Announcing: BahaiPrayers.net


More Books by Oraciones

Agradecimiento
Alabanza
Asamblea Espiritual
Ayuda
Ayuno
Constancia
Cualidades Espirituales
Curación
Desprendimiento
Difuntos
Enseñanza
Familia
Firmeza
Fondos
Humanidad
Iluminación
Jóvenes
Matrimonio
Mañana
Mujeres
Niños
Noche
Oraciones Bahá'ís-Español
Oraciones Especiales
Oraciones Generales
Oraciones Obligatorias
Perdón
Protección
Pruebas y Dificultades
Reuniones
Tablas Especiales
Triunfo de la Causa
Unidad
Free Interfaith Software

Web - Windows - iPhone








Oraciones : Pruebas y Dificultades
Pruebas y Dificultades (#820)

¡Alabado y glorificado seas, oh mi Dios! Te suplico por los suspiros de Tus amantes y por las lágrimas de­rramadas por aquellos que anhelan con­templarte, que no me prives de Tus tier­nas mercedes en Tu Día, ni de las melo­días de la Paloma que exalta Tu unicidad ante la luz que irradia de Tu rostro. Yo soy aquel que es desdichado, oh Dios; mírame aferrado a Tu Nombre, Quien todo lo posee. Yo soy aquel que con se­guridad perecerá; mírame asido a Tu Nombre, el Imperecedero. Te imploro entonces por Tu Ser, el Exaltado, el Altí­simo, que no me abandones a mí mismo ni a los deseos de una inclinación co­rrupta. Retén mi mano en la mano de Tu poder, líbrame de las profundidades de mis fantasías y vanas imaginaciones y purifícame de todo lo que Tú detestas.

Haz, pues, que me vuelva completa­mente hacia Ti, que ponga en Ti toda mi confianza, que Te busque como mi Re­fugio y que huya hacia Tu rostro. Tú eres verdaderamente Aquel que, por la fuerza de Su poder, hace lo que desea y ordena lo que quiere por la potencia de Su vo­luntad. Nadie puede resistir la acción de Tu decreto; nadie puede desviar el curso de Tu designio. Tú eres en verdad el To­dopoderoso, el Todoglorioso, el Más Generoso.

-Bahá'u'lláh
-----------------------
Pruebas y Dificultades (#822)

¡Glorificado seas Tú, oh Señor, mi Dios! Todo hombre de discerni­miento confiesa Tu soberanía y Tu do­minio, y todo ojo perspicaz percibe la grandeza de Tu majestad y la fuerza irre­sistible de Tu poder. Los vientos de las pruebas son impotentes para impedir que aquellos que gozan de Tu cercanía vuel­van sus rostros hacia el horizonte de Tu gloria, y las tempestades de las tribula­ciones no podrán alejar ni impedir acer­carse a Tu corte a quienes están total­mente consagrados a hacer Tu voluntad.

Me parece que la lámpara de Tu amor arde en sus corazones y la luz de Tu ter­nura está encendida en sus pechos. Las adversidades son incapaces de alejarlos de Tu Causa y las vicisitudes de la fortu­na jamás podrán desviarlos de Tu vo­luntad.

Te imploro, oh mi Dios, por ellos y por los suspiros que exhalan sus corazo­nes en su separación de Ti, que los pro­tejas del daño de Tus adversarios y que alimentes sus almas con lo que Tú has ordenado para Tus amados, a quienes no sobrevendrá temor ni aflicción alguna.

-Bahá'u'lláh
-----------------------
Pruebas y Dificultades (#824)

Disipa mi pena por Tu munificencia y generosidad, oh Dios, mi Dios, y destierra mi angustia por medio de Tu soberanía y Tu poder. Tú me ves, oh mi Dios, con el rostro dirigido hacia Ti en un momento en que las aflicciones me han envuelto por todos lados. Te implo­ro, oh Tú que eres el Señor de todos los seres y proteges todas las cosas visibles e invisibles, por Tu Nombre, mediante el cual Tú has sometido los corazones y las almas de los hombres, y por las olas del Océano de Tu misericordia y los esplen­dores del Sol de Tu generosidad, que me cuentes entre aquellos a quienes absolu­tamente nada ha impedido dirigir su ros­tro hacia Ti, oh Tú Señor de todos los nombres y Hacedor de los cielos.

Tú ves, oh mi Señor, lo que me ha su­cedido en Tus días. Te suplico por Aquel que es la Aurora de Tus nombres y el Punto de Amanecer de Tus atributos, que ordenes para mí aquello que me permita levantarme para servirte y exaltar Tus virtudes. ¡Tú eres verdaderamente el To­dopoderoso, el Omnipotente, Quien acostumbra a responder a las oraciones de todos los hombres!

Finalmente Te pido, por la luz de Tu semblante, que bendigas mis asuntos, re­dimas mis deudas y satisfagas mis nece­sidades. Tú eres Aquel Cuyo poder y dominio toda lengua ha atestiguado y Cuya majestad y soberanía todo corazón dotado de entendimiento ha reconocido. No hay Dios sino Tú, el que escucha y está dispuesto a contestar.

-Bahá'u'lláh
-----------------------
Pruebas y Dificultades (#821)

¡Gloria sea a Ti, oh mi Dios! Si no fuera por las tribulaciones sufri­das en Tu sendero, ¿cómo podrían ser reconocidos quienes verdaderamente Te aman?, y si no fuera por las pruebas su­fridas por amor a Ti, ¿cómo podría re­velarse la posición de aquellos que Te anhelan? ¡Tu poder me lo atestigua! Las lágrimas vertidas son la compañía de to­dos aquellos que Te adoran; los lamentos proferidos, el consuelo de aquellos que Te buscan; y los pedazos de sus rotos co­razones el alimento de aquellos que se apresuran por encontrarte.

¡Cuán dulce es para mí la amargura de la muerte sufrida en Tu sendero, y cuán preciados los dardos de Tus enemigos cuando son encontrados por amor a la exaltación de Tu palabra! Déjame beber en Tu Causa todo lo que Tú has deseado, oh mi Dios, y envíame, por Tu amor, todo lo que Tú ordenaste. ¡Por Tu gloria! Sólo deseo lo que Tú deseas, y anhelo lo que Tú anhelas. En Ti he puesto siempre toda mi fe y confianza.

Te imploro, oh mi Dios, que hagas surgir a quienes sean dignos de Tu nom­bre y soberanía, para que ayuden a esta Revelación, me recuerden entre Tus criaturas e icen los emblemas de Tu victoria en Tu tierra.

Potente eres Tú para hacer lo que Te place. No hay Dios sino Tú, Quien ayuda en el peligro, Quien subsiste por Sí mismo.

-Bahá'u'lláh
-----------------------
Pruebas y Dificultades (#823)

¡Oh Tú, Cuyas pruebas son la medicina cu­rativa para quienes están cerca de Ti, Cuya espada es el deseo ar­diente de todos los que Te aman, Cuyo dardo es el más caro deseo de los cora­zones que Te anhelan, Cuyo decreto es la única esperanza de quienes han recono­cido Tu verdad! Yo Te imploro, por Tu divina dulzura y por los resplandores de la gloria de Tu rostro, que nos envíes desde Tus aposentos de lo alto aquello que nos haga acercarnos a Ti. Haz, pues, que nuestros pies sean firmes en Tu Causa, oh mi Dios, ilumina nuestros co­razones con el resplandor de Tu conoci­miento y alumbra nuestros pechos con el brillo de Tus nombres.

-Bahá'u'lláh
-----------------------
Pruebas y Dificultades (#844)

¡Oh Señor! Tú eres Quien disipa todas las penas y elimina todas las aflicciones. Tú eres Quien destierra cualquier pena y libera a todo esclavo, el Redentor de cada alma. ¡Oh Señor! Con­cédeme la libertad mediante Tu miseri­cordia y cuéntame entre aquellos siervos Tuyos que han obtenido la salvación.

-El Báb
-----------------------
Pruebas y Dificultades (#845)

¡Te suplico por Tu poder, oh mi Dios! No permitas que ningún daño me acose a la hora de las pruebas, y en los momentos de dejadez guía mis pasos rectamente por medio de Tu inspiración. Tú eres Dios; potente eres Tú para hacer lo que deseas. Nadie puede resistirse a Tu Voluntad ni frustrar Tu Propósito.

-El Báb
-----------------------
Pruebas y Dificultades (#847)

Di: Dios es suficiente a todas las co­sas por encima de todas las cosas, y nada en los cielos o en la tierra es sufi­ciente excepto Dios. Verdaderamente, Él es en Sí mismo el Conocedor, el Soste­nedor, el Omnipotente.

-El Báb
-----------------------
Pruebas y Dificultades (#848)

Tú bien conoces, oh mi Dios, las tribula­ciones que han llovido sobre mí desde todas direcciones y que nadie puede disipar o cambiar excepto Tú. Ciertamente sé, en virtud de mi amor por Ti, que Tú jamás pruebas a ningún alma a menos que desees elevar su posición en Tu celestial Paraíso, y fortalecer su cora­zón en esta vida terrenal con el baluarte de Tu imponente poder para que no se incline hacia las vanidades de este mundo. Tú ciertamente sabes que en toda circunstancia ansío mucho más Tu recuerdo que la posesión de todo lo que existe en los cielos y en la tierra.

Fortalece mi corazón, oh mi Dios, en Tu obediencia y Tu amor, y permíteme apartarme de toda asociación con Tus adversarios. En verdad, juro por Tu glo­ria que no anhelo nada salvo a Ti, ni de­seo cosa alguna excepto Tu misericordia, ni a nada temo salvo Tu justicia. Te su­plico me perdones, así como a aquellos a quienes Tú amas, comoquiera Tú desees. En verdad, Tú eres el Todopoderoso, el Bondadoso.

Inmensamente exaltado eres Tú, oh Señor de los cielos y de la tierra, por en­cima de la alabanza de todo hombre; y la paz sea con Tus fieles servidores y la gloria sea para Dios, el Señor de todos los mundos.

-El Báb
-----------------------
Pruebas y Dificultades (#846)

¿Hay alguien que nos libre de las dificulta­des salvo Dios?

Di: ¡Alabado sea Dios! Él es Dios! Todos somos Sus siervos y todos acata­mos Su mandato.

-El Báb
-----------------------

Table of Contents: Albanian :Arabic :Belarusian :Bulgarian :Chinese_Simplified :Chinese_Traditional :Danish :Dutch :English :French :German :Hungarian :Íslenska :Italian :Japanese :Korean :Latvian :Norwegian :Persian :Polish :Portuguese :Romanian :Russian :Spanish :Swedish :Turkish :Ukrainian :