Announcing: BahaiPrayers.net


More Books by Oraciones

Agradecimiento
Alabanza
Asamblea Espiritual
Ayuda
Ayuno
Constancia
Cualidades Espirituales
Curación
Desprendimiento
Difuntos
Enseñanza
Familia
Firmeza
Fondos
Humanidad
Iluminación
Jóvenes
Matrimonio
Mañana
Mujeres
Niños
Noche
Oraciones Bahá'ís-Español
Oraciones Especiales
Oraciones Generales
Oraciones Obligatorias
Perdón
Protección
Pruebas y Dificultades
Reuniones
Tablas Especiales
Triunfo de la Causa
Unidad
Free Interfaith Software

Web - Windows - iPhone








Oraciones : Agradecimiento
Agradecimiento (#756)

¡Alabado seas, oh Señor mi Dios! Cada vez que intento hacer men­ción de Ti, me lo impide la sublimidad de Tu posición y la irresistible grandeza de Tu poder. Pues si Te alabara a través de toda la extensión de Tu dominio y la per­durabilidad de Tu soberanía, descubriría que mi alabanza a Ti tan solo puede ser propia de los que son semejantes a mí, quienes son ellos mismos Tus criaturas, y que han sido generados por el poder de Tu decreto y conformados por la potencia de Tu voluntad. Y cuandoquiera que mi pluma atribuye gloria a alguno de Tus nombres, paréceme que puedo oír la voz de su lamentación por su lejanía de Ti, y reconocer su llanto debido a su separación de Tu Ser. Atestiguo que todo fuera de Ti no es sino Tu creación y está sostenido en la palma de Tu mano. La aceptación de al­guna acción o alabanza de Tus criaturas no es sino una prueba de las maravillas de Tu gracia y Tus muníficos favores, y una ma­nifestación de Tu generosidad y provi­dencia.

Te suplico, oh mi Señor, por Tu Más Grande Nombre por el cual separaste la luz del fuego, y la verdad de la negación, que hagas descender sobre mí y sobre aquellos de mis amados que están en mi compañía, el bien de este mundo y del venidero. Provéenos, entonces, con Tus maravillosos dones que se encuentran ocultos a los ojos de los hombres. Tú eres, verdaderamente, el Modelador de toda la creación. No hay Dios sino Tú, el Todopoderoso, el Todoglorioso, el Altí­simo.

-Bahá'u'lláh
-----------------------
Agradecimiento (#757)

¡En el Nombre de Dios, el Altísimo! ¡Alabado y glorificado eres Tú, Se­ñor Dios Omnipotente! Tú, ante Cuya sa­biduría el sabio se queda corto y fracasa; ante Cuyo conocimiento el erudito confie­sa su ignorancia; ante Cuyo poder el fuerte se debilita; ante Cuya riqueza el rico ates­tigua su pobreza; ante Cuya luz el ilumi­nado está perdido en la oscuridad, hacia el altar de Cuyo conocimiento se vuelve la esencia de todo entendimiento y alrededor del santuario de Cuya presencia circulan las almas de toda la humanidad.

¿Cómo puedo entonces cantar y hablar de Tu Esencia, que la sabiduría del sabio y el conocimiento de los eru­ditos no han podido comprender, puesto que ningún hombre puede cantar aquello que no comprende, ni hablar de lo que no puede alcanzar, mientras que Tú has sido desde siempre el Inaccesible, el Inescrutable? Siendo impotente para as­cender a los cielos de Tu gloria y ele­varme a los reinos de Tu conocimiento, no puedo sino referir Tus señales, que hablan de Tu gloriosa obra.

¡Por Tu gloria, oh Amado de todos los corazones! Tú, el único que puede cal­mar el dolor del anhelo por Ti. Aunque todos los habitantes del cielo y de la tie­rra se unieran para glorificar el menor de Tus signos, en los cuales y por los cuales Te has revelado a Ti mismo, ellos no po­drían hacerlo, cuánto menos aún alabar Tu Sagrada Palabra, creadora de todos Tus signos.

Toda alabanza y gloria sean para Ti, acerca de Quien todas las cosas han atestiguado que Tú eres uno y no hay más Dios que Tú, que desde siempre has sido exaltado sobre todo igual o seme­jante y eternamente lo seguirás siendo. Todos los reyes no son sino Tus siervos y nada son ante Ti todos los seres, visi­bles e invisibles. No hay Dios sino Tú, el Benevolente, el Poderoso, el Altísimo.

-Bahá'u'lláh
-----------------------
Agradecimiento (#758)

¡Glorificado seas Tú, oh Señor mi Dios! Te doy gracias por haberme permiti­do reco­nocer Tu Manifestación; por haberme separado de Tus enemigos y por haber expuesto ante mis ojos sus maldades y perversas acciones en Tus días; por haberme librado de todo apego a ellos y por haberme hecho volver com­pleta­mente hacia Tu gracia y Tus gene­rosos favores. También Te doy gracias por haberme enviado, desde las nubes de Tu voluntad, aquello que me ha santifi­cado de tal modo de las insinuaciones de los infieles y de las sugerencias de los incré­dulos, que he fijado mi corazón firme­mente en Ti y he huido de aquellos que han negado la luz de Tu semblante. Te agradezco, además, que me hayas ca­pa­citado para ser firme en Tu amor, para expresar Tu alabanza y ensalzar Tus virtudes, y por haberme dado a beber del cáliz de Tu misericordia, que sobrepasa lo visible y lo invisible.

Tú eres el Todopoderoso, el Más Exaltado, el Todoglorioso, el que todo lo ama.

-Bahá'u'lláh
-----------------------
Agradecimiento (#827)

Toda majestad y gloria, oh mi Dios, y todo dominio y luz y grandeza y esplendor sean contigo. Tú otorgas sobe­ranía a quien quieres y se la niegas a quien de­seas. No hay Dios salvo Tú, el Todo Po­seedor, el Excelso. Tú eres Quien de la nada crea el universo y a to­dos los que en él habitan. No existe nada digno de Ti salvo Tú mismo, mientras que ante Tu sagrada presencia todos los demás son como proscritos y son como la nada al ser comparados con la gloria de Tu pro­pio Ser.

Lejos de mí esté ensalzar Tus virtudes de otra forma que no sea aquella con que Te has ensalzado a Ti mismo en Tu po­deroso Libro, donde dices: “Ningún ojo Le ve, más Él abarca toda visión. Él es el Sutil, Quien todo lo percibe.” Gloria sea a Ti, oh mi Dios; en verdad ninguna mente ni visión alguna, por aguda o perspicaz que sean, pueden jamás com­prender la naturaleza del más insignifi­cante de Tus signos. Verdaderamente, Tú eres Dios, no hay más Dios que Tú Atestiguo que Tú, por Ti mismo, eres la única expresión de Tus atributos, que ninguna alabanza salvo la Tuya puede jamás alcanzar Tu sagrada corte, ni pue­den Tus atributos ser desentrañados por nadie salvo por Ti mismo.

Gloria sea a Ti; Tú estás por encima de la descripción de cualquiera que no seas Tú mismo, pues trasciende la con­cepción humana el ensalzar adecuada­mente Tus virtudes o comprender la ín­tima realidad de Tu Esencia. Lejos esté de Tu gloria que Tus criaturas Te descri­ban o que Te conozca jamás alguien que no seas Tú mismo. Yo Te he conocido, oh mi Dios, en razón de que Tú Te has dado a conocer, pues si Tú no Te hubie­ras revelado a mí, no Te habría conoci­do. Te venero porque Tú me convocaste hacia Tí, pues de no haber sido por Tu llamada, yo no Te habría adorado.

-El Báb
-----------------------

Table of Contents: Albanian :Arabic :Belarusian :Bulgarian :Chinese_Simplified :Chinese_Traditional :Danish :Dutch :English :French :German :Hungarian :Íslenska :Italian :Japanese :Korean :Latvian :Norwegian :Persian :Polish :Portuguese :Romanian :Russian :Spanish :Swedish :Turkish :Ukrainian :