía más completa y una mayor medida de inspiración en sus labores por la Causa.

(Carta de parte del Guardián, de fecha 28 de enero de 1936. Citada en la Compilación El Estudio de los Escritos Bahá'ís, nº 5.36)

47.- A él particularmente le complace saber que el libro Pasajes sea tan inspirador para los jóvenes bahá'ís, y que estén llevando a cabo un estudio cuidadoso de su contenido, con miras a prepararse para un trabajo apropiado de enseñanza. Su esperanza es que esta obra les permita adquirir un conocimiento más pleno de sus funciones y responsabilidades, y levantarse a dar ejemplo frente a los demás creyentes, no sólo en el campo de la enseñanza, sino, además, en todos los otros campos de las actividades bahá'ís. Él está suplicando fervorosamente a Bahá'u'lláh por ustedes y por el cuerpo entero de la juventud bahá'í a lo largo y a lo ancho de Estados Unidos, y en especial por el Comité Nacional de Juventud, para que les sean otorgados la inspiración, el conocimiento y la guía que les permitan avanzar hacia eficientes y leales servicios.

(Carta de parte del Guardián, con fecha 2 de febrero de 1936, citada en la Compilación sobre El Estudio de los Escritos Bahá'ís, nº 5.37)

48.- El ha observado particularmente con genuina satisfacción, las recomendaciones dadas por el Comité Nacional de Juventud a los integrantes de nuestra juventud bahá'í, con respecto a la realización de un estudio más profundo del Testamento del Maestro, y a la apreciación más atenta de sus múltiples y vastas implicaciones. Él espera que las conferencias regionales de juventud... hayan dedicado todo el tiempo necesario al estudio y consulta de este tema de tanta importancia y que le hayan dado todo el énfasis que merece. Él orará para que los resultados obtenidos sean los que provean a todos los asistentes de una visión clara y más amplia de los deberes, las responsabilidades y obligaciones que serán llamados a cumplir durante el presente año, y un nuevo estímulo para la plena contribución de su parte al éxito y total cumplimiento del Plan de Siete Años.

El Guardián aconsejaría que en sus estudios de la Voluntad y Testamento, los jóvenes hagan uso de la Dispensación, que, indudablemente, les ayudará a comprender las trascendentes implicaciones de aquel sagrado e histórico documento, que él ha descrito como 'La Carta del Nuevo Orden Mundial'.

(Carta departe del Guardián, de fecha 9 de enero de 1939. Citada en la compilación sobre El Estudio de los Escritos Bahá'ís, nº 5.39)

49.- El curso sobre la formación del carácter, cree el Guardián, es de particular importancia y se le debe dar el debido énfasis y estudiarse cuidadosa e íntegramente, sobre todo por los creyentes jóvenes que han asistido a la Escuela. Aquellas normas de conducta bahá'í, que él mismo ha expuesto en su última epístola general "El Advenimiento de la Justicia Divina", y que debe ser el supremo deber de todo creyente leal, consciente intentar promover y mantener, merecen un serio estudio y meditación. Deben constituir el tema principal de los programas de este año en las tres escuelas de verano de los Estados Unidos.

Como el propósito de las escuelas de verano no es solamente impartir el conocimiento de las enseñanzas, sino el de infundir en los corazones de todos los asistentes tal espíritu que les capacite para traducir las ideas de la Causa a hechos cotidianos de una vida espiritual y constructiva, es muy adecuado, pues, que la reunión de este año se consagre principalmente al estudio de la moral bahá'í, no sólo en su aspecto teórico, sino principal y eminentemente en su relación con las necesidades del presente y los requerimientos de la vida de la comunidad bahá'í.

Los principios y métodos afirmados por el Guardián en su "Advenimiento de la Justicia Divina" sobre el tema vital de la ética bahá'í, deben aportar realmente una valiosa inspiración y guía a todos los investigadores y amigos asistentes a las clases de la escuela de verano y así prepararlos para apreciar mejor los privilegios y desempeñar más adecuadamente las responsabilidades de su ciudadanía en el Orden Mundial de Bahá'u'lláh.

(Shoghi Effendi, por medio de su secretaría a una escuela de verano, el 20 de mayo de 1939)

50.- La responsabilidad de los jóvenes creyentes es muy grande, puesto que no solamente deben heredar el trabajo de los bahá'ís mayores y llevar a cabo los asuntos de la Causa en general, sino también, porque el mundo que se perfila ante ellos -tal como lo ha prometido Bahá'u'lláh- será un mundo purificado por sus sufrimientos y dispuesto finalmente a escuchar su divino mensaje; y, consecuentemente, se esperará un elevado carácter de los exponentes de tal religión. Profundizar su conocimiento, perfeccionarse en las normas bahá'ís de virtud y conducta íntegra, tal debieran ser los deberes primordiales de todo joven bahá'í.

(Carta de Shoghi Effendi a la juventud bahá'í de Bombay, con fecha 6 de junio de 1941. Dawn of a New Day, pp.179-180. Citada en la compilación Excelencia en todas las cosas. 5.1)

51.- La Causa necesita más bahá'ís eruditos, personas que no solamente sean dedicados y crean en ella y estén ansiosas por enseñarla a los demás, sino que además tengan una comprensión profunda de las enseñanzas y su significado, y que puedan relacionar sus creencias con el pensamiento corriente y con los problemas de los pueblos del mundo.

La Causa tiene el remedio para todos los males del mundo. El motivo por el cual un número mayor de personas no la aceptan es debido a que los bahá'ís no siempre son capaces de presentarla de una manera que llene las necesidades inmediatas de sus mentes. Los jóvenes bahá'ís como usted, que entienden tan bien el lenguaje de su generación, deben prepararse a llevar el Mensaje que ellos necesitan tan desesperadamente. Él le recomendaría a usted que, entre otros libros, estudie las Disertaciones de 'Abdu'l-Bahá, ya que su método de comunicarse con la mente del público es insuperable.

(De una carta de parte del Guardián con fecha 21 de octubre de 1943. Citada en la Compilación El Estudio de los Escritos Bahá'ís. nº 5.47)

52.- Lo que verdaderamente más necesita la Causa en la actualidad son maestros capaces, sabios, con una base profunda en la Fe. Su esperanza es que usted se equipará para ser uno de ellos.

(De una carta fechada el 5 de febrero de 1947, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

53.- El Guardián espera que, conjuntamente con los otros estudios que usted realice, continúe estudiando las enseñanzas y esforzándose por adquirir un profundo conocimiento de las mismas. La importancia de que los jóvenes bahá'ís se vuelvan más amplios conocedores de todas las facetas de las enseñanza no puede ser debidamente enfatizada, ya que ellos tienen por delante grandes tareas que realizar.

(De una carta de parte del Guardián con fecha 24 de diciembre de 1943. Citada en la Compilación El Estudio de los Escritos Bahá'ís. nº 5.48)

54.- El mundo que se extienda delante de nosotros después de esta guerra va a encontrarse en una situación terrible, y si los creyentes quieren cumplir con su deber y presentar a la humanidad la solución divina, deben prepararse para la gran tarea que tienen frente a sí. Esto concierne en particular a los jóvenes bahá'ís. Los hombres y mujeres jóvenes en la Fe deben ser eruditos muy profundos y considerados, para que puedan enseñar de manera que convenzan a la gente de que todos los problemas con los que se enfrentan tienen una solución. Deben comprender profundamente la Administración, de manera que puedan dirigir de manera sabia y eficiente los asuntos cada vez más amplios de la Fe. Todo esto no es fácil, pero el Guardián está siempre muy animado de ver el espíritu que anima a esos creyentes jóvenes como usted. Él tiene grandes esperanzas en lo que su generación llegará a realizar

(De una carta de parte del Guardián, con fecha 12 de mayo de 1944. Citada en la Compilación El Estudio de los Escritos Bahá'ís, nº 5.49) (Directrices del Guardián nº 141)

55.- El Guardián cree que unos conocimientos firmes de la historia, incluida la historia de las religiones, y también de temas sociales y económicos es de gran ayuda en la enseñanza de la Fe a las personas inteligentes. En cuanto a los temas dentro de la Fe sobre los que deberían concentrarse, cree que los jóvenes bahá'ís deben lograr un dominio de libros tales como "Dios Pasa", "Iqán", "Pasajes de los Escritos de Bahá'u'lláh", "Los Rompedores del Alba", "Respuestas a unas Preguntas" y las Tablas más importantes. Todos los aspectos de la Fe deben ser profundamente estudiados y en Inglaterra se necesita saber más sobre la administración.

(Shoghi Effendi, por medio de su secretaría, el 4 de mayo de 1946)

56.- ¿Y quiénes entre los europeos tienen mayores probabilidad de ser encendidos por el reto y la esperanza del Mensaje de Bahá'u'lláh sino los jóvenes? Ahora se presenta una oportunidad para despertar el interés, incendiar los corazones y alistar el apoyo activo de los jóvenes de cada nación, clase o credo de ese Continente. La clave del éxito en tal esfuerzo está, en primer lugar, en profundizar vuestro entendimiento de las Enseñanzas de la Causa, para que podáis aplicarlas a los problemas de los individuos y de la sociedad, y explicarlas a las personas como vosotros de forma que éstas la entiendan y la acojan...

(Mensaje de la Casa Universal de Justicia a la Conferencia Europea de Juventud de Innsbruck, 4 de julio de 1983)

DEBEN COMPRENDER LA NECESIDAD DE LA ORACIÓN Y DE CULTIVAR EL SENTIDO DE LA ESPIRITUALIDAD

57.- Si pudiéramos percibir la realidad de las cosas, veríamos que la mayor de todas las batallas que se libran en el mundo en la actualidad, es la batalla espiritual. Si los creyentes como usted, jóvenes y vehementes y plenos de vida, desean ganar los laureles de un heroísmo auténtico e inmortal, que libren entonces la batalla espiritual -cualquiera que sea su ocupación en el plano material- lo cual involucra a la misma alma del hombre. La más ardua y la más noble de las tareas en el mundo de hoy es la de ser un verdadero bahá'í; ello requiere la derrota, por nuestra parte, no sólo de los males corrientes que prevalecen en todo el mundo, sino además de la debilidad, del apego al pasado, de los prejuicios y del egoísmo que puedan haber sido heredados o adquiridos dentro de nuestro propio carácter. Proporcionemos a nuestro prójimo un brillante e incorruptible ejemplo.

(Carta en nombre de Shoghi Effendi a un creyente, con fecha 5 de abril de 1942. Citada en Excelencia en todas las cosas, nº 5.3, pág. 53-54)

58.- El problema con el que se ha enfrentado es uno de los que concierne a la juventud de nuestros días y que confunde seriamente a muchos de ellos. El cómo lograr la espiritualidad es verdaderamente una pregunta a la que los hombres y mujeres jóvenes, más pronto o más tarde, deben encontrar una respuesta satisfactoria. Es precisamente porque tal respuesta no ha sido dada, ni encontrada, por lo que la juventud moderna se encuentra descentrada y, en consecuencia, arrebatada por las fuerzas materialistas que tan poderosamente están socavando los cimientos de la moral y la vida espiritual del hombre.

Realmente, la razón principal por la que los males han invadido la sociedad es la falta de espiritualidad. La civilización material de nuestra época ha absorbido la energía y el interés de la humanidad de tal forma que la gente, por lo general, ya no siente la necesidad de separarse por encima de las fuerzas y condiciones de su existencia material cotidiana, pues no hay suficiente demanda para las cosas que podríamos llamar espirituales para distinguirlas de las necesidades y requerimientos de nuestra existencia física.

La crisis universal por la que el hombre se ha visto afectado es, por lo tanto, esencialmente espiritual en sus motivos. El espíritu de la época, en general, es irreligioso. La perspectiva del hombre sobre la vida es demasiado cruda y materialista para permitirle remontarse a un campo más elevado del espíritu.

Es esta condición tan tristemente morbosa en que la sociedad ha caído, la que esta religión intenta perfeccionar y transformar. Porque la esencia de la fe religiosa es aquel sentimiento místico que une al hombre con Dios. Este estado de comunión espiritual se puede crear y mantener por medio de la oración y la meditación, y es por este motivo que Bahá'u'lláh ha recalcado tanto la importancia de la devoción. No es suficiente para un creyente aceptar y cumplir las enseñanzas. Debe además cultivar el sentido de espiritualidad, que puede adquirir principalmente por medio de la oración. La Fe Bahá'í, como todas las demás religiones de Dios es de esta forma fundamentalmente mística en su carácter. Su meta principal es el desarrollo del individuo y de la sociedad por medio de la adquisición de virtudes y poderes espirituales. Es el alma del hombre la que primero debe ser nutrida. Y la oración es el mejor proveedor de esta nutrición. Las leyes e instituciones, de la forma en que Bahá'u'lláh las ha planeado, podrán verdaderamente realizarse cuando nuestra vida espiritual interna se haya perfeccionado y transformado. De otra forma, la religión se degenerará y se convertirá en una mera organización y en algo muerto.

Los creyentes, especialmente los jóvenes, deben pues comprender plenamente la necesidad de la oración. Porque la oración es absolutamente indispensable para el progreso espiritual interno y esto, como ya hemos dicho, es la verdadera base y el propósito de la religión de Dios.

(Shoghi Effendi, por medio de su secretaría, el 8 de diciembre de 1935. Directrices del Guardián, nº 142)

59.- "Los miembros de su grupo han de mantener los niveles más altos de pureza, integridad, desprendimiento y sacrificio, para verse capacitados para desempeñar un papel decisivo en la difusión y consolidación de la Fe. Sobre ustedes se ha depositado una tremenda responsabilidad, y nada inferior a una vida pura, virtuosa, activa y verdaderamente ejemplar puede permitirles cumplir su elevado destino." - Shoghi Effendi.

(Posdata a una carta fechada el 6 de septiembre de 1934, escrita al Consejo de la Juventud, Estados Centrales)(Bahá'í Youth: A Compilation)

60.- Él está de acuerdo en que los peligros afrontados por la juventud moderna están haciéndose cada vez más graves, y demanda una solución inmediata. Pero como nos demuestra claramente la experiencia, el remedio a esta verdaderamente triste y confusa situación no va a encontrarse en la religión tradicional eclesiástica. El dogmatismo de la Iglesia ha sido desechado de una vez por todas. Lo que puede controlar a los jóvenes y salvarlos de los peligros insospechados del estúpido materialismo de esta era es el poder de una Fe sincera, constructiva y viva, como la que ha sido revelada al mundo por Bahá'u'lláh. La religión, como en el pasado, es todavía la única esperanza del mundo, pero ese tipo de religión que los líderes eclesiásticos se esfuerzan vanamente en predicar. Separada de la verdadera religión, la moral pierde su efectividad y deja de guiar y controlar la vida individual y social del hombre. Pero cuando la verdadera religión está unida a una verdadera ética, entonces el progreso moral se convierte en una realidad.

Lo que necesita la juventud moderna es un tipo de ética así fundada en una Fe religiosa pura. Hasta que estas dos estén debidamente combinadas y puestas en ación en su totalidad, no puede haber esperanza alguna para el futuro de la raza.

(De una carta del 17 de abril de 1936, escrita de parte de Shoghi Effendi a un creyente. Citada en Bahá'í News n. 104, diciembre 1936, p.1) (Citada en Directrices del Guardián nº 141)

61.- Lo que más necesita la juventud hoy en día es la formación del carácter. La oración es sólo un factor dentro de esto; deben aprender a vivir según las enseñanzas éticas de la Fe.

(De una carta del 12 de marzo de 1944, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Citada en Bahá'í News nº 198, agosto 1947, pág. 2. Bahá'í Youth: A compilation)

62.- En cuanto a la actitud de resentimiento que los creyentes jóvenes tienden a asumir respecto a ciertos preceptos de la Causa como las oraciones obligatorias; no puede y no debería haber ningún tipo de concesión en estas cuestiones que son ordenadas específicamente por Bahá'u'lláh. Ni deberíamos tener en absoluto sentimiento de culpa al observar tales leyes y preceptos, ni tampoco sobrestimar su valor y significado. Al igual que los amigos no tienen dificultad en reconocer el valor de las oraciones específicas reveladas por Bahá'u'lláh, como las Tablas del Ayuno y de la Curación, también así deberían reconocer que las oraciones obligatorias son por su misma naturaleza de una mayor efectividad y están dotadas con un poder mayor que las no obligatorias y como tales son esenciales."

(De una carta fechada el 4 de enero de 1936, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A Compilation)

63.- Una vez que los jóvenes llegan a convencerse de la existencia del alma, no les debería hacer falta mucho para convencerse de que la preparación material y el progreso material no son suficientes. El alma también necesita preparación y ayuda.

(De una carta fechada el 12 de marzo de 1944, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Citada en Bahá'í News, nº 198, agosto 1947, pág. 12. Bahá'í Youth: A compilation)

64.- Tenga la seguridad de que su riguroso apoyo a las leyes y ordenanzas prescritas por Bahá'u'lláh es el único poder que puede guiarle de modo eficaz y ayudarle a superar las pruebas y dificultades de su vida, estimulando su continuo crecimiento y desarrollo espiritual. El Guardián estima mucho sobre todo el hecho de que usted ha estado observando fielmente el mandato de Bahá'u'lláh en lo que se refiere a la costumbre de decir las oraciones obligatorias diarias, y de este modo ha dado un ejemplo muy loable para sus jóvenes compañeros bahá'ís. Estas oraciones diarias están dotadas de una potencia especial que sólo aquellos que las dicen con regularidad pueden apreciar adecuadamente. Los amigos deberían, por lo tanto, hacer un esfuerzo para utilizar estas oraciones diariamente, no importa cuáles sean las circunstancias o condiciones de su vida particular.

(Carta de parte del Guardián a un creyente, con fecha 23 de febrero de 1939. Citada en La importancia de la oración, la meditación y la actitud devocional, pág. 19)

DEBEN ENSEÑAR LA FE Y LEVANTARSE COMO PIONEROS

65.- Por lo cual, oh vosotros jóvenes iluminados, esforzaos día y noche para descifrar los misterios de la mente y del espíritu, y para entender los secretos del Día de Dios. Informaos acerca de las evidencias del amanecer del Más Grande Nombre. Expresad alabanzas. Alegad argumentos y pruebas convincentes. Guiad a los sedientos hacia la fuente de vida; otorgad verdadera salud a los dolientes. Sed discípulos de Dios; sed médicos dirigidos por Dios y sanad a los enfermos de la humanidad. Acercad a aquellos que han sido excluidos al círculo de los amigos íntimos. Haced que los desesperados sean colmados de esperanza. Despertad a los que duermen; haced atentos a los negligentes.

('Abdu'l-Bahá. Educación Bahá'í, nº 2.71)

66.- Él cree que enseñar la Fe a los jóvenes es de la máxima importancia en estos días, pues ellos no sólo se convertirán en los trabajadores de la Causa en el futuro sino que podrán difundir ampliamente el Mensaje entre su propia generación.

(De una carta en nombre del Guardián, fechada el 12 de marzo de 1944, a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

67.- Realmente es muy importante para la Fe extender las enseñanzas de Bahá'u'lláh entre los jóvenes, pues es a través de sus actividades como la Causa de nuestro amado Maestro se difundirá en el futuro por todo el continente americano. Sobre ellos descansa toda la responsabilidad del progreso del Movimiento; es deber nuestro cultivar sus sentimientos espirituales, e iluminar su corazón con la luz de guía que el Maestro ha vertido sobre nosotros.

(De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a la Asamblea Espiritual Nacional de estados Unidos y Canadá, el 2 de noviembre de 1932. Compilación sobre las Escuelas de Verano. Citada en Bahá'í News, nº 143, mayo 1941, pág, 9)

68.- Es sobre sus hombros que el Maestro ha puesto la enorme tarea de la enseñanza. Ellos son los que habrán de levantarse a proclamar el Reino y de despertar a los pueblos de su sonnolencia. Si dejan de hacerlo, la Causa estará sentenciada al estancamiento.

(De una carta escrita de parte del Guardián a la Asamblea Espiritual Nacional de India, el 26 de abril de 1923. Citada en la Compilación sobre el Estudio de los Escritos Bahá'ís, nº 5.2)

69.- ...Es en bahá'ís jóvenes y activos como tú en los que el Guardián tiene todas sus esperanzas para el futuro progreso y expansión de la Causa y es sobre sus hombros donde él pone la responsabilidad del mantenimiento del espíritu de desprendido servicio entre sus creyentes. Sin ese espíritu, ninguna labor tendrá éxito. Con él el triunfo, aunque sea logrado con dificultades, sin embargo, es inevitable. Debes, por tanto, hacer todo lo posible por mantener viva en ti la llama de la fe, porque por medio de ella encontrarás sin duda guía, fuerza y éxito.

...Cada uno está capacitado, según sus posibilidades, para dar el Mensaje... Todos somos un profesor en potencia. Sólo hace falta usar lo que Dios nos ha dado y de este modo demostrar que somos fieles a su confianza.

(De parte del Guardián a un creyente, el 1 de septiembre de 1933, Citada en la Compilación sobre la Enseñanza, pág. 28)

70.- Que la juventud se fije como meta especial llegar a la juventud no bahá'í a su alrededor y atraerla.

(Carta de la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual Nacional de Alemania, 11 de enero de 1971)

71.- El vasto depósito de energía espiritual, celo e idealismo que se halla en la juventud bahá'í... debe ser dirigido a la proclamación, la enseñanza y la consolidación de la Causa y generosamente gastado en ello.

(Casa Universal de Justicia. mensaje del Naw-Rúz de 1974)

72.- A la juventud bahá'í, que ahora presta servicio ejemplar y devoto en la vanguardia del ejército de la vida, se le debe alentar, aun mientras se equipa para el servicio futuro, a idear y ejecutar sus propios planes de enseñanza entre sus contemporáneos.

(Casa Universal de Justicia. Mensaje del Ridván de 1984)

73.- La obligación de enseñar es una responsabilidad esencialmente de los creyentes jóvenes. Por ello, todo el adiestramiento de ellos debe ser dirigido de manera que haga de ellos profesores competentes. Es por esa misma razón por la que las escuelas de verano bahá'ís, al constituir la mismísima base sobre la que serán establecidas las universidades del futuro, debieran ser ampliamente concurridas por los creyentes jóvenes.

El Guardián rogaría a todos y cada uno de los miembros de vuestro grupo que se haga todo lo posible para estar presente por lo menos en una de las tres escuelas de verano existentes ahora en los Estados Unidos. Y aquellos jóvenes que viajen al extranjero durante los meses de este verano siempre tendrán la posibilidad de asistir a la escuela de verano bahá'í alemana de Esslingen.

(Carta de parte del Guardián a la Asamblea Nacional de Estados Unidos, escrita en 15 de mayo de 1936. Citada en Compilación sobre las Escuelas de Verano Bahá'ís)

74.- Él les aconsejaría, sin embargo, que dediquen algo más de su tiempo a la enseñanza activa entre la gente. Con este fin, él les urge a asistir, de ser posible, a todas las sesiones y reuniones en la Escuela de Verano de Geyserville, de forma que no sólo profundicen sus conocimientos de las enseñanzas, sino también adquieran el necesario entrenamiento para difundirlas entre la gente. La ambición de cada joven bahá'í debiera ser el llegar a ser un profesor bien informado y competente. Para este propósito ha sido establecida la institución de la Escuela de Verano Bahá'í y su importancia recalcada tan firme y repetidamente por el Guardián.

(Carta de parte del Guardián a un creyente, el 21 de junio de 1935. Citada en Compilación sobre las Escuelas de Verano Bahá'í)

75.- En estos días de aflicción mundial, de desilusión y descontento generales, los ojos de todo el mundo bahá'í están dirigidos hacia las actividades que la juventud bahá'í está realizando en varios países con el propósito de apresurar la expansión del Plan Divino. Sus esperanzas para un mundo mejor y más sano se centran principalmente en vosotros que habéis sido llamados a defender, mediante vuestras palabras y acciones, aquellas verdades que por sí solas pueden establecer realmente la unidad y la paz sobre la tierra.

Para lograr esta tarea verdaderamente gigantesca, la juventud bahá'í de todo el mundo debe, no sólo esforzarse en esparcir el conocimiento de las enseñanzas, sino también, y sobre todo, vivirlas tan completamente como las circunstancias lo permitan. Ellos deben atraer a las personas a la Causa no sólo por la exposición de sus principios, sino por la fuerza de su propia vida individual. La juventud bahá'í debe realmente ejemplificar por medio de sus vidas, al mismo tiempo como individuos y como miembros conscientes y activos de la comunidad bahá'í, la pureza, la efectividad y el sublime carácter de su Fe. Ellos pueden enseñar mejor cuando viven de acuerdo con las normas inculcadas por Bahá'u'lláh.

(De su puño y letra)

Que el Espíritu de Bahá'u'lláh os sostenga en vuestros meritorios esfuerzos, amplíe vuestros conocimientos y comprensión de los fundamentos de su Fe y os ayude a promover con eficacia los intereses de sus nacientes instituciones.

(De una carta escrita de parte del Guardián, con fecha 21 de mayo de 1936, dirigida a la juventud bahá'í en una Convención Anual).

76.- El también se alegró mucho de ver que los jóvenes bahá'ís están teniendo reuniones y están haciendo toda clase de esfuerzos para mezclarse con otros jóvenes, por medio de clubes y grupos locales, y llevar así la Fe a su conocimiento."

(De una carta fechada el 23 de octubre de 1945, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A Compilation)

77.- ...los jóvenes bahá'ís, en cada ciudad, deberían lograr el propósito de mantenerse en contacto con actividades juveniles y clubes locales, y esforzarse por dar a conocer sus puntos de vista a tanta gente joven como sea posible, y de todas las maneras que sean posibles. Por sobre todo, deberían ser un elevado ejemplo para ellos. La castidad, la amabilidad, la amistad, la hospitalidad, el alegre optimismo acerca de la futura felicidad final y el futuro bienestar de la humanidad, deberían distinguirlos y ganar para ellos el amor y la admiración de sus jóvenes compañeros. Lo que evidentemente está faltando en a vida moderna es una elevada norma de conducta y un buen carácter; los jóvenes bahá'ís deben hacer gala de ambos, si es que esperan seriamente ganar para la Fe a miembros de su propia generación, tan penosamente desilusionados y tan contaminada con la indiferencia que engendra la guerra.

(De parte del Guardián al Comité Nacional de Juventud de Estados Unidos, el 20 de octubre de 1945. Citada en Excelencia en Todas las Cosas, nº 5.8 pág. 57-58. Citada en Bahá'í News, nº 188, octubre 1946, pág. 4. Bahá'í Youth: A Compilation)

78.- Se sintió muy contento y le llenó de estímulo el trabajo lento pero progresivo que están ustedes realizando entre miembros del profesorado y el cuerpo estudiantil de la Escuela Universitaria Estatal. Ya es hora de que los bahá'ís traten de llegar a los jóvenes inteligentes y preparados del país de quiénes el futuro depende en tan gran medida, especialmente la formidable tarea de aplicar el espíritu y la letra de las enseñanzas bahá'ís a las exigencias del momento, un trabajo para el que pueden ser necesarias generaciones de preparación.

(De una carta fechada el 13 de junio de 1928, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A Compilation)

79.- El trabajo que usted está realizando entre los estudiantes de la Universidad le interesó profundamente y espera que dé grandes frutos. La juventud tiene una mente abierta, está libre de las trabas del prejuicio y dispuesta a aceptar cualquier mensaje que satisfaga sus anhelos espirituales así como sus exigencias intelectuales. El trabajo por lo tanto debería ser tanto intensivo como extensivo. No es suficiente que se dirijan a muchos cuerpos estudiantiles; hay que encontrar personas para coronar ese trabajo, escoger a los que están interesados en saber más y darles una buena formación en las enseñanzas."

(De una carta fechada el 20 de junio de 1931, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A Compilation)

80.-... Es en círculos intelectuales como éste (círculo universitario) donde los creyentes deben esforzarse por enseñar, confiando en que no importa cuán limitadas puedan ser sus capacidades, sin embargo, sus esfuerzos están siendo continuamente guiados y reforzados desde lo alto. Este espíritu de confiada esperanza, de alegre valor y de invencible entusiasmo puede, por sí mismo, no importa los resultados tangibles que produzca, asegurar el éxito final de nuestro esfuerzo en la enseñanza.

(Carta de parte del Guardián a un creyente, escrita el 31 de octubre de 1936. Citada en la Compilación sobre la Enseñanza, pág. 29)

Los estudiantes bahá'ís están ciertamente en una excelente posición para dar a conocer las verdades fundamentales de la Fe a sus compañeros estudiantes y, más aún, es de esperar que los universitarios discutan entre ellos todos los problemas graves de hoy día, y el camino se abre así a los bahá'ís para familiarizar a muchos futuros líderes de la humanidad con la historia, la doctrina y el poder de constructor social que tiene la Fe.

(Carta escrita de parte de la Casa Universal de Justicia a la Asociaición Bahá'í de la Universidad de Edimburgo, el 11 de enero de 1981)

81.- "En cuanto al trabajo de enseñanza en escuelas universitarias y universidades, es algo muy importante, pues los estudiantes en conjunto están mentalmente abiertos y poco influenciados por la tradición. Es muy posible que entren en la Causa si se les presenta bien el tema y se logra satisfacer adecuadamente su intelecto y sentimiento. Esto, no obstante, sólo deberían intentarlo personas que hayan tenido formación universitaria y estén por tanto familiarizadas con la mentalidad de la juventud culta e inteligente..."El movimiento necesita sin duda almas instruidas y devotas que, tanto con sus hechos como con su pluma, promulguen las enseñanzas en todas partes del mundo.

(De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a la Sra. Mable Hyde Paine, 3 de febrero de 1932. Lights of Guidance nº 475)

82.- Al Guardián le complació enterarse del progreso en sus estudios académicos y de sus planes futuros para profundizar y enseñar la Causa. El espíritu que le impulsa y sostiene en el servicio de la Fe es, por cierto, notable y, sin duda, por medio de él usted podrá rendir grandes e imperecederos servicios a la Causa de Bahá'u'lláh. La formación universitaria que está recibiendo actualmente, será una inmensa ayuda para usted en sus esfuerzos para presentar el Mensaje en los círculos intelectuales. En estos días, cuando la gente es tan escéptica en cuanto a la religión, y en los que tanto menosprecian a las organizaciones y movimientos religiosos, existe evidentemente una necesidad mayor de que nuestros jóvenes bahá'ís sean bien preparados intelectualmente, para que puedan presentar el Mensaje de una manera digna y en un tono que convenza a todo observador imparcial de la eficacia y poder de las enseñanzas.

En vista de ello, Shoghi Effendi le recomendaría perseverar en sus estudios y él confía en que, como resultado, usted será plenamente asistido en sus actividades de enseñanza.

(Carta de parte del Guardián con fecha 5 de mayo de 1934. Citada en la Compilación sobre El Estudio de los Escritos Bahá'ís. nº 5.29)

83.- ...La vida académica tiene también sus modas y novedades, aún cuando sean de naturaleza diferente a las modas del hombre de la calle.

Estas modas no son permanentes, forzosamente han de cambiar. Hoy en día la tendencia es un punto de vista materialista de la vida y del mundo. Llegará pronto un día en que se volverá profundamente religioso y espiritual. De hecho, podemos discernir el principio de tal cambio en los escritos de algunas de las almas más eminentes y mentes más liberales. Cuando el péndulo comience su oscilación completa entonces veremos a todos estos hombres eminentes volviéndose de nuevo hacia Dios.

(Carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente, 18 de octubre de 1932: Bahá'í News, nº 80, pág. 5, enero 1934. Lights of Guidance, nº 714 2ª Edición)

84.- El les apremia a todos a que dediquen una atención particular al contacto con minorías raciales. En un país que tiene tal componente de prejuicio contra sus ciudadanos de color como los Estados Unidos, es de la mayor importancia que los bahá'ís, y más especialmente los jóvenes, demuestren activamente nuestra completa carencia de prejuicios y, en realidad, nuestro prejuicio en favor de las minorías. No parece posible llevar adelante con éxito una campaña de enseñanza en África si en nuestras comunidades natales no demostramos en toda su amplitud nuestro amor hacia las personas que proceden de la población africana.

(De una carta fechada el 11 de noviembre de 1951, escrita en nombre de Shoghi Effendi a la Sesión de Jóvenes de 12 a 15 años en la Escuela Bahá'í de Louhelen. Bahá'í Youth: A compilation)

85.- El amado Guardián cree que no se está prestando suficiente atención a la cuestión de contactar con minorías en Estados Unidos. Se podría imprimir un gran ímpetu al trabajo en los países europeos, en ciertas zonas del lejano oriente y en Latinoamérica si los bahá'ís residentes en las grandes urbes y ciudades universitarias hicieran un esfuerzo decidido y suficiente para ofrecer su amistad y hospitalidad a los estudiantes y nativos de aquellos países donde los bahá'ís están esforzándose tanto para establecer la Fe. No sólo tendrían la posibilidad de lograr más creyentes locales sino que podrían también aumentar el número de los miembros de las comunidades en el extranjero, al enviar bahá'ís de regreso desde Estados Unidos. Esto ya ha sucedido varias veces con amigos chinos, japoneses, etc... para gran beneficio de la Causa.

(De una carta fechada el 19 de julio de 1956, escrita en nombre de Shoghi Effendi a la Asamblea Espiritual Nacional de los Bahá'ís de Estados Unidos. Bahá'í Youth: A compilation)

86.- Por supuesto que no deje de perseverar y asociarse amistosamente con otros grupos de jóvenes, en especial de otras razas y minorías nacionales, porque tal asociación demostrará su completa convicción de la unidad de la humanidad y atraerá a otros, tanto jóvenes como mayores a la Fe.

Un espíritu amoroso y libre de prejuicios es lo que abrirá los ojos de la gente más que cualquier tipo de palabra. Combinados con tales obras podrá enseñar la Fe fácilmente.

(Carta de parte del Guardián a un grupo nuevo de bahá'ís, el 18 de junio de 1945. Citada en la Compilación sobre la Enseñanza, pág. 35)

87.- El relato de su trabajo entre los estudiantes extranjeros alegró mucho a Shoghi Effendi. Estos jóvenes no sólo obtendrán una buena impresión de las familias y la hospitalidad americana, sino que la formación espiritual que ustedes intentan darles hará que su educación sea mucho más completa y satisfactoria. Esto aparte del hecho de que en su corazón se han plantado las semillas de las enseñanzas bahá'ís que en su momento germinarán y producirán maravillosos frutos. Todos estos jóvenes cuando regresen a casa llevarán consigo el mensaje y aún en el caso de que no lleguen a ser creyentes confirmados, quedarán como amigos siempre dispuestos a ofrecer algún servicio a los maestros bahá'ís que por alguna circunstancia lleguen a conocer. Shoghi Effendi espera que usted siga adelante con ese trabajo pero al mismo tiempo intente hacer de ellos verdaderos bahá'ís, en espíritu así como en Fe.

(De una carta fechada el 4 de febrero de 1932, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

88.- También deben esforzarse por crear conciencia en los jóvenes bahá'ís en cuanto a la importancia de conocer a personas chinas en la escuela y en el trabajo. Además, deben ser alentados a emprender estudios en el idioma chino y en la cultura china, donde sea posible, y a especializarse en sus respectivas profesiones en aspectos relacionados con China. Se necesitan eruditos y expertos bahá'ís sobre China para ayudar al establecimiento de la Fe en China.

(Carta de la Casa Universal de Justicia a las asambleas espirituales nacionales, de fecha 19 de abril de 1989)

89.- Hay dos puntos principales que el Guardián desea recomendar a la juventud bahá'í para que los recalquen en todas sus conversaciones y escritos y en su tarea de enseñanza en general. El primero es la importantísima realidad de que la humanidad en esta época, por las potencialidades liberadas mediante la Revelación de Bahá'u'lláh, está entrando en la mayor y más significativa etapa de su desarrollo, es decir, la madurez, y que, por lo tanto, los bahá'ís consideran que las convulsiones que hoy día agitan a la sociedad, en todos los campos de la actividad humana, como signos y evidencias de este nuevo desarrollo. Los trastornos sociales de los que somos testigos hoy día, la confusión moral, las transformaciones económicas y morales más veloces y cataclísmicas que la humanidad ha presenciado jamás, señalan todos ellos los dolores del nacimiento de un Nuevo Orden Mundial revelado por Dios para esta época.

Junto a esta enseñanza de la madurez de la humanidad, y como su corolario, viene el principio de la unidad de la humanidad que, como 'Abdu'l-Bahá ha expuesto repetidamente, constituye la marca distintiva de la revelación bahá'í. Las implicaciones de este principio de la unidad de la humanidad son muchas y de largo alcance, y el Guardián cree que la juventud bahá'í debe hacer hincapié sobre ellas en sus conversaciones y actividades, demostrando, tanto con sus palabras como con sus hechos, adhesión leal y de todo corazón a este principio fundamental de la Fe.

Sobre todo, se deben esforzar por liberarse de todos los prejuicios ancestrales, sean éstos de raza, credo o clase, y así atraer mediante los ejemplos de sus vidas a muchos de los que están fuera de la Causa. En un momento en que el prejuicio racial se ha vuelto tan difundido e intenso, debe ser su esfuerzo constante el asociarse y mezclarse con los miembros de todas las razas y, con ello, demostrar a todo el mundo en general, la futilidad, es más, la estupidez de las doctrinas raciales, que tan crecientemente están envenenando las mentes de los individuos, clases y naciones en todas partes del mundo.

Este es el modelo y la norma elevada de pensamiento y conducta que el Guardián espera que los jóvenes bahá'ís guarden fiel y estrictamente. ¡Ojalá que todos y cada uno de ellos se levanten y vivan de acuerdo con sus elevados y nobles ideales.

(Shoghi Effendi, por medio de su secretaría, con fecha 31 de diciembre de 1938 a la juventud bahá'í en una convención anual)

90.- El segundo campo de servicio, que se encuentra íntimamente ligado con el primero, es enseñar la Fe, muy especialmente a sus compañeros jóvenes, entre los cuales están algunas de las mentes más abiertas e investigadoras del mundo. Como aún no han adquirido todas las responsabilidades de una familia o un hogar ya establecido o de un empleo, los jóvenes pueden elegir más fácilmente dónde vivir, estudiar o trabajar. En el mundo entero, la juventud está viajando de un lado a otro, buscando diversiones, educación y experiencias. La juventud bahá'í, que lleva el incomparable tesoro de la Palabra de Dios para este Día, puede convertir esta movilidad en un servicio para la humanidad y puede elegir su lugar de residencia, las regiones de sus viajes y el tipo de trabajo, teniendo en mente la meta de cómo servir mejor a la Fe.

(Casa Universal de Justicia. Mensaje a los jóvenes bahá'ís en todos los países, 10-6-1966)

91.- La mirada del Guardián se dirige hacia la juventud de América de quiénes espera que alcen la Bandera de la Fe a alturas cada vez más gloriosas y elevadas.

Los jóvenes deberían llegar a estar libres de ataduras a todas las cosas del mundo y, llenos del poder dinámico del espíritu santo, levantarse a difundir el Mensaje y hacer más vivo el latir de los corazones.

Las confirmaciones divinas llegarán sin duda a todos y cada uno de los que se levanten para enseñar la Fe y extender las Instituciones Administrativas.

(De una carta fechada el 8 de agosto de 1957, escrita en nombre de Shoghi Effendi al Grupo Juvenil Bahá'í de Denver, Colorado. Bahá'í Youth: A compilation)

92.- Durante los próximos diez años, a continuación de nuestro Año Santo, tan pronto a comenzar, habrá de llevarse a cabo una tremenda cantidad de trabajo de pioneraje bahá'í en todo el mundo. Aunque habrá muchos de los amigos más mayores y experimentados que salgan para servir, él cree que las emocionantes tareas que tenemos por delante en países y climas difíciles son, por excelencia, el tipo de trabajo que pueden hacer los jóvenes.

El, por lo tanto, le apremia a que considere seriamente el tipo de profesión u oficio que pudiera asegurarle un empleo dentro de un área de pioneraje en África, en las islas del Pacífico o en Asia, en el que usted pudiera ganarse la vida al tiempo que sirve también a la Causa. Es un gran desafío, y una gran oportunidad que se le ofrece a su generación, y él aguarda impaciente, con confianza y esperanza, sus futuras hazañas en el servicio a Bahá'u'lláh.

(De una carta fechada el 5 de agosto de 1952, escrita en nombre de Shoghi Effendi a la Primera Sesión para Jóvenes de 12 a 15 años en la Escuela Bahá'í de Louhelen, citada en Bahá'í News, nº 262, diciembre 1952, pág. 9. Bahá'í Youth: A compilation)

93.- Esta Causa, aunque abraza con igual aprecio a gente de todas las edades, tiene un mensaje y una misión especial para los jóvenes de su generación. Esta es su patente para el futuro, su esperanza, su garantía de días mejores que vendrán. Es por esto que el Guardián se siente especialmente feliz de que los jóvenes bahá'ís sean activos en la labor de pioneros. El énfasis que se ponga sobre la importancia de que los jóvenes bahá'ís se capaciten a fondo en cada una de las ramas de la enseñanza no será nunca demasiado, pues tienen grandes labores de enseñanza frente a ellos que llevar a cabo.

(Carta de parte de Guardián a un creyente, de 16 de junio de 1942, citada en Bahá'í News marzo 1943. Directrices del Guardián, nº 144)

94.- Ustedes son los jóvenes bahá'ís que van a crecer durante una de las épocas más conmovedoras de este segundo siglo bahá'í, los diez años de actividad pionera entre el actual Año Santo y el Más Gran Jubileo que marcará el centésimo aniversario de la Declaración de Bahá'u'lláh en Bagdad. Pueden ver ante ustedes los vastos territorios a conquistar para la Fe en la década venidera, y si se deciden a prestarle atención, pueden escoger un lugar al que ustedes quieren ir de pioneros y prepararse para este emocionante servicio.

Desde el Tíbet hasta los Mares del Sur, de África a lugares lejanos de Asia y Europa, hay tierras esperando ser abiertas para la Fe. El orará para que sean algunos de ustedes quiénes presten esta forma de servicio.

(De una carta fechada el 19 de agosto de 1952, escrita en nombre de Shoghi Effendi a la Segunda Sesión para Jóvenes Bahá'ís de 12 a 15 años, Escuela Bahá'í de Louhelen, citada en Bahá'í News, nº 262, diciembre 1952, pág. 9. Bahá'í Youth: A compilation)

95.- Hay varias formas de ser pionero, y todas son perfectamente válidas y de gran ayuda en el trabajo de enseñanza. Está, en primer lugar, el pionero que va a un país en particular, dedica el resto de su vida al servicio de la Fe en aquel lugar y finalmente entrega sus restos a aquella tierra para su descanso. En segundo lugar, está el pionero que va a un puesto, sirve allí valientemente hasta que la comunidad bahá'í nativa está establecida firmemente y entonces se desplaza a nuevos campos de servicio. En tercer lugar están aquellos, por ejemplo los jóvenes entre la conclusión de sus estudios y el comienzo de la profesión elegida, que van como pioneros un período específico limitado.

(Carta de la Casa Universal de Justicia a todas las Asambleas Espirituales Nacionales, 25 de mayo de 1975)

96.- ...una inquietante pregunta surge: ¿Continuaré mi educación, o saldré de pionero ahora? Indudablemente esta misma pregunta está en la mente de todos los jóvenes que desean dedicar su vida al progreso de la Fe. No hay una respuesta aplicable a todas las situaciones; el amado Guardián dio diferentes respuestas a diversos individuos sobre esta cuestión. Cada caso es diferente. Cada uno debe decidir ahora cómo puede servir mejor a la Causa. Al afrontar esta decisión, será útil considerar los siguientes factores:

1.- El bahá'í lo es para toda la vida; éste debería llegar a ser devoto en el progreso de la Causa de Dios, y el talento o facultades que posea los entregará finalmente a esto, olvidando otros objetivos de su vida; en esta situación debería considerar, entre otras cosas, si continuando ahora su educación podrá ser después un pionero más efectivo, o por otra lado, si la urgente necesidad de pioneros, mientras las posibilidades para la enseñanza están todavía abiertas, hace esto preferible a una anticipado incremento de la eficacia. Esta no es una decisión fácil, pues, con frecuencia, el espíritu que impulsa a uno a ofrecerse como pionero es más importante que los logros académicos.

2.- Para algunos la obligación del servicio puede ser un factor para decidir el momento de ofrecer servicios como pionero.

3.- Uno puede tener obligaciones importantes hacia otros, incluyendo los que puedan depender de él para su mantenimiento.

4.- Puede que sea posible combinar un proyecto de pionero con la continuación de su programa de estudios. También puede considerarse la posibilidad de que una experiencia como pionero, aunque se piense que interrumpe el programa formal educativo, llegue a evidenciar beneficios, al paso del tiempo, de que sus estudios sean más tarde recuperados con una visión más madura.

5.- La urgencia de una meta particular para la cual uno es especialmente apropiado para cumplir, y para la que no hay otros ofrecimientos.

6.- El hecho de que la necesidad de pioneros estará con nosotros indudablemente durante muchas generaciones, y, por ello, habrá muchos llamamientos en el futuro para servir como pioneros.

7.- También es aplicable el principio de la consulta. Uno puede sentir la obligación de consultar con otros, tal como sus padres, su asamblea espiritual nacional y comité de pioneros.

8.- Finalmente, teniendo en cuenta el principio de sacrificado servicio y la infalible promesa de Bahá'u'lláh ordenada para aquellos que se levanten para servir a Su Causa, uno debería orar y meditar sobre cuál será su camino de acción. Verdaderamente, muchas veces sucede que la contestación no se encuentra de otra manera.

Aseguramos a la juventud que estamos atentos a las muy importantes decisiones que ellos deben tomar, pues caminan por el sendero del servicio de Bahá'u'lláh. Ofreceremos nuestras ardientes súplicas en el Sagrado Umbral para que todos sean divinamente guiados y atraigan las bendiciones del Todo Misericordioso.

Con el más profundo amor bahá'í.

(Casa Universal de Justicia. Mensaje a la juventud bahá'í de todos los países, de octubre 1968)

96. A. En determinadas circunstancias, por mucho que un joven desee responder a una llamada para un servicio bahá'í de un tipo concreto, es posible que no pueda hacerlo porque se encuentre inmerso en una formación académica importante que ni puede ni debe ser aplazada, porque dependa de unos padres que no pueden permitirse ayudarle materialmente tanto para sacar tiempo para dedicarse al año de servicio como para volver a sus actividades académicas posteriormente, o es posible que haya otros obstáculos. Además, hay otras circunstancias en las cuales un joven puede encontrarse con que el aplazar su formación académica durante un tiempo, es más capaz de decidir exactamente qué hacer con su vida si durante este tiempo él puede hacer alguna aportación útil a la Fe o a la sociedad. Hay numerosos ejemplos de este tipo de circunstancias entre jóvenes bahá'ís que han descubierto que, al dedicarse a las actividades del año de servicio, han podido no solamente hacer aportaciones valiosas a la enseñanza de la Fe o a proyectos de desarrollo, sino que también han podido decidirse sobre el trabajo que van a realizar en su vida . También hay muchos jóvenes que prefieren completar su formación antes de ofrecer servicios especiales a la Fe, y esto es totalmente correcto.

(Carta de parte de la Casa Universal de Justicia a un creyente de España, de fecha 28 de octubre de 1992)

97.- La experiencia ha demostrado que los jóvenes pueden dar servicios valiosos en muchas actividades de la comunidad y, especialmente, llevar el Mensaje a los miembros de su propia generación. Quiénes están en escuelas y universidades tienen muchas oportunidades de enseñar a sus compañeros y a los docentes, y muchos pueden ser especialmente eficaces asistiendo a una escuela o universidad en una meta de pionería.

(Explicación de ciertas metas del Plan de Siete Años, enviada por la Casa Universal de Justicia en el Naw-Rúz de 1979)

98.- Él está muy contento de ver que la juventud bahá'í de las Islas Británicas está ahora organizada y trabajando con entusiasmo para esparcir la Fe allí. Piensa que ellos tienen un importante y gran papel que jugar durante los próximos años tan escasos, en el cumplimiento de los objetivos del Plan de 6 Años.

Los jóvenes, siendo la mayoría más libres que los creyentes adultos, están en situación de levantarse y trasladarse a nuevas ciudades como residentes. Un gran número de pioneros en América, que dejaron su ciudad natal, y en muchos casos su propio país, para cumplir el Plan de 7 Años, eran jóvenes que no eran lo suficientemente mayores como para poder ser elegidos para las asambleas espirituales locales a las que ellos habían ayudado a establecer.

(Carta al Comité Nacional de Juventud de las Islas Británicas, de fecha 7 de junio de 1946)

99.- Esperamos sinceramente que la juventud bahá'í se colocará a la vanguardia de los voluntarios que se levantarán por amor a Dios y que, por medio de su fuerza impeledora, su capacidad para soportar condiciones inhóspitas y arduas, y su contentamiento con las mínimas necesidades de la vida, darán un ejemplo inspirador a los pueblos y las comunidades que tratan de servir, que ejercerán una influencia perdurable sobre las vidas personales de ellos, y que promoverán con distinción los intereses vitales de la Causa de Dios en esta etapa crucial del desenvolvimiento del Plan.

(Carta de la Casa Universal de Justicia de mayo de 1975. Publicada en el Boletín de Información Bahá'í de España, de junio 1975)

100.- Un desafío concreto para la juventud bahá'í en Europa lo constituye la amplia mitad oriental del Continente, que apenas todavía está tocada por la luz de la Fe de Bahá'u'lláh. No es fácil establecerse en esas tierras, pero con habilidad, determinación y confianza en las confirmaciones de Bahá'u'lláh, sin duda, no sólo es posible establecerse allí, sino también perseverar en el servicio en metas que exigen un espíritu de autosacrificio, desprendimiento y pureza de corazón dignos de los que emularían el brillante ejemplo demostrado por los mártires de Irán -tantos jóvenes como hay entre ellos-, y que han entregado sus vidas antes que susurrar una sola palabra de traición al fideicomiso a ellos encomendado.

(Mensaje a la Conferencia Europea de Juventud de Innsbruck, de fecha 4 de julio de 1983)

101.- Que se dediquen, los jóvenes y los ancianos, los hombres y las mujeres por igual, y salgan y se establezcan en nuevos distritos, que viajen y enseñen a pesar de la falta de experiencia, y estén seguros de que Bahá'u'lláh ha prometido asistir a todos quiénes se levanten en su Nombre. Su fortaleza los sustentará, la debilidad de ellos no tiene importancia.

(De parte del Guardián a la Asamblea Espiritual Nacional de India, con fecha 21 de junio de 1941. Citado en El Poder de la Asistencia Divina. nº 5.7)

102.- Referente a lo expresado por el Guardián respecto a que el pionerismo está condicionado al consentimiento de los padres, y que sería necesario que ellos estén de acuerdo, usted ha preguntado si esta regla se aplica por igual a los jóvenes quiénes han llegado a la mayoría de edad y quiénes no. La respuesta del Guardián es que esta regla se aplica solamente a aquellos que todavía no han alcanzado la mayoría de edad.

(De parte del Guardián a la Asamblea Espiritual Nacional de Irán. 18 de enero de 1943. Vida Familiar nº 5.21)

103.- El ejército de maestros viajeros debe ser reforzado y los amigos, especialmente la juventud bahá'í, están llamados a considerar seriamente cuánto tiempo pueden ofrecer a la Fe... Las visitas de enseñanza de breve o largo plazo...el desempeño de tales tareas que librarían a otros amigos para el trabajo de enseñanza, son todos medios para aumentar el vigor, al unísono, de aquel surgimiento final que llevará el Plan a la victoria.

(Mensaje del Ridván de 1971 a todos los bahá'ís del mundo)

104.- Es nuestra esperanza que la juventud asumirá un papel preponderante en el programa internacional de viajes de enseñanza que se está lanzando ahora, dedicando tiempo durante sus vacaciones, y especialmente durante la vacación larga de final del año académico, a la promoción del trabajo de enseñanza en todos los aspectos, no sólo dentro de sus propias comunidades nacionales, sino en lugares más lejanos. Puede que algunos jóvenes tengan recursos financieros propios y que otros tengan la posibilidad y disposición de trabajar y ahorrar los fondos necesarios para tales proyectos, y aún otros que tengan el respaldo financiero de sus padres, pariente o amigos. En otros casos, quizás los fondos bahá'ís puedan completar cualquier recurso que el posible maestro viajero pueda proveer él mismo.

La condición que poseen los jóvenes de poder soportar condiciones arduas, su vitalidad y vigor, y su habilidad en adaptarse a situaciones locales y hacer frente a nuevos desafíos, e impartir su calor y entusiasmo a las personas que visitan -todo esto unido a la norma de conducta ejemplificada por la juventud bahá'í- hace de ellos instrumentos poderosos para la ejecución de los proyectos contemplados. De hecho, a través de estas cualidades distintivas pueden llegar a ser la vanguardia de cualquier empresa, la fuerza motriz de cualquier proyecto en el que participen, ya sea local o nacional. Nuestros ojos esperanzados están puestos en la juventud bahá'í.

(Mensaje de la Casa Universal de Justicia del 25 de mayo de 1975, explicando las metas del Plan de 5 Años)

105.- Durante las vacaciones, los jóvenes, a menudo, pueden prestar servicios sobresalientes como maestros viajeros. El viajar en equipos ha sido muy útil.

(Explicación de ciertas metas del Plan de Siete Años, enviada por la Casa Universal de Justicia en el Naw-Rúz de 1979)

106.- ...Un aspecto sobresaliente de este período del Plan de Siete Años ha sido la impresionante proclamación dada tras las persecuciones continuas habidas en Irán; un nuevo interés por sus Enseñanzas se ha despertado a gran escala. Al mismo tiempo, más y más personas de todos los niveles sociales buscan con frenesí su verdadera identidad, es decir -aunque no lo confesarían tan abiertamente-, el significado espiritual de sus vidas; destacados de entre estos están los jóvenes. El saber esto no sólo abre fructíferas avenidas a la iniciativa bahá'í, sino que también apunta a una responsabilidad particular de los jóvenes bahá'ís: enseñar la Causa y llevar la vida de manera tal como para dar expresión vívida a aquellas virtudes que satisfagan el anhelo espiritual de sus iguales.

(Casa Universal de Justicia. Mensaje a la Juventud bahá'í del mundo, 3 de enero de 1984)

107.- Que todos ustedes perseveren en sus esfuerzos individuales por enseñar la Fe, pero con mayor deleite; por estudiar las Escrituras, pero con mayor seriedad. Que prosigan su educación y adiestramiento en aras de futuros servicios a la humanidad, ofreciendo su tiempo libre, tanto como sea posible, para actividades relacionadas con la Causa. Que quiénes entre ustedes están ya empeñados en un trabajo permanente y quiénes ya han fundado una familia, se esfuercen por llegar a ser la personificación viva de los ideales bahá'ís, lo mismo en el desarrollo espiritual de su familia, como en su participación activa dentro del frente interno o en el campo de la pionería en el extranjero. Que todos respondan a las exigencias actuales que recaen sobre la Fe, demostrando una nueva medida de dedicación a las tareas presentes.

Prosiguiendo con el tema de estas aspiraciones, existe la necesidad de un gran despliegue de actividades de enseñanza que refleje regularidad en las formas de servicio prestado por los jóvenes bahá'ís. El natural impulso de la juventud a moverse de un lugar a otro, combinado con su abundante celo, indica que ustedes pueden llegar a involucrarse como maestros viajeros más deliberadamente, y en mayor número de estas actividades. Una forma de esta movilización se traduciría en proyectos de corta duración, llevados a cabo en suelo natal o en otros países, y dedicados tanto a la enseñanza de la Fe como a mejorar las condiciones de vida de las gentes. Otra forma consistiría en que, cuando todavía haya juventud y no exista el peso de las responsabilidades familiares, se preste atención a la idea de ofrecer un período fijo -digamos uno o dos años- para algún cometido bahá'í, sea en el frente interno o en el extranjero, sea en el campo de la enseñanza o en programas de desarrollo. Si tales formas de servicio regular fueran secundadas por generaciones sucesivas de jóvenes, esto acrecentaría la fuerza y estabilidad de la comunidad. Sin embargo, cualesquiera que fueran las modalidades de servicio, debe entenderse que la juventud se halla plenamente comprometida, en todo momento, en todo lugar y bajo todas las condiciones.

(Mensaje a la juventud bahá'í del mundo, del 3 de enero de 1984)

108.- Un conjunto vibrante de jóvenes bahá'ís del continente europeo, entregados a la promoción de la Causa de Bahá'u'lláh y al cumplimiento de Sus leyes y principios, con la determinación de trabajar en armonía y unidad con sus compañeros creyentes de todas las edades y clases, puede revolucionar el progreso de la Causa. Con un rápido incremento del tamaño de las comunidades bahá'ís europeas, los creyentes de ese Continente, cuna de la civilización occidental, serán los mejor capacitados para servir de fuente de pioneros, profesores viajeros y ayuda económica para las comunidades bahá'ís del Tercer Mundo.

(Mensaje de la Casa Universal de Justicia a la Conferencia Europea de Juventud de Innsbruck, 4 de julio de 1983)

LA EDUCACIÓN Y LOS ESTUDIOS UNIVERSITARIOS DE LOS JÓVENES

109.- La educación de la juventud es indudablemente de suprema importancia, ya que es útil para profundizar su entendimiento de la Causa y canalizar sus energía por cauces más provechosos.

(De parte del Guardián a los miembros del Comité para la Enseñanza e Instrucción de los Niños, del 20 de abril de 1933. Educación Bahá'í nº 3.15)

110.- Shoghi Effendi desea particularmente que usted dedique atención a la educación de sus muchachos, para que se vuelvan sinceros, leales y activos bahá'ís. Hacia la juventud es donde debemos dirigirnos solicitando ayuda, y por lo tanto, es la sagrada obligación de los padres proveer a sus hijos de una acabada instrucción bahá'í.

(De parte del Guardián a un creyente, con fecha 31 de mayo de 1933, Educación Bahá'í nº 3.16)

111.- Siendo bahá'í usted sin duda es consciente de que Bahá'u'lláh consideraba la educación como uno de los factores más fundamentales de una verdadera civilización. Esta educación, sin embargo, para que sea adecuada y fructífera debería ser global en su naturaleza y debería tomar en consideración no sólo el lado físico e intelectual del hombre sino también sus aspectos espirituales y éticos. Este debería ser el programa de los jóvenes bahá'ís en todas partes del mundo.

(De una carta fechada el 9 de julio de 1931, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

112.- La profesión de su sobrina, formando y educando a los niños, es una profesión que le recompensará abundantemente pues ella está ayudando al desarrollo del carácter de los jóvenes de hoy día, quiénes se convertirán en los que guiarán a la humanidad el día de mañana. Si fuera posible guiarles tanto material como espiritualmente, esto sería una gran victoria, ya que después de que el mundo atraviese esta época de arduo y doloroso empeño, predominarán los valores espirituales, y aquellos jóvenes que se hayan beneficiado de una educación tanto material como espiritual serán los verdaderos líderes de la sociedad.

(De una carta fechada el 22 de mayo de 1955, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

113.- Por lo tanto, los amados de Dios, sean jóvenes o ancianos, hombres o mujeres, cada uno de acuerdo con su capacidad, deben esforzarse en adquirir las variadas ramas del saber e incrementar su entendimiento acerca de los misterios de los Libros Sagrados y su habilidad para presentar las pruebas y evidencias divinas...Que los amados de Dios, ya sean jóvenes o ancianos, varones o mujeres, cada uno de acuerdo con sus potencialidades, se afanen y no escatimen esfuerzos en la adquisición de las diversas ramas actuales, tanto del saber espiritual como del secular, y de las artes. Cuando se congreguen en las reuniones, que su conversación se limite a temas ilustrados y a la información sobre el conocimiento y las ciencias actuales.

Si hacen esto, inundarán al mundo con la Luz Manifiesta y transformarán esta tierra polvorienta en jardines del Reino de Gloria.

('Abdu'l-Bahá. Educación Bahá'í, nº 2.1)

114.- La formación universitaria que está recibiendo actualmente, será una inmensa ayuda para usted en sus esfuerzos para presentar el Mensaje en los círculos intelectuales. En estos días, cuando la gente es tan escéptica en cuanto a la religión, y en los que tanto menosprecian a las organizaciones y movimientos religiosos, existe evidentemente una necesidad mayor de que nuestros jóvenes bahá'ís sean bien preparados intelectualmente, para que puedan presentar el Mensaje de una manera digna y en un tono que convenza a todo observador imparcial de la eficacia y poder de las enseñanzas.

En vista de ello, Shoghi Effendi le recomendaría perseverar en sus estudios y él confía en que, como resultado, usted será plenamente asistido en sus actividades de enseñanza.

(Carta de parte del Guardián con fecha 5 de mayo de 1934. Citada en la Compilación sobre El Estudio de los Escritos Bahá'ís. nº 5.29)

115.- Tan importante como su desarrollo espiritual, es para los jóvenes y las jóvenes bahá'ís, educarse apropiadamente en colegios de elevada reputación. Tanto la parte mental de los jóvenes como la espiritual, debe desarrollarse antes de que ellos puedan servir a la Causa eficientemente.

(De parte del Guardián a un creyente, con fecha 28 de noviembre de 1926. Educación Bahá'í nº 3.10)

116.- El futuro de esta Causa, tan querida para todos nosotros, depende de la energía y devoción de la generación que ahora está surgiendo. Son ustedes quiénes dentro de poco serán llamados a cargar con sus responsabilidades y emprender la tarea de su extensión. Para hacerlo, sin embargo, deberían estar bien equipados. Deberían tener el aspecto intelectual así como el espiritual igualmente desarrollados.

(De una carta fechada el 28 de diciembre de 1925, escrita en nombre de Shoghi Effendi a la juventud de Baltimore. Bahá'í Youth: A compilation)

117.- El tercer campo de servicio es la preparación de la juventud para los años venideros. Es la obligación de cada bahá'í educar a sus hijos; así mismo es el deber de los hijos adquirir conocimiento de las artes y ciencias y de aprender un oficio o profesión, por medio del cual puedan ellos, a su vez, ganarse la vida y mantener sus propias familias. Esto, para un jóvenes bahá'í es en sí mismo un servicio a Dios, un servicio que además se puede combinar con la enseñanza de la Fe y, a menudo, con el servicio de pionero. La comunidad bahá'í necesitará hombres y mujeres de mucha habilidad y muy competentes, puesto que, a medida que va creciendo, la esfera de sus actividades en la vida de la sociedad aumentará y será cada vez más diferente. La juventud bahá'í debe considerar, por tanto, cuáles son los mejores medios para utilizar y desarrollar sus talentos naturales en el servicio a la humanidad y a la Causa de Dios, ya sea como campesinos, maestros, médicos, artesanos, músicos, o cualesquiera de las numerosas formas de subsistencia que están a su alcance.

Estudiando en la escuela o en la universidad, la juventud bahá'í se verá a menudo en una posición inexplicable y ligeramente desconcertante de tener un discernimiento más profundo sobre un asunto que sus profesores. Las enseñanzas de Bahá'u'lláh arrojan su luz sobre tantos aspectos de la vida humana y del conocimiento, que el bahá'í deberá aprender a sopesar la información que le es dada antes de aceptarla ciegamente. El bahá'í tiene la ventaja de tener la Revelación Divina para esta era, que brilla como un reflector sobre todos los problemas que desconciertan a los pensadores modernos; él debe, por tanto, desarrollar la habilidad de aprender todo cuanto pueda de aquellos que le rodean, mostrando la debida humildad ante los maestros, pero siempre relacionando todo lo que oye con las enseñanzas bahá'ís, pues éstas le permitirán discernir el oro de la escoria del error humano.

(Casa Universal de Justicia. A la juventud bahá'í en todos los países. 10-6-1966)

118.- Habíamos tenido noticia a través de diversos canales de la manera tan maravillosa en que sus hijos han llegado a hablar de la Causa en público. Es la esperanza de Shoghi Effendi que lleguen los tres a ser capaces y dedicados oradores en temas de la Causa y relacionados con ella. Para poder hacer bien esto necesitarán una base firme de formación científica y literaria que afortunadamente están obteniendo. (...)

(De una carta fechada el 28 de noviembre de 1926, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

119.- El la leyó detenidamente y con gran interés y me encargó que le diera las gracias en su nombre y le expresara sus más fervientes esperanzas de que usted prosiga con permanente entusiasmo sus estudios académicos.

(De una carta fechada el 9 de julio de 1931, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

120.- Se alegró mucho de saber que está usted bien y contento y que tiene esperanzas de entrar en Harvard. El espera de todo corazón que tenga una carrera próspera y satisfactoria en Harvard y se licencie con brillantez. Estoy seguro de que entonces usted deseará dedicar gran parte de sus esfuerzos al servicio de una Causa tan cercana y tan querida para sus padres. Es un gran privilegio poder prepararse para la vida teniendo en mente una meta tan noble, y esto demostrará ser una fuente constante de inspiración para la mente con aspiraciones.

(De una carta fechada el 18 de mayo de 1926, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

121.- Con relación al consejo que usted solicitó de él respecto a los estudios en que usted debería especializarse con vistas a la enseñanza en el futuro: él le sugeriría o bien Historia, o Economía o Sociología, pues éstos son campos que no sólo son de gran interés para los bahá'ís sino que además abarcan temas sobre los que nuestras enseñanzas aportan una visión totalmente nueva. Sus conocimientos serían de utilidad para la Causa al enseñarla en el futuro y usted podría quizá además introducir las ideas bahá'ís en sus clases como educador.

(De una carta fechada el 13 de marzo de 1944, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

122.- El Guardián ha aconsejado siempre a los jóvenes que estudien profundamente asignaturas como la Historia, la Economía y la Sociología ya que todas ellas están relacionadas con las enseñanzas y ayudan a entender la Fe.

(De una carta fechada el 12 de marzo de 1944, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

123.- En lo que respecta a su futuro: su parecer es que si usted se especializa en ciencias sociales esto también le sería de ayuda al enseñar la Causa y además le sugeriría que, si es factible al decidir en qué lugar estudiar o establecerse permanentemente, usted podría rendir un gran servicio a la Causa, yendo a algún lugar donde haya una asamblea débil o sólo un grupo y ayudando a desarrollar la Fe allí.

(De una carta fechada el 24 de junio de 1947, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

124.- El comprende muy bien la situación a la que usted se enfrenta. Pero sin duda hay millones de jóvenes preparados por todo el mundo que están enfrentándose a la misma cuestión, jóvenes que tienen que continuar estudiando sólo porque no tienen a su disposición ningún medio de empezar a trabajar en una profesión.

Pero estos podrían considerarse los afortunados de su generación, pues tienen al menos un medio seguro de subsistencia y pueden permitirse estudiar en escuelas universitarias y desarrollarse en preparación para mejores tiempos. A los que hay que compadecer es a quiénes tienen que quedarse sentados en los parques y lugares públicos esperando un trabajo. y cuyo espíritu la inactividad mata realmente.

De cualquier modo, Shoghi Effendi cree que usted se debería sentir agradecido a Dios por su situación, aún siendo como es. Al desarrollarse la Causa irá necesitando cada vez más personas que estén realmente versadas en su respectiva rama del saber, y que sepan interpretar las enseñanzas acomodándose a cada circunstancia. Usted, por tanto, se estará preparando para una forma más elevada de servicio si emplea este ocio obligado para adentrarse más profundamente en sus ramas de estudio. El Guardián cree que sería maravilloso si, después de obtener la titulación de Master usted continuara trabajando para lograr el doctorado. Al mismo tiempo usted estará en círculos universitarios, asociándose con estudiantes y por lo tanto podrá difundir las enseñanzas entre ellos. Es muy importante que el movimiento entre en las universidades y comience a adquirir el apoyo de cuerpos estudiantiles. Nadie puede acometer esta tarea mejor que un estudiante bahá'í como usted."

(De una carta fechada el 25 de febrero de 1933, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

125.- Durante años, Shoghi Effendi viene instando a los bahá'ís (a quiénes han buscado su consejo y también en general) a que estudien la historia, la economía, la sociología, etc., para poder estar al corriente de todos los movimientos progresistas y de todos los pensamientos que se presentan hoy en día, y también para poder relacionarlos con las enseñanzas bahá'ís. Lo que él desea que los bahá'ís hagan es estudiar más, no que estudien menos. Cuanto más conocimiento de tipo general, científico y de otra clase, posean, mejor. Igualmente, él está constantemente apremiándoles para que estudien, en realidad, las enseñanzas bahá'ís más profundamente. Las enseñanzas de Bahá'u'lláh pueden compararse a una esfera; existen puntos que están distantes como dos polos, y entre uno y otro se hallan los pensamientos y doctrinas que los unen. Creemos en el equilibrio en todas las cosas; creemos en la moderación en todas las cosas -no debemos ser ni demasiado emotivos, ni cortantes y secos y faltos de sentimiento, no debemos ser tan liberales como para dejar de preservar el carácter y la unidad de nuestro sistema bahá'í, ni fanáticos y dogmáticos...

(De parte del Guardián, con fecha 5 de julio de 1947. Citada en la Compilación El Estudio de los Escritos Bahá'ís, nº 5.58) (Citada en Campus Association Newsletter. Canadá, Febrero 1989, pág. 10)

126.- Con respecto a la pregunta referente a sus estudios: ya que este es un asunto absolutamente personal que concierne a su propio futuro, el Guardián siente que usted mismo debería decidirlo, en consulta con sus padres. Él le recomienda encarecidamente, no obstante, que dedique todo el tiempo que le sea posible al estudio y difusión de las enseñanzas bahá'ís, cualesquiera que pueda ser sus otras ocupaciones.

(De una carta de parte del Guardián con fecha 26 de mayo de 1943. Citada en la Compilación El Estudio de los Escritos Bahá'ís. nº 5.46)

127.- Al decidir qué camino de formación escoger, la juventud puede pensar en adquirir aquellas técnicas y profesiones que serán de utilidad en la educación, desarrollo rural y agricultura, economía, tecnología, salud, radio y muchas otras áreas del saber que se necesitan con tanta urgencia en los países en vías de desarrollo. También podéis dedicar tiempo durante el curso de vuestros estudios, u otras actividades, para emplearlo en viajes de enseñanza o proyectos de servicio en el Tercer Mundo.

(Mensaje de la Casa Universal de Justicia a la Conferencia Europea de Juventud de Innsbruck, 4 de julio de 1983)

128.- Imbuidos de esta excelencia y de una correspondiente humildad, de tenacidad y cariñosa servidumbre, la juventud de hoy debe moverse hacia las vanguardias de las profesiones, los negocios, las artes y oficios que son necesarios para el progreso adicional de la humanidad; esto para asegurar que el espíritu de la Causa arroje su iluminación sobre todas estas áreas importantes del esfuerzo humano. Además, mientras tengan como su meta el dominar los conceptos unificadores y las tecnologías de rápido avance de esta era de las comunicaciones, pueden, y de hecho deben también garantizar la transmisión al futuro de aquellas pericias que habrán de preservar los logros maravillosos e indispensables del pasado. La transformación que ha de ocurrir en el funcionamiento de la sociedad ciertamente dependerá en gran medida de la eficacia de las preparaciones hechas por los jóvenes para el mundo que heredarán.

(Casa Universal de Justicia, A la juventud bahá'í del mundo, 8 mayo 1985)

EL BOLETÍN DE JUVENTUD

129.- ...acabo de recibir el último número de la Revista de los Hijos del Reino, lo cual me ha proporcionado renovadas esperanzas, y me siento impulsado a enviarles este mensaje de amor y confianza por el gran papel que están destinados a representar en el futuro de la Causa.

Siento que es urgente e importante que éste, el primer y único órgano de la juventud bahá'í a través del mundo, en todo lo que publique, debe instilar en los lectores, y particularmente en cada niño bahá'í, el sentido de las singulares oportunidades y responsabilidades venideras en la gran tarea que les espera en el futuro.

Su deber es iniciar, promover y reflejar las diversas actividades de una generación surgente en todo el mundo bahá'í, por establecer y fortalecer un lazo de verdadera camaradería entre todos los hijos de 'Abdu'l-Bahá, sean del Este o del Oeste, y desplegar ante sus ojos la visión del futuro dorado que tienen ante ellos. Deberán grabar en sus corazones la vital necesidad de establecer ahora, mientras se hallan en su tierna edad, una base firme para su misión en la vida.

La causa de los Hijos del Reino, que tanto amó el Maestro, y sobre la cual Él derramó muchas bendiciones e infinita bondad es, les aseguro, aún más cara y cercana a nuestros corazones. En ustedes, descendientes de los heroicos pioneros de un Movimiento Mundial, descansa la esperanza de realizar la tarea que ellos tan noblemente comenzaron: el servicio y salvación de toda la humanidad.

En cuanto a mi humilde contribución de servicio y ayuda, solamente puedo orar por ustedes y suplicar durante mis horas de oración en los tres Sagrados Santuarios, la guía, las bendiciones y la asistencia de Bahá'u'lláh, implorándole muy fervientemente que les permita establecer su Reino y cumplir su Palabra en los felices días por venir.

(Carta de Shoghi Effendi a la Revista de los Hijos del Reino, el 30 de diciembre de 1923. Citada en Educación Bahá'í nº 3.5)

130.- El aprueba sinceramente el proyecto de Boletín de Juventud y les recomienda poner especial énfasis en los artículos que son de interés propio de la juventud, como son los que tratan sobre aspectos económicos, sociales y morales de la sociedad.

Vuestro sincero hermano. Shoghi

(Carta al Comité Nacional de Juventud de las Islas Británicas, de fecha 7 de junio de 1946)

131.- Él está encantado de ver el progreso firme y continuo de vuestras actividades, y la manera en que vuestro Boletín se está desarrollando, y les asegura todas sus amorosas oraciones por el éxito de todas sus empresas.

(Shoghi Effendi, por medio de su secretaría al Comité Nacional de Juventud de las Islas Británicas 1947)

LA VIDA DE COMUNIDAD Y LA CONSULTA

131. a.- No existe mayor demostración que se pueda dar a la gente de ambos continentes de la vitalidad juvenil y del poder vibrante que anima a la naciente Fe de Bahá'u'lláh, que una inteligente, persistente y efectiva participación de la juventud bahá'í de todas las razas, nacionalidades y clases, tanto en la esfera de enseñanza como en la administrativa de la actividad bahá'í.

(Carta del Guardián, citada en Noticias Bahá'ís (América del Sur) de julio 1952)

132.- Paralelamente al desarrollo de su vida interior mediante la oración, la meditación, el servicio y el estudio de las enseñanzas, la juventud bahá'í tiene la oportunidad de aprender en la práctica el funcionamiento mismo del Orden de Bahá'u'lláh. Tomando parte en conferencias y escuelas de verano, así como en las Fiestas de 19 Días, y sirviendo en comités, ellos pueden desarrollar la maravillosa habilidad de la consulta bahá'í, trazando así nuevos caminos para la acción social humana. La consulta es una habilidad nada fácil de aprender, pues requiere la sumisión de todo egoísmo y pasiones descontroladas, el desarrollo de la franqueza y libertad de pensamiento, la cortesía, una mente abierta y un pleno asentimiento a la decisión de la mayoría. En este campo, la juventud bahá'í puede demostrar la eficacia, el vigor y el fomento de la unidad que surge de la verdadera consulta y, por contraste, puede demostrar la futilidad del partidismo, del cabildeo, del debate, de la diplomacia secreta y de la acción unilateral, que son propios de las cuestiones actuales. La juventud toma parte también en la vida de la comunidad bahá'í en su conjunto, y promueve una sociedad en la que todas las generaciones (los ancianos, los de edad madura, los jóvenes, los niños) están plenamente integrados y constituyen un conjunto orgánico. Al rehusar a transmitir los antagonismos y las desconfianzas existentes entre las generaciones, que ahora están confundiendo y atormentando a la sociedad moderna, ellos demostrarán de nuevo la naturaleza curativa y vivificadora de su religión.

(Casa Universal de Justicia. Mensaje a la juventud bahá'í en todos los países. 10-6-1966)

133.- Los jóvenes bahá'ís de edades entre los 15 y 21 años pueden, por supuesto, tomar parte en las consultas, y se les debería animar a hacerlo, pero no pueden votar sobre las recomendaciones a la Asamblea hasta que tengan 21 años.

(De parte de la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual Nacional del Reino Unido, con fecha 16 de septiembre de 1979. Citada en la Compilación sobre la Fiesta de 19 Días, nº 83)

JÓVENES Y ADULTOS

134.- ...el Guardián es plenamente consciente de las dificultades que se interponen para llegar a la cooperación entre los creyentes jóvenes y mayores. Es un problema al que la Causa se enfrenta casi en todas partes, especialmente en aquellas comunidades en las que el número de bahá'ís jóvenes y mayores es casi el mismo. La solución, como en todos los casos similares, se ha de encontrar cediendo ambas partes inteligentemente para lograr un arreglo. Los creyentes mayores tienen que abandonar algo de sus viejas concepciones y maneras de hacer las cosas para adaptarse mejor a las condiciones sociales y circunstancias cambiantes. Los jóvenes deben aprender también a actuar con sabiduría, tacto y moderación y a aprovechar y beneficiarse de la experiencia, lograda a lo largo de mucho tiempo, de sus compañeros creyentes de mayor edad. Mayores y jóvenes tienen cada uno algo específico que aportar al progreso y bienestar de la comunidad bahá'í. La energía de los jóvenes debería ser templada y orientada por la sabiduría de la edad adulta.

(De una carta fechada el 4 de enero de 1936, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

135.- El viento de las pruebas y dificultades ha soplado sobre nuestra Fe más de una vez y él cree firmemente que los creyentes antiguos como usted deberían hacer cuanto esté en su mano para proteger a los bahá'ís más jóvenes, para fortalecer su fe, hacerles más firmes en el Convenio y permitirles encontrar verdadero refugio en la Voluntad y Testamento del amado Maestro, esa fortaleza inexpugnable que El construyó para que estuviéramos a salvo cuando El Mismo hubiera desaparecido de nuestra vista.

(De una carta fechada el 26 de octubre de 1941, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

136.- En cuanto a la actitud del grupo de ella hacia la administración, ellos llegarán a entender estas cosas, pues no tardarán mucho en ver que sin un cuerpo administrativo adecuado las ideas de la Causa nunca se pondrán en práctica, ni se garantizará el progreso futuro de la Causa. Al relacionarse con los jóvenes uno tiene que emplear el tacto y tratar razonadamente los diferentes problemas con ellos.

(De una carta fechada el 22 de abril de 1933, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

137.- Lo que más le impresionó en el relato de sus servicios fue la afirmación de que los bahá'ís mayores y jóvenes están firmemente unidos y cooperando para llevar el peso de la Fe en esa localidad. Nada atraerá más las bendiciones de Dios que la unidad de los amigos y nada resulta más destructivo para su propósito supremo que las divisiones y desacuerdos. Aférrense por tanto a la unidad si desean tener éxito y cumplir la voluntad de su Señor Bahá'u'lláh; pues ese es el verdadero objetivo de su Misión en este mundo.

(De una carta fechada el 11 de octubre de 1932, escrita en nombre de Shoghi Effendi a la Asamblea Espiritual de los Bahá'ís de Teaneck, Nueva Jersey. Bahá'í Youth: A compilation)

138.- Como tan constantemente reiteró el amado Maestro, el ejemplo es el mayor de todos los maestros y el Guardián cree que los bahá'ís deben, todos y cada uno de ellos, contribuir en la medida que les corresponde a la unidad de la comunidad en la que viven y mostrar a sus compañeros creyentes y al mundo en general ese amor por el que el mundo se está muriendo, el amor de Dios. Cuando los no bahá'ís nos vean unidos y demostrando amor, nuestro poder será irresistible, la perfección de nuestras enseñanzas, leyes y principios se verá entonces como una realidad práctica.

(De una carta fechada el 23 de octubre de 1945, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

139.- Me complace especialmente saber del activo papel desempeñado por la juventud bahá'í y de su armoniosa cooperación con los creyentes más mayores y experimentados. - Shoghi Effendi.

(Posdata a una carta fechada el 13 de noviembre de 1931 escrita a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

140.- En los años que tenemos por delante, para realizar las tremendas tareas que nos fueron confiadas por el Maestro, se precisará de jóvenes como usted que lleven adelante el trabajo y ocupen los puestos que la generación más antigua de creyentes deje vacantes; en realidad deben hacer más que eso, deben crear puestos y funciones nuevas para sí mismos.

(De una carta fechada el 5 de febrero de 1947, escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente. Bahá'í Youth: A compilation)

Recopilado por Emilio Egea Ruiz
Diciembre 1990
30
30

Table of Contents: Albanian :Arabic :Belarusian :Bulgarian :Chinese_Simplified :Chinese_Traditional :Danish :Dutch :English :French :German :Hungarian :Italian :Japanese :Korean :Latvian :Norwegian :Persian :Polish :Portuguese :Romanian :Russian :Spanish :Swedish :Turkish :Ukrainian :