Announcing: BahaiPrayers.net


More Books by Libros Baha'is

Baha'u'llah y la Nueva Era JE Esslemont
Ciudadania Mundial CIB
El Nuevo Jardín
El Servicio Recopilacion para el año de servicio
El Trono del Espiritu Recopilacion
Fuego Arrasador - Las Artes Escenicas en los circulos de estudio
Hora Decisiva para todas las Naciones
La Naturalea y el Medio Ambiente
Las Artes en la Fe - Fe en las Artes
Luces de guía
Oraciones Baha'is
Free Interfaith Software

Web - Windows - iPhone








Libros Baha'is : El Trono del Espiritu Recopilacion
EL TRONO DEL ESPÍRITU
ENSEÑANZAS BAHÁ'ÍS SOBRE EL CUERPO HUMANO
Una recopilación de
ELIAS ZOHOORI

Selecciones de Escrituras Bahá'ís sobre el cuerpo humano, su salud y nutrición, ciencia y medicina, enfermedad y curación espiritual.

Título original en inglés:
The Throne of the Inner Temple
Autor: Elias Zohoori
AGRADECIMIENTOS

Esta recopilación, que es el resultado de más de seis años de investigación en las Escrituras Bahá'ís, ha surgido gracias al estímulo recibido de muchos amigos bahá'ís y miembros de mi familia, especialmente de mi hijo el Dr. Namvar Zohoori. La idea de reunir en un solo volumen las Enseñanzas Bahá'ís sobre el cuerpo humano, salud, nutrición, pureza, santidad y curación, se vio reforzada por los amables comentarios recibidos del Dr. David Ruhe en su carta del 7 de junio de 1980, después de haber repasado el primer borrador: "Su interés en el tema y la organización del material que tiene usted en sus manos demuestran una laboriosidad y propósito admirables... su libro será muy útil para muchas personas".

Deseo expresar aquí mi gratitud hacia él, así como al Consejero Dr. Hidáyatu'lláh Ahmadíyyih, que fue otra fuente de estímulo para mí.

Debo extender mi agradecimiento especial a la Editorial Bahá'í de Estados Unidos y a las Asambleas Espirituales Nacionales de los Bahá'ís del Reino Unido y la India por concederme su autorización para utilizar citas de sus publicaciones.

Por último, deseo agradecer a la Asamblea Espiritual Nacional de los Bahá'ís de Jamaica el haber revisado y aprobado la publicación de esta recopilación.

Elias Zohoori
ÍNDICE
1 EL CUERPO HUMANO
El trono del espíritu
Alabado sea Dios, el mejor de los creadores
Miembros del cuerpo humano

Cinco poderes físicos y cinco poderes espirituales

Facultades mentales
Nervio simpático
Ese órgano debe ser amputado
Operación quirúrgica
Vacunas
Trasplante de órganos
Circuncisión
Esterilización
Control de natalidad
No contestado específicamente en los Escritos
Expansión demográfica y control de natalidad
Dios protegerá a los suyos
El aborto
Aborto y operación quirúrgica
Ligadura de trompas
Aparatos intrauterinos
Aún no ha llegado el momento
El esposo y la esposa deben decidir
Eutanasia (matar por piedad)
Madres de alquiler e inseminación artificial
Donación de semen a hospitales
Vivisección
Suicidio
Autodefensa
La muerte
Entierro
Cremación
Donación del cuerpo para la investigación médica
Proceso de la muerte física
Reencarnación
La reencarnación no existe
2 LA SALUD
La salud, el mayor de todos los dones
Olvídate de ti mismo pero no de tu salud
El propósito de la salud
Desee salud para servir al Reino
Salud espiritual
Medicina espiritual
La salud espiritual conduce a la salud física
Un medio para servir a su Causa
El mero conocimiento no es salud
Ser sumiso a Dios
Descanso y relajación
Dormir
Ser feliz
Prueba de nobleza
Pena, tristeza, celos, ira
El alma se ve afectada
Ejercicio
Sociedad de salud
Fuerza eléctrica
Tiempo despejado
Edificios elevados: Población densa
La voz bonita y la música
3 NUTRICIÓN
Comed las cosas buenas
Conformidad
Economía
Cuándo debemos comer o beber
Digestión, masticación
Líquidos primero
El desayuno
Alimentos opuestos
Caminar un poco
Fruta y cereales
La carne
Cazar
Comer cerdo
Tomar miel - El Yá Bahá'u'l-Abhá
Ayuno
4 PUREZA Y SANTIDAD
Limpieza externa
El baño
Agua pura
El mar de la pureza
La ropa
Agua de rosas - Attar
Aspecto
Maquillaje facial
Otras ordenanzas
Opio
Alucinógenos: Una forma de intoxicación

El uso de marihuana, LSD y otros productos psicodélicos

Peyote
Hachís
Fumar tabaco
Fumar es gradualmente dañino
Cigarrillos, puros y aspirar tabaco
No debería convertirse en materia de controversia
El fumar durante las reuniones
El alcohol
Sabores y extractos para repostería
Comidas sazonadas con licores alcohólicos
El alcohol en los remedios caseros
No debería servirse alcohol
Ni siquiera en el budín
Trabajar en bares o tabernas
Hábitos
Una vida santa
Besar indiscriminadamente
Una vida casta y santa
El impulso sexual
Problemas sexuales: La homosexualidad
Masturbación
5 LA CIENCIA MÉDICA
Ciencias que os beneficien
La Medicina, la más importante de
todas las ciencias
En su nombre bendito
El amor a Dios y las ciencias

Esforzaos por llegar a estar altamente cualificados en esta ciencia

Hombres de cultura y conocimientos
Psiquiatría
Psicología
Hipnotismo
Autosugestión o hipnotismo
6 A LOS MÉDICOS
Sea el mejor en su profesión
Esto es adoración
Siempre que atienda a un paciente
Prescribir una medicina adecuada
Él es el sanador
Médico con dos poderes
No es reprochable
Curar la enfermedad de los ignorantes
Combinar los dos servicios
El médico hábil
El Médico Omnisciente
Prácticas corruptas

Los doctores no deberían trabajar en los nueve Días Sagrados

7 ENFERMEDADES
El mundo de la materia, fuente de pesar

Los Profetas de Dios no son inmunes al sufrimiento

Peculiaridades de este mundo físico

El alma es independiente de los dolores corporales

Resultado de nuestras propias acciones

La enfermedad, desequilibrio de elementos esenciales

Oración y esfuerzos constantes
Cáncer
No se ha declarado que sea enfermedad espiritual
La locura puede curarse mediante la oración
Dificultades en el habla
Trastornos mentales
Tratamientos por shock eléctrico
8 CURACIÓN
Dos maneras de curar
La oración sola no es suficiente

La curación espiritual y material es esencial y complementaria

Curación verdadera

Curación material: Tratamiento a través de dieta y hierbas

Curación con alimentos, frutas, etc.
¡Abandonadlas!
Consultad médicos hábiles
Incluso si el paciente es un médico eminente

Por muy crítico y desesperado No debería someterse pasivamente a la enfermedad

Curación espiritual: Cuatro formas de curar y sanar sin medicina

El arte de la curación espiritual
El poder del Nombre Supremo
Colmado con el amor de Bahá
El poder curativo de Cristo
El tratamiento de la Ciencia Cristiana
El poder curativo de la oración

Las dificultades deberían vencerse a través de la oración

No existen curanderos bahá'ís o una forma de curación bahá'í

El mayor efecto
9 ALGUNAS ORACIONES BAHÁ'ÍS DE CURACIÓN
"Tu nombre es mi curación..."
"¡Oh Dios, mi Dios! Yo te suplico
"¡Alabado seas oh Señor mi Dios!..."

"¡Gloria sea a Ti, oh Señor mi Dios! Yo Te imploro..."

"¡Gloria sea a Ti, oh Señor mi Dios! Te ruego..."
"Tú eres Aquel, ¡oh mi Dios!..."
10 ORACIÓN LARGA DE CURACIÓN
Él es el Sanador
EL CUERPO HUMANO

Puesto que este cuerpo físico es el trono donde se establece el templo interno, Dios ha ordenado que el cuerpo sea preservado hasta donde sea posible, de forma que no llegue a experimentarse nada que cause contrariedad.

El Báb
EL TRONO DEL ESPÍRITU

"Puesto que este marco físico es el trono del templo interno, todo lo que ocurre en aquél es percibido por éste. En realidad, lo que se regocija en la alegría o se entristece en el dolor es el templo interno del cuerpo, y no el cuerpo mismo. Siendo esta forma física el trono donde se asienta el templo interno, Dios ha ordenado que el cuerpo sea preservado hasta donde sea posible, de forma que no llegue a experimentarse nada que cause contrariedad. El templo interno contempla a su marco físico que es su trono. De forma que si a éste se le concede respeto es como si aquél fuese el receptor y viceversa.

Por tanto, ha sido ordenado que el cuerpo muerto sea tratado con el máximo honor y respeto".1

ALABADO SEA DIOS, EL MEJOR DE LOS CREADORES

"... El embrión del hombre en el vientre de la madre crece progresivamente y se desarrolla. Aparece en diferentes formas y condiciones hasta que, llegado al grado de perfecta belleza, alcanza la madurez y se presenta en una forma perfecta con la mayor gracia... Es decir, que el embrión pasa por distintos estados y atraviesa numerosos grados hasta que alcanza la forma en que pone de manifiesto las palabras 'Alabado sea Dios, el mejor de los creadores'".2

MIEMBROS DEL CUERPO HUMANO

"Es obvio que todas las cosas creadas están relacionadas entre sí por un vínculo completo y perfecto, incluso como los miembros y órganos del cuerpo humano. Observe cómo se relacionan. Por ejemplo, el pie y el paso al andar están relacionados con el oído y el ojo. El ojo debe mirar hacia adelante antes de dar un paso. El oído debe oír antes de que el ojo observe cuidadosamente. Y cualquier miembro deficiente del cuerpo produce una deficiencia en otros miembros. El cerebro está en conexión con el corazón y el estómago. Los pulmones, con todos los miembros, y así sucesivamente ocurre con los demás órganos del cuerpo.

Y cada uno de estos órganos tiene su función específica. La fuerza mental -sea preexistente o casual- dirige y coordina todos los miembros del cuerpo humano, asegurándose de que cada parte o miembro realice debidamente su función especial. Sin embargo, si se produce alguna interrupción en el poder de la mente, todos los órganos fallarán en el desempeño de sus funciones esenciales, aparecerán deficiencias en el cuerpo y en el funcionamiento de sus miembros y ese poder resultará ineficaz...

Por otra parte, y aunque todo lo creado crece y se desarrolla, no obstante está sujeto a influencias externas. Por ejemplo, el sol produce calor, la lluvia alimenta, el viento trae vida para que el hombre pueda desarrollarse y crecer. Así, está claro que el cuerpo humano está bajo las influencias de fuera, y que privado de ellas el hombre no podría crecer..."3

CINCO PODERES FÍSICOS Y CINCO
PODERES ESPIRITUALES

"En el hombre existen cinco poderes externos que son los agentes de la percepción, es decir, que perciben las cosas materiales a través de estas cinco facultades. Son: la vista, que percibe las formas físicas; el oído, que recibe los sonidos audibles; el olfato, que percibe los olores; el gusto, que distingue los sabores de los alimentos, y el tacto, que está extendido por todo el cuerpo y percibe todo lo tangible. Estas cinco facultades captan la existencia externa.

El ser humano también posee facultades espirituales: la imaginación, que concibe las cosas; el pensamiento, que reflexiona sobre las realidades; la comprensión que entiende esas realidades, y la memoria, que retiene todo lo que el hombre imagina, piensa y comprende. El intermediario entre los cinco poderes externos y los internos es el sentido que ambos poseen en común. Es decir, el sentido que actúa entre las facultades materiales y espirituales, que transmite al interior lo que se ha discernido en el exterior. Se le denomina el sentido común porque se comunica entre los poderes externos e internos y, así, es común a ambos.

Por ejemplo, la vista es uno de los poderes externos. Ve y percibe una flor y transmite esta percepción al poder interno o sentido común -la facultad común-, que a su vez lo transmite al poder de la imaginación. Ésta, a su vez, concibe y forma la imagen y la transmite al poder del pensamiento. El poder del pensamiento reflexiona y, habiendo comprendido la realidad, la pasa al poder de la comprensión. Ésta, cuando lo ha comprendido, entrega la imagen del objeto percibido a la memoria, y ésta lo guarda en su reserva.

Los poderes o sentidos externos son cinco: la vista, el oído, el gusto, el olfato y el tacto. Los internos son también cinco: el sentido común y los poderes de la imaginación, el pensamiento, la comprensión y la memoria."4

FACULTADES MENTALES

"Ahora, refiriéndonos a las facultades mentales, son ciertamente propiedades inherentes al alma, exactamente igual que la radiación de la luz es la propiedad esencial del sol. Los rayos del sol se renuevan, pero el sol es siempre e invariablemente el mismo. Considerad cómo el intelecto humano se desarrolla o se debilita y en ocasiones puede llegar a la nada, mientras que el alma no cambia. Para que la mente se manifieste se precisa todo el cuerpo, y una mente sana no puede existir más que en un cuerpo sano, mientras que el alma no depende del cuerpo".5

NERVIO SIMPÁTICO

"Los poderes del nervio simpático no son totalmente físicos ni totalmente espirituales, sino que están interrelacionados con los dos. Este nervio está conectado con ambos. Cuando sus relaciones espirituales y físicas sean normales, sus efectos serán perfectos.

Cuando el mundo material y el mundo espiritual estén bien relacionados, cuando los corazones sean celestiales y las aspiraciones lleguen a ser puras y espirituales, entonces se producirá una conexión perfecta y tal poder dará lugar a manifestaciones de perfección. Las enfermedades físicas y espirituales recibirán una cura absoluta".6

ESE ÓRGANO DEBE SER AMPUTADO

Observad el cuerpo humano, sus extremidades, sus miembros, el ojo, el oído, los órganos del olfato, el gusto, las manos, las uñas. No obstante las diferencias entre todas estas partes, cada una, dentro de las limitaciones de su propio ser, participa en un todo coherente. Si una de ellas falla, debe ser cerrada, y si no hubiese otro remedio, ese órgano debería ser amputado".7

OPERACIÓN QUIRÚRGICA

"Siempre rezo por ella y ruego a Dios para que tenga el remedio y curación divina. Como en esta Dispensación es altamente aconsejable consultar con médicos expertos y obligatorio el actuar siguiendo sus prescripciones, es correcto que ella se someta a una operación si los médicos lo consideran necesario".8

VACUNAS

"Respondiendo a su pregunta sobre las vacunas: Estos temas son de carácter técnico y no han sido mencionados específicamente en las Enseñanzas. En consecuencia, el Guardián no puede hacer mención alguna sobre el mismo. Indudablemente, la ciencia médica progresará enormemente con el tiempo y el tratamiento de las enfermedades se perfeccionará".9

TRASPLANTE DE ÓRGANOS

"En respuesta a su carta del 1 de octubre en la que pregunta sobre el trasplante de órganos y el que los bahá'ís actúen como donantes de alguna parte de su cuerpo, les rogamos en primer lugar que observen el contenido de nuestra carta del 3 de marzo de 1967, en la que se incluía un párrafo de una de las cartas del amado Guardián sobre este tema.

También podemos ofrecerles el siguiente texto de una carta del amado Guardián, escrita por su secretaria: 'No existe indicación alguna en las Enseñanzas que pudiera prohibir a un bahá'í el donar sus ojos a otra persona o a un hospital. Por el contrario, parece una actitud muy noble'".10

"La Casa de Justicia no desea por el momento llegar más lejos de lo que se desprende de las afirmaciones arriba indicadas".11

CIRCUNCISIÓN

"Con respecto a la práctica de la circuncisión, las Enseñanzas no contienen referencias sobre este asunto y, por tanto, no es obligatorio para los bahá'ís".12

ESTERILIZACIÓN

"Sobre la pregunta planteada por un estudiante de medicina respecto a la esterilización involuntaria de un paciente, nos han pedido que les proporcionemos el texto siguiente procedente del amado Guardián y dirigido por su secretaria a un creyente individual en agosto de 1939:

'Respecto a la esterilización de los deficientes mentales o los impedidos físicos, las Enseñanzas no incluyen referencias directas y por tanto corresponde a la Casa Universal de Justicia decidir y legislar sobre el particular'.

La Casa Universal de Justicia no desea legislar por el momento en una cuestión tan compleja y delicada".13

CONTROL DE NATALIDAD

"Usted ha preguntado si tenemos algo en las Enseñanzas referente al control de natalidad y al aspecto sexual del matrimonio. Shoghi Effendi dice que apenas hay nada sobre este tema en los Escritos de Bahá'u'lláh y del Maestro, aparte de un énfasis constante en la fidelidad mutua. Tanto Bahá'u'lláh como el Báb hacen hincapié en la necesidad de que haya hijos en un matrimonio. Por ejemplo, el Báb menciona que procrear hijos es el fruto físico más elevado en la existencia del hombre. Sin embargo, ninguno de ellos dice si el número de hijos debe o no ser limitado, o que, si ha de serlo, cuál es el método apropiado a aplicar".14

NO CONTESTADO ESPECÍFICAMENTE EN LOS ESCRITOS

"Respecto al problema del control de natalidad, ni Bahá'u'lláh ni 'Abdu'l-Bahá han revelado algo que directa o explícitamente haga referencia a este tema, pero cuando se estudian cuidadosamente los escritos bahá'ís, se deduce que conceptos actuales como el control de natalidad son, si no necesariamente equivocados e inmorales en principio, sí desechables como constituyentes de un peligro real para los cimientos mismos de nuestra vida social. Bahá'u'lláh revela explícitamente en su Libro de Leyes que el verdadero propósito del matrimonio es la procreación de hijos que al crecer puedan conocer a Dios y reconocer y observar sus leyes y mandamientos revelados a través de sus Mensajeros. El matrimonio, según las enseñanzas bahá'ís, es primordialmente un acto social y moral. Tiene un propósito que trasciende las necesidades e intereses personales inmediatos de los cónyuges. El control de natalidad no es permisible, por tanto, excepto en ciertos casos excepcionales".15

EXPANSIÓN DEMOGRÁFICA Y CONTROL DE NATALIDAD

"En una carta escrita de parte del Guardián a un creyente señalaba, además, que 'el propósito principal y sagrado' del matrimonio es 'la perpetuidad de la raza humana... y su elevación a la verdadera posición para la que ha sido destinada por Dios'. En otra carta escrita de su parte se cita: '... El propósito fundamental del matrimonio es traer al mundo almas que sirvan y amen a Dios'.

No hemos descubierto referencia específica alguna en los textos al problema de la expansión demográfica en relación con el control de natalidad. Esta cuestión, por supuesto, está de actualidad como tema de inquietud y especulación por parte de muchas personas. Sin embargo, un estudio de nuestras enseñanzas nos indica que en el futuro habrá, sin duda, un perfeccionamiento de las condiciones de vida y de la salud, pero también se llegará a una total explotación de recursos insospechados y aún intactos del planeta, junto con el control y dosificación de las fuentes de nuevos materiales con un gran aumento de la productividad.

Usted ha mencionado el tema del momento de la aparición del alma humana. Su deducción a este respecto es totalmente correcta, puesto que nuestras Enseñanzas confirman claramente que el alma del hombre aparece en la concepción.

Respecto a su deseo y el de su esposo de evitar cualquier acción que pudiera impedirles de forma permanente la procreación de hijos, el único texto que hasta ahora hemos encontrado sobre el particular está en una carta del amado Guardián a un creyente individual. La pregunta que le hacía era que si después de tener unos cuantos hijos sería permisible someterse la esposa a una operación quirúrgica para evitar un nuevo embarazo. Su respuesta fue que semejante acto era inaceptable e indigno y que aquellos que lo cometieran eran responsables ante Dios.

Cuando le preguntaron al Guardián si el ejercicio del control de natalidad constituye una falta grave en el caso de que el número de hijos impida a los padres cumplir sus obligaciones de educarles, él expresó que el deber de los bahá'ís es observar moderación en todas las cosas y evitar procedimientos ilegales".16

DIOS PROTEGERÁ A LOS SUYOS

"... Y finalmente disponemos del siguiente texto, escrito de parte del Guardián, que esperamos arrojará más luz sobre esta materia: 'Respecto a su pregunta de si usted debería o no tener más hijos, el Guardián cree que usted y su esposo son quienes deben decidir. Sin embargo, siempre debemos tener presente que Dios protegerá a los suyos, y que los niños bahá'ís son los futuros siervos de la humanidad que ayudarán al progreso del mundo hacia un nuevo orden glorioso que Bahá'u'lláh ha preparado para este día de los días. No deberíamos enfrentarnos al futuro con temor, sino con corazones alegres y firmes".17

EL ABORTO

"La práctica del aborto por el mero propósito de deshacerse de los hijos no deseados está absolutamente prohibida en la Fe. Aunque pueden existir ciertas circunstancias que pudieran hacer justificable el aborto, no deseamos en estos momentos entrar en esta cuestión. Por ahora, cuando tal circunstancia surja, lo dejamos a la conciencia del médico que trate el caso."18

"Básicamente, el disponer en forma deliberada de la vida humana está prohibido en la Causa, pero el Texto Sagrado considera ciertas excepciones posibles a esta regla y permite que sea la Casa Universal de Justicia quien legisle sobre ellas. Una de dichas excepciones es el tema del aborto. Queda claro que está absolutamente prohibido que una mujer se someta al aborto por el simple hecho de desearlo, aunque puedan darse circunstancias que hagan justificable un aborto. Sin embargo, por el momento no deseamos legislar sobre si se debe y en qué circunstancias podrá permitirse el aborto, y por tanto se deja el asunto a la conciencia de los interesados, que deben sopesar cuidadosamente los consejos médicos sobre su propio caso a la luz de la guía general dada en las Enseñanzas."19

ABORTO Y OPERACIÓN QUIRÚRGICA

El aborto y las operaciones quirúrgicas hechas con el fin de evitar el nacimiento de niños no deseados están prohibidos en la Causa, a menos que existan circunstancias de tipo médico que justifiquen tal proceder, en cuyo caso la decisión, por el momento, se deja a la conciencia de los interesados, que deben sopesar con sumo cuidado las indicaciones médicas en el contexto de la guía general que aparece en las Enseñanzas. No se ha encontrado nada en los Escritos que se pueda añadir a lo antes citado y que haga referencia a los métodos o procedimientos específicos para utilizar en la planificación familiar. No obstante, debe señalarse que las Enseñanzas determinan que las almas aparecen en la concepción y que consecuentemente sería impropio practicar un método cuyos efectos fueran producir un aborto después de haber sido concebido el nuevo ser."20

"Es evidente que el someterse a una operación quirúrgica por el mero hecho de eliminar a un hijo no deseado no es aceptable. Sin embargo, y como en el caso del aborto, podrían darse circunstancias que justificasen tal operación. Los creyentes que se encuentren ante la necesidad de tomar una decisión semejante deben guiarse por los principios bahá'ís que correspondan al caso, por la orientación profesional mejor cualificada que puedan obtener y por sus propias conciencias. Para llegar a una conclusión los interesados también deberán tener en cuenta la disponibilidad y la seguridad de todos los métodos anticonceptivos, así como posibles riesgos de situaciones irreversibles".21

LIGADURA DE TROMPAS

"La Casa Universal de Justicia ha recibido su carta del 29 de abril preguntando sobre la ligadura de trompas y ha observado que está usted enterada de los principios bahá'ís generales sobre el tema. No obstante, nos ha ordenado que le indiquemos que en circunstancias normales no está permitido someterse a una operación quirúrgica con el objeto de no tener más hijos, si de tal operación puede resultar una esterilidad permanente".22

APARATOS INTRAUTERINOS

"En cuanto a la utilización de aparatos o mecanismos intrauterinos, entendemos que hay diferencias en la opinión profesional sobre la forma en que funcionan. Es decir, si evitan la concepción o si impiden que el óvulo fertilizado se adhiera a la pared del útero. Sin embargo, el Guardián ha declarado que la vida individual comienza en la concepción. Por tanto, los bahá'ís deberán guiarse por la mejor orientación profesional que puedan obtener, y por sus propias conciencias, al utilizar dichos aparatos. Por otra parte, no aparece nada en el Kitáb-i-Aqdas respecto a la colocación de materiales extraños en el cuerpo para impedir el embarazo".23

AÚN NO HA LLEGADO EL MOMENTO

"Otro creyente, habiendo leído esta carta, preguntó al Guardián si en las Enseñanzas Bahá'ís estaban absolutamente prohibidos todos los métodos de control de natalidad, sea cual fuere el propósito. El secretario del amado Guardián, el 4-2-1937 escribió lo siguiente en su nombre:

'El Guardián... ha dedicado una consideración exhaustiva a su pregunta sobre el punto de vista bahá'í respecto al control de natalidad.

... No existe referencia alguna en los Escritos sobre el particular. Todo lo más que podemos decir es mediante la referencia a lo que Bahá'u'lláh ha revelado sobre la naturaleza, propósito y carácter del matrimonio.

Nosotros, pues, como bahá'ís, no estamos en condiciones de condenar ni confirmar la práctica del control de natalidad.

El control de natalidad, por tanto, cuando se ejercita con el fin premeditado de impedir la procreación de hijos, está en contra del espíritu de la ley de Bahá'u'lláh, que define el fin primordial del matrimonio como la procreación de hijos y su educación espiritual en la Causa. La Casa Universal de Justicia tendrá que considerar este tema y dar su veredicto sobre el mismo.'

La Casa Universal de Justicia considera que aún no ha llegado el momento para legislar sobre ese tema y que estas instrucciones ya ofrecen suficiente orientación a los amigos, por ahora".24

EL ESPOSO Y LA ESPOSA DEBEN DECIDIR

"En los Escritos Sagrados no aparece nada específico sobre los temas de control de natalidad, aborto o esterilización, pero Bahá'u'lláh sí reveló que el fin primordial del matrimonio es la procreación de hijos, y es a este fin primordial al que alude el amado Guardián en muchas de las cartas que se citan en la recopilación. Esto no implica que una pareja esté obligada a tener cuantos hijos puedan. Por medio de su secretario, el Guardián indicó claramente, en contestación a una pregunta, que son el esposo y la esposa quienes deben decidir cuántos niños van a tener. La decisión de no tener ningún hijo invalidaría el fin primordial del matrimonio, a menos que hubiera alguna razón de tipo médico que condujese a tal decisión.

Por tanto, usted y su esposo no deberían tener la sensación de estar obligados a aumentar su ya numerosa familia. Este asunto deben decidirlo exclusivamente ustedes, y existen muchos métodos para evitar la concepción a los que ustedes pueden recurrir, incluyendo la autodisciplina y la limitación. No obstante, la esterilización sería un acto de mucho mayor alcance que cualquiera de los anteriores, con implicaciones y resultados que sobrepasan a los que serían necesarios para el propósito inmediato de limitar el tamaño de su familia. Además, no está permitido por la ley bahá'í excepto en raras ocasiones en que las razones médicas lo exijan.25

EUTANASIA (MATAR POR PIEDAD)

"Hemos recibido su carta del 18 de marzo de 1974 en la que pregunta acerca del punto de vista bahá'í sobre la eutanasia y sobre la desconexión del soporte vital en los casos clínicos en que las intervenciones fisiológicas prolongan la vida a los enfermos incapacitados. En general, nuestras Enseñanzas indican que Dios, el Donador de vida, es el único que puede disponer de ella como mejor le convenga, y no hemos encontrado nada en los Textos Sagrados sobre este tema en concreto, pero en una carta del Guardián, escrita por su secretario a un creyente, sobre el hecho de matar por piedad o la eutanasia legalizada, se cita:

'... También éste es un asunto sobre el que tendrá que legislar la Casa Universal de Justicia'.

Hasta el momento en que la Casa Universal de Justicia se proponga legislar sobre la eutanasia, las decisiones en asuntos como los que usted indica se dejan a la conciencia de los interesados".26

"En cuanto al punto de vista bahá'í sobre la desconexión o mantenimiento del soporte vital en los casos clínicos en que la intervención prolonga la vida a los enfermos incapacitados, nada se ha encontrado en el Texto Sagrado que haga referencia específica a este asunto. En tales casos la decisión queda bajo la responsabilidad de los interesados, incluido el paciente".27

MADRES DE ALQUILER E INSEMINACIÓN ARTIFICIAL

"El amado Guardián dijo en una carta escrita de su parte a un creyente que preguntaba acerca de este tema (madres de alquiler e inseminación artificial): '... No hay nada en nuestras Enseñanzas acerca de esto, por tanto no existe objeción para tener un niño por medio de inseminación artificial, siempre que su esposo sea el padre.'

Por tanto, la inseminación artificial es permisible para una esposa bahá'í siempre que su marido sea el donante".28

DONACIÓN DE SEMEN A HOSPITALES

"En vista de lo citado (carta anterior), la Casa Universal de Justicia ha indicado que no sería apropiado que un bahá'í donase semen a un hospital para la inseminación artificial de una mujer si ésta no es su propia esposa".29

VIVISECCIÓN

"Respecto a la pregunta de la Asamblea de Auckland sobre la vivisección, no hay nada sobre este tema en las Enseñanzas Bahá'ís. En un futuro estos asuntos serán sin duda tratados por la Casa Internacional de Justicia".30

SUICIDIO

"No debería uno herirse o cometer un acto de suicidio... Si alguien en algún momento se encontrase en una situación difícil y apremiante, debería decirse a sí mismo: 'Esto pasará pronto'; así se calmará y tranquilizará. En todas mis calamidades y dificultades solía decirme a mí mismo: 'Esto pasará de largo'. Entonces me quedaba tranquilo. Si alguna persona no puede tranquilizarse y no es capaz de resistir su situación, y si desea convertirse en mártir, que se levante a servir a la Causa de Dios. Será mejor para él si alcanza el martirio en este sendero. Levantaos en servicio a la Causa de Dios como los apóstoles se levantaron tras la partida de Cristo".31

"Respecto a la sección 'In Memoriam' del boletín, aunque el suicidio está condenado claramente en las Enseñanzas, esto no significa que una persona haya dejado de ser bahá'í por el hecho de haberse quitado la vida. Por tanto, esta persona debería estar incluida en esta sección lo mismo que los demás creyentes".32

AUTODEFENSA

"Según los textos que ya tienen a su disposición, queda claro que Bahá'u'lláh revela que antes que matar es preferible morir en el sendero de la voluntad de Dios, y que los ataques religiosos organizados contra los bahá'ís nunca deben conducir a ningún tipo de conflicto bélico, ya que esto está estrictamente prohibido en nuestras Enseñanzas...

Desde luego, el principio antes citado es de igual aplicación en los casos en que un bahá'í se vea afectado por una situación de desorden civil. Por tanto, hemos aconsejado a la Asamblea Espiritual Nacional de Estados Unidos que, en las circunstancias actuales de ese país, es preferible que los bahá'ís no compren o posean armas para su protección o la de sus familias".33

"Hemos recibido su carta del 2 de marzo de 1972 preguntando... si un matrimonio pionero, que vive en una zona remota desprovista de protección policial, podría tener un arma en su poder para defenderse, en vista de que los ladrones habían penetrado dos veces en la casa y les habían robado.

Una Tabla de 'Abdu'l-Bahá no traducida hasta ahora, señala que en el caso de un ataque de ladrones o forajidos el bahá'í no debe rendirse, sino intentar defenderse hasta donde las circunstancias lo permitan y después presentar una denuncia ante las autoridades gubernativas. En una carta escrita de parte del Guardián aparece un párrafo que indica que en caso de peligro, y si no hubiere una autoridad legal disponible a la que apelar, estará justificado para un bahá'í el defender su vida. Si bien hemos aconsejado a ciertas Asambleas Espirituales Nacionales de países que se encuentran con desórdenes civiles que es preferible que los bahá'ís no compren o posean armas para su protección personal o la de sus familiares, creemos que en las circunstancias descritas por ustedes en su carta sería permisible que la familia pionera guardase un arma en la casa, siempre que esto esté permitido por la ley".34

LA MUERTE

"Oh hijo del Supremo! He hecho de la muerte una mensajera de alegría para ti. ¿Por qué te afliges? He hecho que la luz resplandezca sobre ti. ¿Por qué te ocultas de ella?"

"¡Oh compañero de mi Trono!... Vive, pues, los días de tu vida, que son menos que un momento efímero, con tu mente limpia, tu corazón inmaculado, tus pensamientos puros y tu naturaleza santificada, para que, libre y contento, te desprendas de este cuerpo mortal, te dirijas al paraíso místico y habites en el reino eterno para siempre."35

ENTIERRO

"Según las enseñanzas bahá'ís, parece claro que no debe embalsamarse el cuerpo. El entierro debe llevarse a cabo dentro de una hora de viaje desde el lugar del fallecimiento. La preparación que se hace del cuerpo para su entierro consiste en lavarlo cuidadosamente y envolverlo en un sudario de tela blanca, preferiblemente de seda. No hay nada en las Enseñanzas respecto a la donación del cuerpo a instituciones científicas para ser utilizado en la investigación. Por tanto, el individuo puede obrar como desee hasta tanto la Casa Universal de Justicia llegue a legislar sobre el tema, si alguna vez llega a hacerlo. La práctica en Oriente es enterrar a la persona dentro de las primeras veinticuatro horas desde su muerte, a veces, incluso, más pronto; aunque no hay indicaciones en las Enseñanzas respecto al límite de tiempo".36

CREMACIÓN

"Él considera que, a tenor de lo que 'Abdu'l-Bahá ha dicho respecto a la cremación, los creyentes deben ser exhortados seriamente a tomar sus medidas, como un acto de fe, para evitar que sus restos sean incinerados. Bahá'u'lláh ha establecido en el Aqdas la ley sobre la forma del entierro bahá'í, que es tan hermoso, conveniente y digno que ningún creyente debería privarse de él."37

"Referente a su pregunta sobre la cremación, la ley bahá'í estipula el entierro. Las instrucciones de Bahá'u'lláh contenidas en su Libro Más Sagrado no dejan lugar a dudas. Shoghi Effendi, en una carta escrita de su parte a un creyente en 1955, comenta que 'Abdu'l-Bahá también explicó que el entierro es natural y debe ser practicado. La explicación del Maestro aludida por Shoghi Effendi se encuentra en las Tablas por Él reveladas. Una de ellas fue publicada en Star of the West, volumen XI, núm. 19, página 317, en donde se cita:

'Hemos recibido su carta y, debido a la escasez de tiempo, le escribo brevemente la respuesta: El cuerpo del hombre se ha formado gradualmente y, en consecuencia, debe descomponerse también gradualmente. Así es de acuerdo con el orden real y natural de la ley divina. Si fuera preferible que el cuerpo se quemase después de la muerte, desde su creación hubiera sido diseñado para que automáticamente, al morir, se prendiera fuego, se consumiera y se convirtiera en cenizas. Pero el orden divino diseñado por mandato de Dios es que al morir este cuerpo sea transferido de un estado a otro diferente del anterior, para que, según las relaciones que existen en el mundo, pueda combinarse y mezclarse paulatinamente con otros elementos, atravesando así estados hasta llegar al reino vegetal, convirtiéndose en plantas y flores, desarrollándose y convirtiéndose en árboles del más elevado paraíso, perfumándose y alcanzando la belleza del color. La cremación suprime súbitamente la posibilidad de lograr estas transformaciones, descomponiéndose tan rápidamente los elementos, que impiden la transformación gradual a esos diferentes estados.4

Cuando nos damos cuenta de que nuestro cuerpo está compuesto por elementos colocados en la tierra por el Creador y que están siendo utilizados continuamente en la formación de seres a través del proceso ordenado de su ley, entendemos mejor la necesidad de que nuestro cuerpo físico esté sujeto al proceso gradual de descomposición. Puesto que al morir el ser real y eterno del hombre, su alma abandona su vestidura física para remontarse hacia los reinos de Dios, podemos comparar el cuerpo a un vehículo que ha sido utilizado para el viaje de la vida terrenal y que ya no lo necesitamos una vez alcanzado su destino'."38

DONACIÓN DEL CUERPO PARA LA INVESTIGACIÓN MÉDICA

"En los Escritos no hay nada contra el hecho de donar nuestro cuerpo para la ciencia de la medicina. Lo único que debemos estipular es que no deseamos que el cuerpo sea incinerado, puesto que ello se opone a nuestras leyes bahá'ís.

Como muchas personas dejan instrucciones para donar su cuerpo a la ciencia médica para la investigación, él sugiere que ustedes investiguen, por mediación de algún amigo abogado o a través de algún hospital, la forma en que podrían hacerlo y entonces incluir las cláusulas necesarias en su testamento estipulando que ustedes desean que su cuerpo rinda un servicio a la humanidad al morir, y que, siendo bahá'í, solicita que sus restos mortales no sean incinerados ni transportados a más de una hora de viaje desde el lugar del fallecimiento.

Tras su salida, el espíritu no tiene más conexión con el cuerpo, pero como éste fue una vez el templo del espíritu, a nosotros los bahá'ís se nos enseña que debe ser tratado con respeto".39

PROCESO DE LA MUERTE FÍSICA

"Respecto a la pregunta sobre cuánto tarda el espíritu en separarse definitivamente del cuerpo, no hay referencia en los Escritos a este tema".40

REENCARNACIÓN

"... Ninguna revelación de Dios ha enseñado jamás la reencarnación. Éste es un concepto humano. El alma del hombre aparece en la concepción".41

"La evolución en la vida del individuo comienza con la formación del embrión humano y atraviesa varias fases. Incluso después de la muerte continúa en otro nivel. El espíritu humano tiene capacidad para un desarrollo infinito.

La identidad del hombre, o mejor aún, su individualidad, jamás se pierde. Su realidad como persona permanece intacta a través de los diferentes estados de su desarrollo. No preexiste en forma alguna antes de venir a este mundo".42

LA REENCARNACIÓN NO EXISTE

"A través de sus Enseñanzas sabemos que la reencarnación no existe. Sólo venimos una vez a este planeta. Nuestra vida aquí es comparable a la del bebé en el vientre de su madre, desarrollando en este estado todo lo necesario para su vida después del nacimiento. Lo mismo ocurre con nosotros. Aquí debemos desarrollar espiritualmente aquello que necesitaremos para nuestra vida después de la muerte. En esa vida futura, Dios, mediante su misericordia, puede ayudarnos a desplegar aquellas características cuyo desarrollo hayamos descuidado mientras estábamos en este plano terrenal. No necesitamos volver a nacer con otro cuerpo para avanzar espiritualmente y aumentar nuestro acercamiento a Dios.

Ésta es la Enseñanza bahá'í y esto es lo que los seguidores de Bahá'u'lláh deben aceptar, sin tener en cuenta las experiencias que otras personas piensan haber tenido. Usted mismo debe saber, seguramente, que la psicología moderna enseña que la capacidad de la mente humana para creer lo que imagina es casi infinita. El que haya personas que piensen que han tenido un determinado tipo de experiencia, creyendo que recuerdan algo de una vida anterior, no significa que realmente tuviesen esa experiencia o que existieran previamente. El poder de sus mentes sería más que suficiente para hacerles creer firmemente que ocurrió tal cosa".43

LA SALUD

"La bendición de una buena salud es el mejor de todos los dones."

'Abdu'l-Bahá
LA SALUD, EL MAYOR DE TODOS LOS DONES

"Aunque la mala salud es una de las condiciones inevitables del ser humano, verdaderamente es difícil de soportar. La gracia de una buena salud es el mayor de todos los dones".44

OLVÍDATE DE TI MISMO PERO NO DE TU SALUD

"Referente al hecho de que el hombre deba olvidarse totalmente de sí mismo, lo que significa es que debería levantarse en el misterio del sacrificio, y esto es la desaparición de sentimientos mortales y la extinción de la moral censurable que constituye la oscuridad temporal, y no que la salud física deba convertirse en debilidad y languidez".45

EL PROPÓSITO DE LA SALUD

"El cuidado de nuestra salud puede hacerse con dos intenciones. El hombre puede preocuparse de su cuerpo con el propósito de satisfacer sus deseos personales. O bien puede cuidar su salud con la buena intención de servir a la humanidad y de vivir lo suficiente para cumplir con su deber hacia el género humano. Esta última es la más loable.

Existe una conexión entre las cosas materiales y las espirituales. Cuanto más saludable sea el cuerpo, mayor será el poder del espíritu humano. Así serán mayores también los poderes del intelecto, la memoria y su capacidad de reflexión".46

DESEE SALUD PARA SERVIR AL REINO

"Si la salud y el bienestar del cuerpo se gasta en el sendero del Reino, es muy aceptable y digno de alabanza. Si se gasta en beneficio del mundo de la humanidad en general -incluso si fuera para su provecho material y fuese un medio de hacer el bien-, también así es aceptable. Pero si la salud y el bienestar del hombre se dirige hacia los deseos sensuales, viviendo una vida en el plano animal y con ocupaciones diabólicas, entonces la enfermedad sería preferible a semejante estado de salud; no, más aún: la muerte misma es preferible a esa forma de vida. Si está deseoso de tener salud, desee salud para servir al Reino. Espero que pueda usted alcanzar un discernimiento perfecto, una firmeza inflexible, una salud completa y una fuerza espiritual y física para que pueda beber de la fuente de la vida eterna y ser asistido por el espíritu de las confirmaciones divinas".47

SALUD ESPIRITUAL

"Cuando hablo de salud me refiero a la salud espiritual. La salud del cuerpo es inestable. Por mucho cuidado que uno ponga en preservarla, inevitablemente se pondrá enfermo algún día y su cuerpo caerá. Pero la salud espiritual no se consume y se obtiene cuando el espíritu del hombre se libera de las condiciones de este mundo sombrío, dejándose envolver y empapar por las cualidades divinas".48

"La salud física no tiene importancia. Lo importante es la salud espiritual, que tiene un efecto y exaltación perdurables. Cuanto más pensamos en el cuerpo peor se vuelve. Por tanto, es mejor no prestarle demasiada atención..."49

"Mi salud espiritual es siempre perfecta. Disfruto de una salud eterna del espíritu. Espero que todas las gentes del mundo alcancen este don celestial. Rogad para que la salud espiritual de la humanidad pueda mejorar día a día, puesto que hay muchos doctores que tratan las dolencias físicas de la gente, pero hay muy pocos médicos espirituales. A esto se refería Jesús cuando dijo: 'No temáis a quienes tienen control sobre vuestro cuerpo, más bien temed a quien pueda controlar vuestro espíritu'. Dejad libre vuestro espíritu para que pueda remontarse hacia las alturas de la santidad. Que vuestro espíritu despliegue las alas blancas del progreso. A menudo ocurre que la enfermedad física hace que el hombre se acerque más a su Creador, consiente que su corazón se vacíe de todos los deseos mundanos hasta que llega a ser afectuoso y compasivo hacia todos los que sufren y misericordioso con todas las criaturas. Aunque las enfermedades físicas hacen sufrir temporalmente al hombre, sin embargo no afectan a su espíritu. No, más bien contribuyen a lograr el propósito divino; es decir, que llegan a crear sensibilidad espiritual en su corazón".50

"Y si buscas el remedio divino que aliviará al espíritu humano de todas las dolencias y le permitirá alcanzar la salud del Reino Divino, sabe que ese remedio son los preceptos y enseñanzas de Dios. Obsérvalos con el mayor cuidado".51

MEDICINA ESPIRITUAL

"Espero que, así como has recibido la salud física, recibas también tu salud espiritual. Al igual que el cuerpo se cura de sus enfermedades físicas, el espíritu se cura también de sus enfermedades espirituales. La cura de la enfermedad física es muy sencilla, pero curar una enfermedad espiritual es muy difícil. Si una persona tiene fiebre y se le da una medicina, la fiebre desaparecerá, pero si el espíritu está afligido por la enfermedad de la ignorancia, es difícil eliminar esa dolencia. Por ejemplo, si la salud espiritual está afectada por el amor al mundo, se le debe administrar una medicina espiritual. Estas medicinas son los consejos y mandatos de Dios, que tendrán su efecto sobre ello."52

LA SALUD ESPIRITUAL CONDUCE A LA SALUD FÍSICA

"Yo espero que llegues a ser como una luz que se eleva y que alcances la salud espiritual, ya que la salud espiritual conduce a la salud física".53

UN MEDIO PARA SERVIR A SU CAUSA

"Debería usted tener siempre en cuenta el consejo de Bahá'u'lláh de que debemos poner el máximo cuidado en nuestra salud, ciertamente no porque sea un fin en sí misma, sino como un medio necesario para servir a su Causa".54

EL MERO CONOCIMIENTO NO ES SALUD

"El admitir que la salud es algo bueno no da lugar por sí solo a la salud. Se requiere un médico experimentado para poner remedio a las condiciones humanas que existan. Al igual que un médico es preciso que tenga conocimientos completos de patología, diagnosis, terapéutica y tratamientos, es evidente que este médico del mundo debe ser sabio, experimentado y capacitado para que se produzca la salud. Su mero conocimiento no es salud. Debe aplicarse dicho conocimiento y administrarse la medicina".55

SER SUMISO A DIOS

"El hombre no debe imaginarse enfermedades, sino que debe confiar siempre en Dios. En cualquier caso, la vida de un hombre en este mundo es temporal. Se encuentra en un mundo que es como una casa, susceptible de cualquier invasión. Dios debe proteger al hombre y el hombre debe ser sumiso a Dios. No debe ocuparse con los pensamientos de las cosas (imaginaciones). Si una persona piensa demasiado en su salud, llegará a estar afligida".56

DESCANSO Y RELAJACIÓN

"Él está encantado de saber que usted ya se ha recuperado totalmente y que está ocupado de nuevo en su importante trabajo para la Causa. No obstante, no debería desatender su salud, sino considerarla como el medio que le permite servir. El cuerpo es como un caballo que lleva sobre sus lomos la personalidad y el espíritu. Debemos cuidarle como tal para que pueda realizar su trabajo. Sin duda debería usted proteger sus nervios y empeñarse en dedicar un tiempo no sólo para rezar y meditar, sino también para un verdadero descanso y relajación. Para ser espirituales no tenemos que orar y meditar durante horas y horas".57

DORMIR

"Si un hombre duerme, no debería ser por placer, sino para que el cuerpo descanse con el fin de hacer las cosas mejor, para hablar mejor, para saber explicar las cosas con más belleza, para servir a los siervos de Dios y demostrar las verdades".58

"Un maestro debería dormir por las noches con el pensamiento de estar refrescado al día siguiente para cumplir más plenamente con su deber en cuanto a la enseñanza de sus alumnos".59

SER FELIZ

"Reíd y conversad, no os lamentéis conversando. Reíd y hablad.

La risa se produce por un aflojamiento o relajación de los nervios. Es una condición ideal y no física. La risa es el efecto visible de una causa invisible. Por ejemplo, la felicidad y la desgracia son fenómenos suprasensoriales. No se pueden oír con los oídos o tocarlos con las manos. La felicidad es un estado espiritual...

Éste es el día de la felicidad. En ninguna época de otras manifestaciones hubo una causa como ahora para ser feliz. Una situación de felicidad atrae bendiciones especiales. Cuando la mente está deprimida no se reciben estas bendiciones".60

"Debéis ser felices siempre. Debéis contaros entre las personas alegres y felices y adornaros con las costumbres divinas. La felicidad mantiene en gran medida nuestra salud, mientras que la depresión del espíritu genera la enfermedad..."61

"Debéis vivir en la mayor felicidad. Si os sobreviene alguna dificultad o vicisitud en vuestras vidas; si vuestro corazón se deprime a causa de la salud, la subsistencia o la vocación, no permitáis que estas cosas os afecten. Eso no debería ser causa de infelicidad, puesto que Bahá'u'lláh os ha brindado la felicidad divina. Él os ha preparado el alimento celestial y ha destinado para vosotros la misericordia eterna..."62

"La felicidad tiene relación con la preservación de la salud. De las penas nacen enfermedades".63

"La alegría nos da alas. En los momentos en que estamos alegres nuestra fuerza es más vital, nuestro intelecto más agudo... Pero cuando la tristeza nos visita nos abandonan las fuerzas".64

"¡Oh hijo del hombre! Regocíjate en el gozo de tu corazón, para que seas digno de reunirte conmigo y reflejar mi belleza".65

PRUEBA DE NOBLEZA

"Cualquiera puede ser feliz en una situación de comodidad, vida fácil, salud, éxito, satisfacción y alegría, pero si una persona está feliz y tranquila en tiempos de dificultad, opresión y enfermedad generalizada, es una prueba de nobleza...

... Sin embargo, como los creyentes en Dios se están volviendo hacia el mundo ilimitado, no llegan a estar deprimidos y tristes por las calamidades desastrosas. Tienen algo que les consuela..."66

PENA, TRISTEZA, CELOS, IRA

"No os rindáis ante la pena y la tristeza, pues son causa de la mayor desgracia. Los celos consumen el cuerpo y la ira quema el hígado. Evitad los celos y la ira igual que evitaríais a un león".67

EL ALMA SE VE AFECTADA

"Si un amigo nos causa alegría o pena; si un amor resulta ser verdadero o falso, es el alma la que se ve afectada. Si nuestros seres queridos están lejos de nosotros, es el alma la que languidece, y el dolor y las penas del alma pueden tener una reacción en el cuerpo".68

EJERCICIO

"... El ejercicio es bueno cuando el estómago está vacío; fortalece los músculos. Cuando el estómago está lleno es muy perjudicial..."69

"Algunos juegos son inocentes y si se practican como pasatiempo no causan daño alguno, pero el peligro está en que el pasatiempo puede degenerar en pérdida de tiempo. En la Causa de Dios no es aceptable la pérdida de tiempo, pero sí es deseable un esparcimiento que pueda mejorar las capacidades físicas, como es el ejercicio."70

SOCIEDAD DE SALUD

"Respecto a la sociedad de salud de la cual es usted miembro, una vez que entre bajo el amparo de esta Fe (Bahá'í), su influencia aumentará un cien por cien".71

FUERZA ELÉCTRICA

"El clima es mejor aquí, junto al mar, que en Ramlah (Egipto), porque la humedad del mar asciende y no es perjudicial, mientras que la humedad de la tierra cercana al mar es más intensa y dañina para la salud. Además, por el movimiento y oleaje del agua se produce una fuerza eléctrica que es muy beneficiosa para la salud".72

TIEMPO DESPEJADO

"El tiempo hermoso y despejado da nueva vida y fuerza al hombre. Y si ha estado enfermo, le hace sentir nuevamente en su corazón una esperanza gozosa de salud renovada."73

EDIFICIOS ELEVADOS: POBLACIÓN DENSA

"América hará progresos rápidos en el futuro, pero me atemorizan estos edificios elevados y las poblaciones tan inmensas. No son buenas para la salud pública".74

LA VOZ BONITA Y LA MÚSICA

"Una voz bonita, acompañada de una bella música, produce un gran efecto, pues las dos son deseables y gratas. Estas cosas tienen en sí mismas una organización y están compuestas sobre una ley natural. Por tanto, corresponden al orden de la existencia igual que una cosa que se ajusta a un molde. Cuando sucede esto afecta a los nervios, y éstos afectan al corazón y al espíritu".75

NUTRICIÓN

"Oh pueblos, comed de las cosas buenas que Dios os ha permitido, y no os privéis de sus maravillosas bendiciones..."

Bahá'u'lláh
COMED LAS COSAS BUENAS

"Si un hombre deseara adornarse con los ornamentos de la tierra, ataviarse con sus vestiduras o participar de los beneficios que ésta le puede conferir, no le causará ningún daño si no permite que nada se interponga entre él y Dios, puesto que Dios ha prescrito todas las cosas buenas, hayan sido creadas en los cielos o en la tierra, para aquellos de sus siervos que creen realmente en Él. Oh pueblos, comed las cosas buenas que Dios os ha permitido, y no os privéis de sus maravillosas bendiciones. Mostrad gratitud y alabanzas hacia Él y sed de aquellos que son verdaderamente agradecidos".76

"Todo lo que ha sido creado es para el hombre, quien es la cumbre de la creación y debe estar agradecido por las dádivas divinas. Todas las cosas materiales son para nosotros, para que mediante nuestra gratitud podamos aprender a entender la vida como un bien divino..."77

CONFORMIDAD

"Verdaderamente lo más necesario es la conformidad bajo cualquier circunstancia. Por medio de ella uno se preserva de condiciones enfermizas y de la dejadez".78

ECONOMÍA

"La economía es el cimiento de la prosperidad humana. El despilfarrador siempre tiene dificultades. Malgastar el dinero es un pecado imperdonable en cualquier persona. No debemos estar viviendo nunca a costa de otros como plantas parásitas... Es más regio estar satisfecho con un mendrugo de pan que [el( disfrutar de una comida opípara, a base de numerosos platos, cuyo coste ha salido de los bolsillos de otros".79

CUÁNDO DEBEMOS COMER O BEBER

"¡Oh Dios, el Conocedor Supremo! La Lengua Antigua pronuncia aquellas palabras que complacerán a los entendidos en ausencia de los médicos.

¡Oh pueblo!, no comáis salvo cuando sintáis hambre. No bebáis después de haberos retirado a dormir".80

DIGESTIÓN, MASTICACIÓN

"No toméis alimentos excepto cuando [el proceso de( la digestión haya concluido. No traguéis la comida hasta haberla masticado totalmente.

Todo lo que sea difícil de masticar está prohibido a los prudentes. Así os lo ordena la Pluma Suprema. Tomar alimentos antes de que se hayan digerido los comidos anteriormente es peligroso".81

LÍQUIDOS PRIMERO

"Tomad primero los alimentos líquidos, antes de ingerir los sólidos..."82

EL DESAYUNO

"Una comida ligera por la mañana es como una luz para el cuerpo..."83

ALIMENTOS OPUESTOS

"Si se sirven en la mesa dos alimentos diametralmente opuestos, no los mezcléis. Conformaos con uno de ellos..."84

CAMINAR UN POCO

"Después de haber comido, caminad un poco para que la comida se asiente..."85

FRUTA Y CEREALES

"El alimento del futuro será la fruta y los cereales. Llegará el tiempo en que ya no se comerá más carne. La ciencia de la medicina está solamente en su infancia; sin embargo, ya ha demostrado que nuestro alimento natural es el que crece en la tierra".86

LA CARNE

"A medida que la humanidad progrese consumirá cada vez menos carne, puesto que la dentadura del hombre no es carnívora. Por ejemplo, el león está dotado de una dentadura carnívora que está diseñada para la carne, y si ésta le faltara, el león pasaría hambre. Los leones no pueden pacer. Sus dientes son de una forma diferente. La formación del estómago de un león es tal que no obtendría la debida nutrición sin la carne. El águila tiene un pico en forma de gancho con la parte inferior más corta que la superior. Si intentase picotear para alimentarse de grano le resultaría imposible. Igualmente, si intentara pacer fracasaría. Por tanto, está obligado a alimentarse de carne. Pero los animales domésticos, como la vaca, el caballo, el burro, la oveja, etc., tienen dientes herbívoros formados para cortar la hierba que es su forraje. De los dientes humanos, los molares están formados para moler el grano; los dientes frontales o incisivos son para los frutos, etc. Por tanto, es bien evidente que, a tenor de los instrumentos destinados a la comida, el alimento que corresponde al hombre son los cereales y no la carne. Cuando la humanidad se haya desarrollado más completamente, dejará poco a poco de consumir carne".87

"¡Oh tú que estás pronunciando las alabanzas de tu Señor! He leído tu carta por la que expresas tu asombro ante algunas de las leyes de Dios, como la que hace referencia a la caza de animales inocentes; criaturas que no son culpables de ningún mal.

No te sorprendas por esto. Reflexiona sobre las realidades íntimas del universo, la sabiduría secreta que comporta, los enigmas, las interrelaciones, las reglas que lo gobiernan todo. Cada parte del universo está conectada con todas las otras partes mediante vínculos que son muy potentes y que no admiten desequilibrios o descuidos de ninguna clase. En el reino físico de la creación todas las cosas comen o son comidas. La planta absorbe del mineral, el animal recoge y engulle la planta, el hombre se alimenta del animal, y el mineral devora el cuerpo del hombre. Los cuerpos físicos van atravesando una barrera tras otra, de una vida a otra, y todas las cosas están sometidas a la transformación y al cambio, excepto la causa de su existencia, puesto que Él es constante e inmutable. En Él se encuentra la existencia de todas las especies y clases, de todas las realidades contingentes en la creación entera.

Siempre que se examina a través de un microscopio el agua que bebe el hombre o el aire que respira, se observa que en cada aliento de aire el hombre inhala abundante vida animal y con cada sorbo de agua engulle también una gran variedad de animales. ¿Cómo podría pararse este proceso? Pues todas las criaturas comen o son comidas y la estructura misma de la vida se erige sobre este hecho. Si no fuera así, los lazos que relacionan todas las cosas creadas dentro del universo quedarían desatados.

Y, más aún, cada vez que una cosa se deshace, se destruye o se le quita la vida es promovida a un mundo que es mayor que el mundo que antes conocía. Por ejemplo, deja la vida del mineral y pasa a la vida de la planta; entonces abandona la vida vegetal y asciende a la del animal; a continuación supera la vida del animal y se eleva hasta el reino de la vida humana. Y esto es gracias a tu Señor, el Misericordioso, el Compasivo..."88

CAZAR

"Bahá'u'lláh advierte contra la caza excesiva y prescribe leyes que prohíben comer animales hallados muertos en una trampa o red."89

COMER CERDO

"Comer cerdo no está prohibido en las enseñanzas bahá'ís".90

TOMAR MIEL - EL YA BAHÁ'U'L-ABHÁ

"Dedícate a conmemorar a Dios cada mañana y a volverte hacia el Horizonte de Misericordia.

Toma algo de miel, recita el Ya Bahá'u'l-Abhá y come un poco de ella varios días. Pues estas enfermedades que te dominan no son a cuenta de tus pecados, sino para hacerte despreciar este mundo y saber que no hay serenidad ni descanso en esta vida temporal."91

AYUNO

"El ayuno es un símbolo. El ayuno significa abstinencia de la sensualidad. El ayuno físico es el símbolo de esa abstinencia y es un recordatorio; es decir, que así como una persona se abstiene de apetitos físicos, debe también abstenerse de apetitos y deseos egoístas. Pero la mera abstinencia de comida no tiene efecto sobre el espíritu. Es sólo un símbolo, un recordatorio. De otra forma no tiene importancia. Ayunar con este objeto no quiere decir privarse completamente de la comida. La regla de oro en cuanto al alimento es no comer demasiado ni comer muy poco. Es necesaria la moderación. Hay una secta en la India que practica extrema abstinencia y va reduciendo su alimento poco a poco hasta llegar a subsistir casi con nada. Pero su inteligencia sufre. Un hombre no es capaz de servir a Dios con el cerebro o el cuerpo si está debilitado por falta de alimento. No puede ver claramente.92

PUREZA Y SANTIDAD

"El nivel bahá'í es muy elevado, muy especialmente cuando se compara con la moral totalmente corrompida del mundo actual".

Shoghi Effendi
LIMPIEZA EXTERNA

"Sed la esencia de la limpieza entre la humanidad... En toda circunstancia observad las maneras más refinadas... No dejéis aparecer la menor traza de desaseo en vuestras vestiduras... Sumergíos en agua pura; el agua que ya ha sido usada no es permisible..."93

"El hecho de tener un cuerpo puro y limpio ejerce mucha influencia en el espíritu del hombre".94

"Cuando el hombre, en cualquier circunstancia, se halle puro e inmaculado se convertirá en el centro del reflejo de la Luz manifiesta. En todas sus acciones y conducta debe prevalecer la pureza, después la belleza y la independencia. Antes de llenar un recipiente con agua dulce debe estar bien limpio. El ojo puro percibe la vista y el encuentro con Dios; la nariz pura inhala los perfumes de la rosaleda de la munificencia; el corazón puro se convierte en el espejo de la belleza de la verdad. Por esto en los libros sagrados los consejos y mandatos divinos han sido comparados con el agua. La limpieza y la religiosidad, la pureza y la delicadeza exaltan a la humanidad y hacen que las cosas contingentes progresen. Incluso cuando se aplica a cosas físicas, la delicadeza origina el logro de la espiritualidad tal como ha sido establecido en las Sagradas Escrituras".95

"La limpieza externa, aunque es algo físico, tiene una gran influencia en la espiritualidad".96

EL BAÑO

"Sumergíos en agua pura; el agua que ya ha sido usada no es permisible... Cuidad de no acercaros a los depósitos de los baños en Persia. Abandonad igualmente los tanques de agua estancada de las casas y sed de los puros. Verdaderamente hemos deseado ver en vosotros las manifestaciones del Paraíso en la tierra, de forma que de vosotros pueda emanar lo que hará regocijarse los corazones de los cercanos. Quienquiera que vierta el agua sobre sí mismo y bañe así su cuerpo ya hace lo suficiente y no es preciso que se introduzca dentro del agua. En verdad Dios ha deseado facilitaros las cosas, como una gracia, para que seáis de los agradecidos..."97

AGUA PURA

"Enjuagad todas las cosas impuras con agua que no pueda cambiar por las 'tres' (color, olor y sabor). Cuidaos de no usar agua que esté infectada por el aire (estancada) o por alguna otra cosa..."98

EL MAR DE LA PUREZA

"Dios ha retirado el decreto de impureza de todas las cosas y de otras naciones, como un don divino. Verdaderamente Él es el Perdonador, el Benéfico. En éste el primer Día de Ridván, en el que nos hemos manifestado a todos en el mundo con nuestros Nombres más hermosos y exaltados atributos, todas las cosas han sido sumergidas en el mar de la pureza, por medio de mi favor que rodea [a( todas las criaturas, para que puedan asociarse con todas las religiones y ofrecer la Causa de su Señor el Clemente..."99

LA ROPA

"La oración de aquel que tenga sus ropas sucias no ascenderá a Dios, y el Concurso Celestial se apartará de él".100

AGUA DE ROSAS - ATTAR (aceite esencial)

"Haced uso del agua de rosas, así como de attar puro. Esto ha sido del agrado de Dios desde toda la eternidad, de forma que lo que es deseo de vuestro Señor, el Poderoso, el Sabio, pueda ser difundido por vosotros".101

ASPECTO

"Se ha permitido a los hombres elegir su forma de vestirse, de arreglarse y el corte de la barba, pero cuidad, oh pueblo, de no convertiros en juguetes de los ignorantes".102

"... No dejarse crecer el pelo del hombre más allá del lóbulo de la oreja... ni afeitarse la cabeza".103

MAQUILLAJE FACIAL

"Respecto al uso de maquillaje facial por parte de las mujeres bahá'ís, deben considerarse libres de hacer lo que les plazca en asuntos tan puramente personales. Ya que se recomienda a los bahá'ís que actúen con moderación en todas las cosas y a buscar el comportamiento más correcto, la Asamblea Espiritual Nacional, si lo considera necesario o conveniente, puede aconsejar a los creyentes que actúen con moderación también en este asunto".104

OTRAS ORDENANZAS

"Lavarse los pies, cortarse las uñas, no meter la mano en la comida (refiriéndose a la manera de comer)".105

OPIO

"El opio es nocivo y detestable. Que Dios nos proteja del castigo que Él inflige a quien lo usa. De acuerdo con el texto explícito del Libro Más Sagrado está prohibido y su uso expresamente condenado. La razón nos enseña que el fumar opio es una forma de demencia, y la experiencia atestigua que quien lo usa queda completamente apartado del reino humano. Que Dios nos proteja a todos contra la perpetración de un acto tan repugnante como éste. Acto que reduce a ruinas los cimientos mismos del concepto humano y que da lugar al desahucio perpetuo de quien lo toma. De hecho, el opio se aferra al alma de tal forma que muere la conciencia, se borra la mente y se anulan las percepciones. Los vivos se convierten en muertos, extingue el calor natural. No puede concebirse un mal mayor que el ocasionado por el opio. Afortunados aquellos que ni siquiera pronuncian su nombre; pensad, pues, cuán desdichado es quien lo toma..."106

ALUCINÓGENOS: UNA FORMA DE INTOXICACIÓN

"Respecto a las llamadas virtudes 'espirituales' de los alucinógenos... los estímulos espirituales deben ser el resultado de volver nuestro corazón hacia Bahá'u'lláh y no a través de medios físicos tales como drogas y sustancias. Por la descripción que usted hace en su carta parece que dichas sustancias alucinógenas son una forma de intoxicante. Ya que los amigos, incluyendo los jóvenes, deben abstenerse estrictamente de toda clase de bebidas y productos intoxicantes, y además se espera que obedezcan conscientemente las leyes civiles de su país, es, pues, evidente que deben abstenerse de tomar dichas drogas.

Sobre la juventud de hoy recae una gran responsabilidad en cuanto a la paz y el bienestar del futuro. Que los jóvenes bahá'ís sean el ejemplo luminoso para sus compañeros mediante el poder de la causa que han abrazado".107

EL USO DE MARIHUANA, LSD Y OTROS PRODUCTOS PSICODÉLICOS

"En respuesta a su petición de fecha 24 de octubre de 1967 para que publiquemos un texto relativo al uso de la marihuana, el LSD y otros productos psicodélicos, ya hemos informado a la Asamblea Espiritual Nacional de Estados Unidos que los bahá'ís no deben tomar sustancias alucinógenas, entre las que se incluyen el LSD, el peyote y productos similares, excepto cuando sean prescritas para un tratamiento médico. Tampoco deben implicarse en experimentos con tales sustancias.

Aunque en los Escritos Bahá'ís no tenemos una referencia directa a la marihuana, y en vista de que esta sustancia es un derivado de lo que se considera ser una forma más suave de cánnabis, variedad que se utiliza para producir el hachís, podemos transmitirle una traducción del persa de una Tabla de 'Abdu'l-Bahá sobre el hachís:

'Refiriéndose al hachís, usted ha señalado que algunos persas se han habituado a tomarlo, ¡bendito sea Dios!; éste es el peor de los productos intoxicantes y su prohibición fue revelada explícitamente. Su uso origina la desintegración del pensamiento y el total entumecimiento del alma. ¿Cómo puede alguien buscar este fruto del árbol infernal y, tomándolo, ser conducido a poner de manifiesto las características de un monstruo? ¿Cómo puede una persona tomar esta droga prohibida y privarse así de las bendiciones del Todomisericordioso...?'"108

PEYOTE109

"Quienquiera esté implicado en el uso del peyote debería ser informado de que en la Fe Bahá'í el estímulo espiritual es el resultado de volver nuestro corazón hacia Bahá'u'lláh y no a través de medios físicos. Por tanto, se les debería animar a que renunciaran al uso del peyote".110

HACHÍS

"El alcohol consume la mente y hace que el hombre cometa actos absurdos, pero este endiablado hachís extingue la mente, congela el espíritu, petrifica el alma, consume el cuerpo y deja al hombre frustrado y perdido".111

"Referente al hachís..., es el peor de todos los productos intoxicantes y su prohibición ha sido revelada explícitamente. Su uso produce la desintegración del pensamiento y un entumecimiento total del alma".112

FUMAR TABACO

"Observad cuán agradable es la limpieza a los ojos de Dios y cuán específicamente ha sido destacada en los Libros Sagrados de los Profetas, puesto que las Escrituras prohíben comer o usar todo aquello que sea impuro. Algunas de estas prohibiciones eran absolutas y afectaban a todos. Aquel que transgrediera una determinada ley era aborrecible ante Dios y anatematizado por los creyentes. Ésas eran algunas de las cosas que estaban categóricamente prohibidas y transgredirlas era considerado como el más grave de los pecados. Y entre ellas había acciones tan repugnantes que es vergonzoso incluso citar su nombre.

Pero hay otras cosas prohibidas que no causan un daño inmediato, sino que sus efectos nocivos van apareciendo de forma paulatina. Tales actos son también repugnantes para el Señor, censurables y repelentes a sus ojos. Sin embargo, no ha sido expresamente manifestada en los Textos la absoluta ilegitimidad de dichos actos, pero su anulación es necesaria en aras de la pureza, la limpieza, la preservación de la salud y para liberarse de la adicción.

Entre estas últimas está el fumar tabaco, que produce olor, es sucio, ofensivo y un mal hábito cuyos efectos perniciosos se van haciendo cada vez más evidentes a todo el mundo. Todos los médicos cualificados han establecido -y también ha sido comprobado mediante análisis- que uno de los componentes del tabaco es un veneno mortal, y que el fumador es vulnerable a muchas y variadas enfermedades. Es por esta razón que el fumar ha sido claramente designado como repugnante desde el punto de vista higiénico...

Lo que quiero decir es que, a la vista de Dios, el fumar tabaco es aborrecible, asqueroso en extremo y, aunque sea en forma gradual, es altamente nocivo para la salud. También es una forma de malgastar el dinero y el tiempo, convirtiendo al fumador en presa de una adicción malsana. Para quienes permanecen firmes en el Convenio, este hábito es, pues, reprobado tanto por la razón como por la experiencia, y la renuncia al mismo producirá alivio y paz mental a todas las personas. Por otra parte, esto hará posible tener una boca fresca, los dedos limpios y el cabello libre de un olor desagradable y repelente. Al recibir esta misiva, los amigos seguramente abandonarán este hábito pernicioso de alguna forma y tal vez por un periodo de tiempo. Ésa es mi esperanza..."113

FUMAR ES GRADUALMENTE DAÑINO

"... Deseo decir que, a la vista de Dios, el fumar tabaco es algo condenado y desaprobado, muy sucio, y cuyas consecuencias son gradualmente dañinas. Además, es motivo de gasto, de pérdida de tiempo, y es un hábito pernicioso..."114

CIGARRILLOS, PUROS Y ASPIRAR TABACO

"El fumar cigarrillos, puros o aspirar tabaco por la nariz (rapé) no está prohibido ni siquiera en el Hazíratu'l-Quds".115

NO DEBERÍA CONVERTIRSE EN MATERIA DE CONTROVERSIA

"Como usted ha observado correctamente..., 'Abdu'l-Bahá aconsejó no fumar tabaco. Aunque las Enseñanzas condenan firmemente el fumar, no lo prohíben. El amado Guardián contestó a través de su secretario a cartas en las que se le preguntaba sobre este tema, que no tenemos el derecho de privar a nadie de fumar; que los bahá'ís son libres de fumar, pero que es preferible para ellos que no lo hagan, y que esta cuestión no debería convertirse en materia de controversia".116

EL FUMAR DURANTE LAS REUNIONES

"El fumar tabaco, al igual que otras prácticas personales, debería estar sujeto a la consideración de cortesía. El bahá'í, en su vida cotidiana, sea o no fumador, debería ser consciente en todo momento de los derechos de quienes le rodean y evitar hacer todo aquello que pueda ser desagradable para ellos.

Respecto al hecho de fumar durante las diferentes clases de reuniones bahá'ís que usted menciona, es responsabilidad de la Asamblea, local o nacional, el decidir sobre el asunto para aquellas reuniones que estén bajo su control directo".117

EL ALCOHOL

"Bebed, oh doncellas de Dios, el Vino Místico de la copa de mis palabras. Arrojad de vuestro lado aquello que vuestras mentes aborrecen, pues os ha sido prohibido en sus Tablas y Escrituras. Cuidado, no sea que troquéis el Río de la verdadera vida por aquello que detestan las almas de los que tienen un corazón puro. Embriagaos con el vino del amor a Dios y no con aquello que adormece vuestras mentes, ¡oh vosotros que adoráis a Dios! Verdaderamente, ha sido prohibido a todos los creyentes, sean hombres o mujeres. Así ha resplandecido el sol de mi mandamiento sobre el horizonte de mi revelación, para que las doncellas que creen en Mí sean iluminadas".118

"De acuerdo con el texto del Libro Más Sagrado, está prohibido beber vino, puesto que es causa de enfermedades crónicas, debilita los nervios y consume la mente".119

"El alcohol consume la mente y da lugar a que el hombre cometa actos absurdos".120

"Referente a los licores y de acuerdo con el texto del Libro de Aqdas, están prohibidas tanto las bebidas fuertes como las ligeras. La razón de esta prohibición es que el licor extravía las mentes y causa el debilitamiento del cuerpo. Si el alcohol fuera beneficioso, habría sido originado en el mundo a través de la creación divina y no mediante el esfuerzo del hombre. Todo lo que beneficia al hombre existe en la creación. Ya ha sido demostrado y establecido médica y científicamente que los licores son nocivos. Por tanto, el significado de lo que ha sido escrito en las Tablas ("He escogido para vosotros lo que hay en los cielos y en la tierra") se refiere a aquellas cosas que son acordes con la creación divina y no aquellas que son perjudiciales. Por ejemplo, el veneno es una de esas cosas; ahora bien, ¿cómo podemos decir que los venenos deben tomarse habitualmente porque Dios los ha creado para el hombre? Sin embargo, con respecto a los licores alcohólicos, si el médico los receta a un paciente y su utilización es necesaria, entonces pueden tomarse tal como hayan sido prescritos".121

"Con respecto a la utilización de bebidas alcohólicas y drogas, el Guardián desea que usted sepa que han sido prohibidas de manera explícita en el Kitáb-i-Aqdas. El opio, sin duda alguna, está prohibido. Sin embargo, el fumar, aunque permitido, se desaconseja. Otros diversos puntos que puedan surgir sobre este particular y que no hayan sido explicados en los Escritos Sagrados tendrán que ser considerados cuidadosamente y legislados por la futura Casa Internacional de Justicia, que es el cuerpo facultado por Bahá'u'lláh para legislar en todos aquellos asuntos que no hayan sido explícitamente revelados en las Escrituras Sagradas de la Fe".122

SABORES Y EXTRACTOS PARA REPOSTERÍA

"Usted pregunta si está permitido que los amigos utilicen sabores de repostería tales como vainilla, limón y extractos sazonados de ron, en vista de que dichos condimentos contienen un cierto porcentaje de alcohol, y si los bahá'ís pueden trabajar en fábricas donde se producen dichos extractos.

No hemos encontrado textos que prohíban a los amigos utilizar extractos de sabores en los alimentos. Éste puede ser uno de los temas sobre el que tendrá que legislar la Casa Universal de Justicia, pero, por ahora, debe dejarse a los amigos en libertad para actuar como deseen. El mismo principio debe aplicarse a quienes están empleados en las fábricas que producen tales extractos".123

COMIDAS SAZONADAS CON LICORES ALCOHÓLICOS

"Con referencia a su pregunta de si las comidas que han sido sazonadas con licores alcohólicos, tales como coñac, ron, etc., deben ser clasificadas en la misma categoría que las bebidas que producen embriaguez y, en consecuencia, prescindir de dichas comidas, el Guardián desea que todos los amigos sepan que estos alimentos o bebidas están estrictamente prohibidos".124

EL ALCOHOL EN LOS REMEDIOS CASEROS

"Aunque en las enseñanzas está bien claro que el uso del alcohol está permitido siempre que sea prescrito por un médico con fines terapéuticos, no hemos podido encontrar instrucción alguna que permita su utilización en el preparado de remedios caseros para las enfermedades corrientes".125

NO DEBERÍA SERVIRSE ALCOHOL

"Los bahá'ís no deben servir bebidas alcohólicas en las reuniones en que ellos sean anfitriones".126

"De la nota anterior se desprende que no debe servirse alcohol en todas aquellas ocasiones en que alguna institución bahá'í patrocine el acto o bien que el anfitrión actúe en representación de la Causa. En los hogares privados o en el transcurso de actividades profesionales o de negocios, queda al criterio y conciencia de los propios bahá'ís el determinar si sirven o no bebidas alco-hólicas a los no bahá'ís, pero es muy severa la obligación de observar la prohibición impuesta por Bahá'u'lláh".127

NI SIQUIERA EN EL BUDÍN

"Los bahá'ís no deben beber en ninguna circunstancia. La prohibición en las Tablas de Bahá'u'lláh es tan inequívoca que no hay excusa para tocarlo ni siquiera con los labios a manera de brindis o en un budín flambeado; en realidad, de ninguna forma."128

TRABAJAR EN BARES O TABERNAS

"Hemos recibido su carta del 13 de junio preguntando si un bahá'í puede ser propietario de un establecimiento en el que se vendan bebidas alcohólicas, así como si un bahá'í puede trabajar en bares o tabernas.

Por el momento los amigos deberían considerar esto como un asunto de conciencia y evitar tanto el ocuparse de la venta de licor como cualquier otro empleo que esté relacionado con el despacho de bebidas alcohólicas, puesto que tales acciones representan una violación del espíritu de la prohibición en la ley bahá'í".129

HÁBITOS

"... Evitad todo hábito perjudicial; son causa de desgracia para el mundo".130

"No puedo entender por qué la gente insiste en que no se puede renunciar a algo una vez que se ha acostumbrado a ello. Se puede hacer muy fácilmente si uno toma una firme determinación decidiendo prescindir de ello para siempre. No es más que una cuestión de carácter y decisión".131

"Cuando estaba en París, uno de los creyentes me trajo una almohada muy blanda y me rogó que me la pusiera bajo la cabeza. Me acostumbré a ella, y como en este hotel no tienen de estas almohadas, me ha estado doliendo el cuello todas estas noches. ¡No voy a usar ninguna! Cuando era joven, a menudo usaba un ladrillo o una piedra de almohada y dormía profundamente... Una persona no debería acostumbrarse a cosas cuya ausencia pueda perturbar su bienestar".132

UNA VIDA SANTA

"Lo que Bahá'u'lláh admite por castidad ciertamente [que( no incluye la costumbre de besarse que es corriente en la sociedad moderna. Va en detrimento de la moral de los jóvenes y con frecuencia les hace llegar demasiado lejos o bien despierta apetitos que quizá no pueden en ese momento satisfacer legítimamente a través del matrimonio y cuya supresión es un esfuerzo para ellos.

La norma de conducta bahá'í es muy elevada, y muy particularmente cuando se la compara con la moral totalmente corrompida del mundo actual. Pero esta norma nuestra producirá gentes más saludables, más felices, más nobles e inducirá a matrimonios más estables..."133

"Las palabras del Maestro a...134 que usted ha citado, pueden tomarse en realidad como el verdadero espíritu de las enseñanzas sobre el tema del sexo. Debemos esforzarnos en alcanzar este elevado nivel."135

BESAR INDISCRIMINADAMENTE

"Nos ha llegado su carta del 24 de octubre en la que nos pregunta acerca de la práctica habitual de besarse y abrazarse entre los amigos, tanto en Europa como en América.

Como usted sabe, en El Advenimiento de la Justicia Divina el amado Guardián ha mencionado los principios de la conducta bahá'í que se refieren a este tema y ha condenado las familiaridades fáciles y la conducta frívola. Es bien cierto que la práctica de besarse y abrazarse indiscriminadamente entre personas no emparentadas y de distinto sexo no es deseable y está desaconsejada. De manera especial en esta época en que las limitaciones están siendo abolidas una tras otra, los bahá'ís deberían esforzarse al máximo para mantener su nivel de conducta individual a la altura del comportamiento establecido en las enseñanzas, tanto en su vida personal como en sus relaciones con los demás".136

UNA VIDA CASTA Y SANTA

"... Una vida casta y santa..., requiere el abandono de una conducta frívola, con su excesivo apego a los placeres triviales y con frecuencia erróneamente dirigidos. Requiere la total abstinencia de toda bebida alcohólica, del opio y de drogas similares que forman hábito. Condena la prostitución del arte y la literatura, las prácticas del nudismo y del matrimonio en compañerismo, la infidelidad en las relaciones matrimoniales y toda forma de promiscuidad, de fácil intimidad y de vicios sexuales. No puede tolerar ninguna avenencia con las teorías, las normas, los hábitos y los excesos de una época decadente. Por el contrario, trata de demostrar, por medio de la fuerza dinámica de su ejemplo, el carácter pernicioso de tales teorías, la falsedad de tales normas, la frivolidad de tales demandas, la perversidad de tales hábitos y el carácter sacrílego de tales excesos".137

EL IMPULSO SEXUAL

"La norma inculcada por Bahá'u'lláh no pretende, en circunstancia alguna, negar ni uno solo de los derechos y privilegios legítimos de obtener en toda su extensión y variedad los innumerables gozos, bellezas y placeres con los que el mundo ha sido tan generosamente enriquecido por el Creador Todoamoroso".138

"La Fe Bahá'í reconoce el valor del impulso sexual pero condena sus expresiones ilegítimas e inadecuadas, tales como el amor libre, el matrimonio de compañerismo y otros, todos los cuales son considerados como positivamente perjudiciales para el ser humano y para la sociedad en la que vive. El uso adecuado del instinto sexual es un derecho natural de todo individuo, y es precisamente para este propósito por lo que se ha establecido la institución del matrimonio. Los bahá'ís no creen en la supresión del impulso sexual, sino en su regulación y control".139

PROBLEMAS SEXUALES: LA HOMOSEXUALIDAD

"Existe un número de problemas sexuales, tales como la homosexualidad y la transexualidad, que pueden muy bien tener aspectos médicos, y en tales casos debe, sin duda, recurrirse a la mejor de las asistencias médicas a su alcance. Pero, según las enseñanzas de Bahá'u'lláh, queda bien claro que la homosexualidad no es un estado o situación a la que una persona tenga que acomodarse, sino que es una distorsión de su naturaleza, que debe ser controlada y superada. El hacer esto puede significar una lucha difícil; pero no menos difícil puede ser esa lucha para una persona heterosexual en su empeño por dominar sus deseos. La práctica del autocontrol, en éste como en tantos otros aspectos de la vida, tiene unos efectos beneficiosos en el progreso del alma".140

"La homosexualidad está firmemente censurada, representando a veces una gran prueba y un motivo de sufrimiento para una persona como bahá'í. Cualquier individuo que se vea afectado por ello debería buscar el medio para vencer este obstáculo, sea a través de la oración o por cualquier otro medio..."141

"La homosexualidad, según los Escritos de Bahá'u'-lláh, está reprobada espiritualmente. Eso no significa que las personas afligidas por esto no deban ser asistidas, aconsejadas y compadecidas. Lo que significa es que no creemos que sea una forma de vida permisible..."142

"... Bahá'u'lláh se ha expresado con mucha firmeza en contra de esta vergonzosa aberración sexual, en los mismos términos que lo ha hecho contra el adulterio y la conducta inmoral en general. Debemos intentar ayudar a estas almas a superarlo..."143

"Por muy delicado y hermoso que pueda ser el amor entre personas del mismo sexo, el permitir que encuentre su forma de expresión en actos sexuales es incorrecto. El decir que es un amor ideal no es excusa. La inmoralidad de cualquier clase está realmente prohibida por Bahá'u'lláh y las relaciones homosexuales son consideradas por Él como tales, además de ser contra natura.

El verse atribulado por este hecho representa una carga muy pesada para un alma consciente. Sin embargo, una persona puede vencer este obstáculo mediante el asesoramiento y la asistencia de médicos, un esfuerzo firme y resuelto, y a través de la oración.

Dios juzga a cada alma por sus propios méritos. El Guardián no puede decirle cuál sería la actitud de Dios hacia una persona que viviera una vida recta en la mayor parte de sus facetas pero no en ésta. Lo que sí puedo decirle es que está prohibido por Bahá'u'lláh, y que una persona que se vea afectada por una situación así, debería luchar una y otra vez hasta conseguir superarla. Debemos estar esperanzados ante la Misericordia de Dios, pero no engañarnos a nosotros mismos".144

MASTURBACIÓN

"La masturbación es claramente un uso inapropiado del instinto sexual, tal como éste es entendido en la Fe. Además, como usted ha señalado, implica el dejarse llevar por fantasías mentales, mientras que Bahá'u'lláh, en el Kitáb-i-Aqdas, nos ha exhortado a no entregarnos

a las pasiones, y 'Abdu'l-Bahá, en una de sus Tablas bien conocidas, nos estimula a mantener "puros nuestros pensamientos secretos". Por supuesto, nos vienen involuntariamente a la imaginación muchos pensamientos descarriados, que son el simple resultado de la debilidad, por los cuales no somos culpables, a menos que lleguen a quedarse fijados o, peor aún, que se expresen en actos impropios. En El Advenimiento de la Justicia Divina, al describir las normas morales que los bahá'ís deben mantener, tanto en su vida individual como en la comunidad, el Guardián escribió:

'Tal vida casta y santa, con sus implicaciones de modestia, pureza, templanza, decencia y mentalidad clara, comprende no menos que el ejercicio de la moderación en todo lo que concierne al vestido, lenguaje, entretenimiento y todos los pasatiempos artísticos y literarios. Exige la vigilancia diaria en el control de nuestros deseos carnales e inclinaciones corruptas'.

"Usted debe continuar, por tanto, luchando con determinación contra el problema que tiene y buscando la ayuda de la oración. Sin embargo, debería recordar que ésta es solamente una de las muchas tentaciones y fallos que un ser humano debe esforzarse por superar a lo largo de su vida. Y no aumentar las dificultades que ya tiene al sobreestimar su importancia. Le sugerimos que intente verlo dentro del espectro íntegro de las cualidades que un bahá'í debe desarrollar en su carácter. Esté a la expectativa ante cualquier tentación, pero no permita que eso ocupe una gran parte de su atención. Más bien debería concentrarse en las virtudes que quiere desarrollar, en los servicios que debería esforzarse por rendir y,

sobre todo, en Dios y sus atributos, dedicando sus energías a vivenciar una vida bahá'í íntegra en sus múltiples facetas".145

LA CIENCIA MÉDICA

"Este conocimiento es el más importante entre todas las ciencias, puesto que es el más grande de los medios creados por Dios, el Vivificador del polvo, para preservar los cuerpos de los hombres..."

Bahá'u'lláh
CIENCIAS QUE OS BENEFICIEN

"Os hemos concedido permiso para estudiar aquellas ciencias que os sean de provecho, no aquellas que os conduzcan a discusiones ociosas. Esto es mejor para vosotros, si lo supierais".146

LA MEDICINA, LA MÁS IMPORTANTE DE TODAS LAS CIENCIAS

"Este conocimiento (el arte de curar) es el más importante entre todas las ciencias, porque es el más grande de los medios creados por Dios, el Vivificador del polvo, para preservar los cuerpos de los hombres, y Él lo ha puesto delante de todas las ciencias y sabidurías. Puesto que éste es el día en que debéis levantaros para mi victoria".147

EN SU NOMBRE BENDITO

"Dichoso el médico que cura las dolencias en mi Nombre bendito y muy amado".148

EL AMOR A DIOS Y LAS CIENCIAS

"Con el amor a Dios son aceptadas y apreciadas todas las ciencias; sin él resultan estériles. No, peor aún, son más bien causa de locura. Todas las ciencias son similares a un árbol. Si su fruto es el amor a Dios, es un árbol bendito. Si no es así, se trata de madera seca que finalmente se convierte en combustible para el fuego".149

ESFORZAOS POR LLEGAR A ESTAR ALTAMENTE CUALIFICADOS EN ESTA CIENCIA

"Deberíais esforzaros por estudiar la ciencia de la medicina. Empeñaos en ello día y noche, para que podáis llegar a estar altamente cualificados en esta ciencia, y cuando deseéis administrar un tratamiento, dirigid vuestro corazón hacia el Reino de Abhá, suplicando las confirmaciones divinas".150

HOMBRES DE CULTURA Y CONOCIMIENTOS

"En relación a la pregunta sobre si los bahá'ís deben familiarizarse con las diferentes ciencias y ramas del conocimiento, Shoghi Effendi desea que le informe a usted que tanto Bahá'u'lláh como 'Abdu'l-Bahá han concedido una posición muy elevada a los hombres de cultura y conocimientos. Bahá'u'lláh, en una de sus Tablas, dice que todos los bahá'ís deben mostrar un respeto a estas personas. Por otra parte, no cabe duda que el dominio de las diferentes ramas del conocimiento amplía la propia visión, pudiendo así entender y apreciar mucho mejor el significado del Movimiento Bahá'í y sus principios".151

PSIQUIATRÍA

"En nuestras enseñanzas no hay referencias a Freud y sus métodos. El tratamiento psiquiátrico en general es, sin duda, una aportación importante en la medicina, pero debemos entender que todavía es una ciencia en desarrollo y no una ciencia perfeccionada. Como Bahá'u'lláh nos ha exhortado a recurrir a la asistencia de buenos médicos, los bahá'ís no sólo tienen ciertamente la libertad de acudir a la ayuda de la psiquiatría, sino que realmente deberían hacerlo siempre que esté a su alcance. Eso no significa que los psiquiatras sean sabios y siempre tengan razón, sino más bien que tenemos libertad para aprovecharnos de lo mejor que pueda ofrecernos la medicina".152

PSICOLOGÍA

"... La psicología es, por ahora, una ciencia inexacta y muy joven, y a medida que pasen los años los psicólogos bahá'ís, que conocen la verdadera pauta de la vida humana a través de las enseñanzas de Bahá'u'lláh, estarán capacitados para realizar grandes avances en el desarrollo de esta ciencia que podrá ser de gran ayuda para aliviar el sufrimiento de las personas".153

HIPNOTISMO

"El hipnotismo tiene una débil influencia en nuestro cuerpo, pero no produce resultados. En cambio, el poder del Reino de Dios es grande. Si te es posible, esfuérzate por obtener una parte de ese poder".154

AUTOSUGESTIÓN O HIPNOTISMO

"'Abdu'l-Bahá nos ha prevenido contra todo aquello que figura bajo el título de prácticas psíquicas, y, no obstante, cualquier forma de autosugestión o hipnotismo realizada por la ciencia médica o por doctores adecuadamente preparados debe ser aprovechada libremente, siempre que consideremos que el médico que va a utilizar tales métodos está cualificado y que no abusará de sus derechos".155

A LOS MÉDICOS

"¡Por mi vida! El médico que ha bebido del vino de mi amor puede curar con sólo su visita, y su aliento es misericordia y esperanza."

Bahá'u'lláh
SEA EL MEJOR EN SU PROFESIÓN

"... Deben ustedes esforzarse concienzudamente por llegar a ser únicos en su profesión y famosos en esas regiones, porque el alcanzar la perfección en su profesión en esta época misericordiosa está considerado como adoración a Dios".156

ESTO ES ADORACIÓN

"Servir a la humanidad y corresponder a las necesidades de la gente, eso es adoración. Servir es orar. Un médico atendiendo al paciente con delicadeza, con ternura, libre de prejuicios y creyendo en la solidaridad de la raza humana, está alabando a Dios."157

SIEMPRE QUE ATIENDA A UN PACIENTE

"¡Oh tú siervo sincero del Único Verdadero y médico espiritual del pueblo! Siempre que atiendas a un paciente, dirige tu rostro hacia el Señor del Reino, suplica la ayuda del Espíritu Santo y sana las dolencias del enfermo".158

"Y cuando quieras dispensar un tratamiento, dirige tu corazón hacia el Reino de Abhá suplicando las confirmaciones divinas."159

PRESCRIBIR UNA MEDICINA ADECUADA

"... El médico debe estar informado y conocer todos los miembros y partes del cuerpo, así como la constitución y el estado del paciente, para poder recetar un medicamento eficaz contra el veneno violento de la enfermedad. En realidad, el médico deduce de la propia enfermedad cuál es el tratamiento apropiado para el paciente, diagnosticando primero la dolencia y a continuación recetando la medicina adecuada. ¿Cómo se podría prescribir un remedio y un tratamiento antes de descubrir la enfermedad? Así pues, el médico debe tener un conocimiento total de la constitución, los miembros, los órganos y el estado del paciente y estar al corriente de todas las enfermedades y de todos los remedios con el fin de poder prescribir una medicina adecuada".160

ÉL ES EL SANADOR

"Debemos confiar en Dios. No hay más Dios que Él, el que cura, el Sabio, el Protector... Nada en el cielo ni en la tierra está fuera del dominio de Dios. ¡Oh médico! Al tratar a los enfermos, menciona primero el nombre de Dios, el Poseedor del Día del Juicio, y después haz uso de las cosas que Dios ha destinado para curar a sus criaturas. ¡Por mi vida! El médico que ha bebido el vino de mi Amor puede curar con sólo su visita, y su aliento es misericordia y esperanza. Adheríos a él por el bien de vuestros cuerpos, pues tiene la confirmación de Dios en su tratamiento".161

MÉDICO CON DOS PODERES

"¡Oh tú médico distinguido!... Alabado sea Dios porque tú posees dos poderes: uno, el de realizar curaciones físicas, y otro, el de hacer curaciones espirituales. Todo lo relacionado con el espíritu humano tiene un enorme efecto en sus condiciones físicas. Por ejemplo, usted debería transmitir alegría a su paciente. Dele consuelo y regocijo y hágale sentir exaltación y alborozo... Trate usted, por tanto, a los enfermos con los dos poderes. Los sentimientos espirituales producen un efecto sorprendente en la curación de las dolencias nerviosas".162

NO ES REPROCHABLE

"... Si un médico consuela a un enfermo diciendo: 'Gracias a Dios que está mejor, hay esperanzas de que se recupere'. Aunque estas palabras sean contrarias a la verdad, pueden ser un motivo de consuelo para el paciente y el comienzo del final de la enfermedad. Esto no es reprochable".163

CURAR LA ENFERMEDAD DE LOS IGNORANTES

"Diga al Dr... que él estudió la medicina física y que curaba las enfermedades físicas. Pido a Dios que llegue a ser un médico espiritual y que cure la enfermedad de los ignorantes."164

"¡Oh tú anhelante! Sé un médico para los enfermos y enseña a los ignorantes; esto es, muestra a los demás el camino del Reino y guíales a la vida eterna."165

COMBINAR LOS DOS SERVICIOS

"Usted debería continuar su profesión y al mismo tiempo tratar de servir al Reino de Dios."166

"Verdaderamente suplico al Señor de las Huestes que aumente tu fe cada día más que el día anterior, que te confirme con su Espíritu Santo, que te dé capacidad para participar de las luces del conocimiento y sabiduría, que te haga un heraldo del Convenio en esas regiones y te instruya en lo que no conozcas: para que te conviertas en un médico para los cuerpos y también para las almas; que cures los cuerpos con las medicinas que son útiles y beneficiosas para la [enfermedad( física, y que cures los corazones y las almas con el antídoto que los vivifique.

Oh mi amigo, debes estar desprendido [de todo lo que no sea Dios(, ser atraído y sincero, gastar tu vida en el sendero de Dios. Sé santo, espiritual, religioso, vivo, brillante, divino, santificado, puro, de carácter bondadoso, firme en el Convenio, fluido e instruido; y dirige tu mirada hacia el Reino de El-Abhá con un corazón rebosante de amor a Dios, derramando lágrimas en su recuerdo, con el rostro resplandeciente por su luz, con el corazón sincero hacia los amados de Dios y con una espada que divida la verdad de la falsedad. Por Dios, el Único Verdadero, el Espíritu de Bahá te asistirá con tal fuerza que todo el concurso de la tierra no podrá [oponerse(."167

EL MÉDICO HÁBIL

"El ser humano no puede permanecer en la misma condición: le ocurren diferentes enfermedades y cada una tiene un remedio especial. El médico hábil no da la misma medicina para curar cualquier enfermedad o dolencia, sino que cambia los remedios y las medicinas de acuerdo con las diferentes necesidades de las enfermedades y de la constitución de cada cual. Una persona puede tener una enfermedad grave causada por la fiebre, y el médico hábil le dará remedios fríos; y cuando en otro tiempo la condición de la persona ha cambiado, padeciendo escalofríos en vez de fiebre, sin duda que el hábil doctor descartará la medicina fría y permitirá usar medicamentos que le den calor. Este cambio o alteración viene requerido por la condición del paciente y es una prueba evidente de la habilidad del médico."168

EL MÉDICO OMNISCIENTE

El Médico Omnisciente tiene puesto su dedo en el pulso de la humanidad. Percibe la enfermedad y en su infalible sabiduría prescribe el remedio. Cada época tiene su propio problema y cada alma su aspiración particular. El remedio que el mundo necesita para sus aflicciones actuales no puede ser nunca el mismo que el que pueda requerir una edad siguiente. Preocupaos fervientemente con las necesidades de la edad en que vivís y centrad vuestras deliberaciones en sus exigencias y requerimientos."169

PRÁCTICAS CORRUPTAS

"El Guardián cree que su actitud respecto a la práctica corrupta de aceptar comisiones de compañeros médicos y de farmacias es muy admirable. Cuanto más rectos y nobles sean los bahá'ís en su conducta, más impresionarán al público con la vitalidad espiritual de la Fe en la que creen."170

LOS DOCTORES NO DEBERÍAN TRABAJAR EN LOS NUEVE DÍAS SAGRADOS

"Él piensa que es mejor que los médicos bahá'ís no trabajen en nuestros nueve Días Sagrados; pero, por supuesto, esto no significa que no deban atender en esos días a las personas verdaderamente enfermas y las urgencias."171

ENFERMEDADES

"... Al sufrir estas calamidades, debemos recordar que los mismos Profetas de Dios no eran inmunes a los sufrimientos de los hombres. Ellos también conocieron la tristeza, la enfermedad y el dolor."

Shoghi Effendi
EL MUNDO DE LA MATERIA, FUENTE DE PESAR

"... Pero toda la tristeza y el dolor que existe procede del mundo de la materia. El mundo espiritual proporciona solamente alegría. Si sufrimos es como consecuencia de cosas materiales, y todas las pruebas y dificultades provienen de este mundo de ilusión.

Por ejemplo, un comerciante puede perder su negocio y le sobrevendrá la depresión. Un trabajador es despedido y tendrá ante su vista la indigencia. Si un agricultor tiene una mala cosecha, su mente se llena de ansiedad. Si un hombre que ha construido su casa ve cómo el fuego la convierte en cenizas, automáticamente se sentirá sin hogar, arruinado y desesperado.

Todos estos ejemplos son para demostrar que las pruebas que constantemente nos acosan, todos nuestros pesares, dolores, vergüenza y aflicciones tienen su origen en el mundo material, mientras que el Reino espiritual jamás causa tristeza. El hombre que vive con sus pensamientos en este Reino disfruta de una alegría perpetua. Las desgracias que toda carne hereda no pasan de largo por delante de él, pero sólo llegan a tocar la superficie de su vida. En las profundidades reina la calma y la serenidad".172

LOS PROFETAS DE DIOS NO SON INMUNES AL SUFRIMIENTO

"... Al sufrir estas calamidades, debemos recordar que los mismos Profetas de Dios no eran inmunes a los sufrimientos de los hombres. Ellos también conocieron la tristeza, la enfermedad y el dolor. Con sus espíritus ellos se elevaron por encima de estas cosas. Eso es lo que nosotros debemos intentar hacer cuando estamos afligidos. Las dificultades de este mundo pasan y sólo queda lo que nosotros hemos hecho con nuestras almas; por tanto, es ahí adonde debemos dirigir nuestra mirada: a volvernos más espirituales, acercarnos más a Dios, sin importarnos lo que nuestros cuerpos o mentes tengan que soportar".173

PECULIARIDADES DE ESTE MUNDO FÍSICO

"¡Oh tú doncella de Dios! Aunque tu cuerpo es débil y enfermizo como Job, que fue objeto de muchas pruebas, sin embargo (¡alabado sea Dios!), eres espiritualmente fuerte y tienes la salud y felicidad supremas. Las peculiaridades de este mundo físico son las enfermedades y dolencias, mientras que la esencia del universo de Dios son la salud y el vigor. El cuerpo es como una lámpara y el espíritu es como la luz. Alabado sea Dios, pues la luz nos muestra su máxima brillantez y no importa que la lámpara esté algo dañada".174

EL ALMA ES INDEPENDIENTE DE LOS DOLORES CORPORALES

"El que una persona exteriorice signos de debilidad es debido a los obstáculos que se interponen entre su alma y su cuerpo, puesto que el alma por sí misma permanece independiente de cualquier dolor corporal".

"Sabed que el alma del ser humano es independiente y está exaltada por encima de todas las flaquezas del cuerpo y de la mente".175

RESULTADO DE NUESTRAS PROPIAS ACCIONES

"Las pruebas de los seres humanos son de dos clases. Las consecuencias de sus propias acciones. Si una persona come en exceso, estropea su digestión; si toma un veneno, se enferma o muere; si bebe en demasía, perderá su equilibrio. Todos estos sufrimientos tienen su origen en el propio hombre, por lo que está claro que ciertos sufrimientos son el resultado de nuestras propias acciones".176

LA ENFERMEDAD, DESEQUILIBRIO DE ELEMENTOS ESENCIALES

"¡Oh tú que eres atraído hacia el aliento fragante de Dios! He leído tu carta dirigida a la Sra. Lua Getsinger. Ciertamente has examinado con gran cuidado los motivos de la incursión de la enfermedad en el cuerpo humano. Resulta que, sin duda, los pecados son una importante causa de las dolencias físicas. Si la humanidad se liberase de las impurezas del pecado y la desobediencia y viviera de acuerdo con el equilibrio innato y natural, sin dejarse arrastrar adonde las pasiones les quieran conducir, es indudable que las enfermedades no aumentarían la intensidad de su influencia y diversidad.

Pero el ser humano ha continuado sirviendo perversamente a sus apetitos sensuales y no quiere contentarse con alimentos simples. Por el contrario, prepara comidas que son la combinación de muchos ingredientes o sustancias que difieren unas de otras. Si a esto le añadimos la realización de actos indignos e innobles, su atención queda absorbida y abandona la templanza y la moderación de una forma de vida natural. El resultado será la aparición de enfermedades intensas y variadas.

El animal, en lo referente a su cuerpo, está hecho con los mismos elementos esenciales que el hombre. Sin embargo, como el animal se conforma con alimentos simples y se esfuerza en no tolerar un nivel excesivo de incitaciones inoportunas y además no comete pecados, sus dolencias en relación al hombre son muy pocas. Por tanto, vemos claramente cuán poderosos son el pecado y la rebeldía como factores patógenos. Una vez que se han engendrado estas enfermedades se complican, se multiplican y se transmiten a otras personas. Éstas son las causas espirituales e internas de la enfermedad.

Los factores externos y físicos causantes de la enfermedad son una alteración del equilibrio, de la proporción correcta de todos aquellos elementos que conforman el cuerpo humano. Para ilustrarlo digamos que el cuerpo humano es un compendio de muchas sustancias esenciales. Cada componente está presente en una cantidad prescrita que contribuye al equilibrio esencial del conjunto. Mientras que estas sustancias esenciales permanezcan en su debida proporción, de acuerdo con el equilibrio natural del conjunto -es decir, que ningún componente sufra un cambio en su nivel natural de proporción o en su equilibrio; que no se vea aumentado ni disminuido-, no existirá causa física para la aparición de la enfermedad.

Por ejemplo, el almidón es un elemento que debe estar presente en el cuerpo en una cantidad determinada. Mientras que cada elemento permanezca en su proporción natural con respecto al conjunto, no habrá motivos para la aparición de la enfermedad. No obstante, cuando estos componentes varían en cuanto a su cantidad correcta y natural, es decir, cuando aumentan o disminuyen, es seguro que estará ofreciendo una vía de entrada a la enfermedad.

Esta cuestión requiere la investigación más minuciosa. El Báb había dicho que la gente de Bahá debe desarrollar la ciencia de la medicina hasta un grado tal que les permita curar las enfermedades mediante los alimentos. La razón fundamental de esta afirmación es que, si en alguna sustancia de las que componen el cuerpo humano se produjera un desequilibrio que alterase su proporción relativa y correcta hacia el conjunto, este hecho provocaría invariablemente la aparición de la enfermedad. Por ejemplo, si el almidón aumentase indebidamente o el azúcar disminuyese, la enfermedad dominaría. La función del médico experto consiste en determinar qué elemento del cuerpo del paciente ha sufrido una disminución y cuál ha aumentado. Una vez que lo haya descubierto, debe recomendar como receta un alimento que contenga en proporciones considerables la sustancia que haya disminuido, para restablecer el equilibrio esencial del cuerpo. Tan pronto como la constitución del paciente esté de nuevo en equilibrio, la enfermedad desaparecerá.

La prueba de todo esto es que, aunque los otros animales no hayan estudiado nunca la ciencia de la medicina ni realizado investigaciones en las enfermedades, en las medicinas, los tratamientos o la curación, incluso así, cuando uno de ellos cae presa de la enfermedad, la naturaleza le conduce, por campos y lugares desérticos, a aquellas plantas que al ingerirlas liberarán al animal de la dolencia. La explicación es que si, por ejemplo, el componente del azúcar ha disminuido en el cuerpo del animal, siguiendo una ley natural el animal siente apetito por las hierbas ricas en azúcar. Entonces, por un estímulo natural, entre miles de variedades de plantas de todo el prado, el animal descubre y come de la planta que contiene el elemento del azúcar en grandes proporciones. De esta manera se restablece el equilibrio esencial de las sustancias que componen el cuerpo, y la enfermedad desaparece.

Este tema requiere una investigación muy cuidadosa. Cuando los médicos bien cualificados examinen a fondo y de forma perseverante y total este asunto, se pondrá de manifiesto con claridad que la incursión de la enfermedad es debida a una alteración en las proporciones relativas de las sustancias que componen el cuerpo, y que el tratamiento consiste en ajustar estas cantidades relativas, lo cual se puede lograr por medio de los alimentos. Sin duda, en esta nueva era maravillosa, el desarrollo de la ciencia médica inducirá a los doctores a la cura de sus pacientes con alimentos. Como el sentido de la vista, el sentido del oído, del gusto, del olfato y del tacto son todas facultades del discernimiento, su propósito es el de separar lo beneficioso de lo que cause daño. Pues bien, ¿sería posible que el sentido humano del olfato, el que distingue los olores, encontrase uno repugnante y que ese olor fuese beneficioso para el cuerpo humano? ¡Sería absurdo e imposible! De igual manera, ¿podría el cuerpo humano, a través de la facultad de la vista, cuya función es distinguir las cosas visibles, beneficiarse por la contemplación de una masa repugnante de excrementos? ¡Jamás! Igualmente, si el sentido del gusto, facultad que selecciona y rechaza, apreciara algo desagradable, sería señal de que no resulta beneficioso y que, si bien al principio pudiera ofrecer alguna ventaja, a la larga quedaría establecido su perjuicio.

Y, de igual forma, cuando la constitución del cuerpo se encuentra en un estado de equilibrio, no cabe duda que cualquier cosa que deguste resultará beneficiosa para la salud. Observad cómo los animales estarán paciendo en una pradera donde haya cien mil clases diferentes de hierbas y plantas y, con su sentido del olfato, irán olfateando los perfumes de las plantas, los probarán con su sentido del gusto y entonces ingerirán aquellas hierbas que les benefician.

Si no fuera por esta capacidad de selección los animales morirían todos en un solo día, puesto que hay una cantidad enorme de plantas venenosas y los animales no saben nada de farmacopea. Observad, sin embargo, qué división de grados tienen con los que diferenciar lo bueno de lo dañino. Cualquier elemento de su cuerpo que se vea disminuido puede ser rehabilitado buscando y consumiendo alguna planta que contenga una porción abundante del elemento de que carece, recuperando así el equilibrio de los componentes físicos y librándose de la enfermedad.

Tan pronto como los médicos altamente cualificados desarrollen la curación de las enfermedades por medio de los alimentos, recomienden el consumo de comidas sencillas y prohíban a la humanidad el vivir esclavizados por sus apetitos lujuriosos, de cierto que disminuirá la incidencia de las enfermedades crónicas diversas y mejorará sensiblemente el estado de salud general de la humanidad. Está destinado que esto suceda. De la misma forma, en el carácter, la conducta y los modales de las personas se producirán modificaciones universales.

Saludos y alabanzas para vosotros."177
ORACIÓN Y ESFUERZOS CONSTANTES

"Tales obstáculos (es decir, las enfermedades y otras dificultades), por graves e insuperables que parezcan al principio, pueden y deben ser superados eficazmente mediante el poder combinado de la oración y de esfuerzos decididos y constantes."178

CÁNCER

"¡El cáncer es una calamidad terrible en el mundo de hoy! Pero cuando los creyentes son llamados a sufrir pruebas tan amargas, tienen la fe que les mantiene, el amor de sus amigos bahá'ís que les conforta y las palabras gloriosas de Bahá'u'lláh referentes a la inmortalidad que les dan confianza y valor. Benditos somos, en verdad, incluso en medio de nuestras mayores pruebas."179

NO SE HA DECLARADO QUE SEA ENFERMEDAD ESPIRITUAL

"No se le puede conceder autoridad al texto que se atribuye a 'Abdu'l-Bahá según el cual habría dicho, refiriéndose al cáncer, que es una enfermedad espiritual. La frase carece totalmente de autenticidad y no debería ser divulgada."180

LA LOCURA PUEDE CURARSE MEDIANTE LA ORACIÓN

"La enfermedad puede ser de dos clases: material y espiritual. Por ejemplo, si te haces un corte en la mano y rezas para que se cure el corte sin hacer algo para detener la sangre, no conseguirás mucho. Esto necesita un remedio material.

Pero, a veces, si el sistema nervioso está paralizado por el temor, se requiere un remedio espiritual. La locura, incurable por otros medios, puede curarse a través de la oración. En ocasiones ocurre que la tristeza nos pone enfermos. Este tipo de enfermedades se puede curar por medios espirituales."181

DIFICULTADES EN EL HABLA

"Él continuará orando ciertamente para que su querido hijo progrese en superar la dificultad del habla; dificultad que, aunque a él pueda turbarle, sólo hace que los demás admiren aún más sus esfuerzos."182

TRASTORNOS MENTALES

"En las enseñanzas bahá'ís está bien claro que cuando uno está enfermo se debe buscar el mejor asesoramiento médico que se pueda. Naturalmente, esto significa que la persona es libre para elegir lo que él o ella considere bueno en cuanto a la opinión médica. Si usted y la madre de... consideran que ella está mejorando con los cuidados de su propio médico y está dispuesta a esperar y observar pacientemente si continúa recuperándose, no hay ciertamente ninguna objeción para que siga así. Como usted sabe, actualmente hay infinidad de trastornos y enfermedades mentales, y lo que los bahá'ís no deben hacer es adoptar una actitud derrotista hacia las mismas. El poder de la Fe es tal que puede mantenernos, a pesar de lo que nuestras dolencias puedan significar, a un nivel mucho más elevado que otras personas que están privadas de ella. Sin embargo, esto no significa que debamos prescindir del consejo y tratamiento médico. Por el contrario, debemos hacer todo lo posible para procurarnos la opinión de los especialistas y médicos competentes."183

"Es muy duro estar dominado por una enfermedad, particularmente si es de tipo mental. No obstante, debemos recordar siempre que estas enfermedades no tienen nada que ver con nuestro espíritu o con nuestra relación íntima con Dios.

Es una lástima que aún se conozca tan poco nuestra mente, su funcionamiento y los trastornos que la afectan. Sin duda, a medida que el mundo se vuelva más espiritual y los científicos entiendan la verdadera naturaleza del hombre, irán apareciendo formas de curar los trastornos mentales que serán más humanitarias y permanentes."184

TRATAMIENTO POR SHOCK ELÉCTRICO

"El Guardián, por más que su corazón está con usted en sus temores y sufrimientos, no puede decirle si el tratamiento de descarga de shock eléctrico debe o no aplicarse, ya que es una cuestión puramente médica y no existe referencia a esos detalles en nuestras Escrituras. Son los mejores científicos los que deben decidir sobre tales métodos y no las leyes.

Debe recordar siempre que, por mucho que usted u otras personas se vean afligidas por trastornos mentales y por los ambientes deprimentes de estas instituciones estatales, su espíritu está sano, próximo a nuestro Amado, y en el mundo futuro disfrutará de una situación espiritual feliz y normal. Esperemos que, entretanto, los científicos encuentren unas formas de curar mejores y más permanentes para los que se ven afligidos por trastornos mentales. Pero en este mundo tal enfermedad es verdaderamente una pesada carga."185

CURACIÓN
"Toda verdadera curación proviene de Dios."
'Abdu'l-Bahá
DOS MANERAS DE CURAR

"¡Oh doncella de Dios! Hay dos tipos de enfermedades, espirituales y físicas. Las físicas se curan por la ciencia médica y con esencias de arbustos y plantas. Las enfermedades que tienen su origen en las emociones de la mente se curan a través del poder del espíritu humano. Pero el poder del espíritu divino domina todas las dolencias físicas y mentales. Cuando el espíritu humano está confirmado y asistido por las confirmaciones del Espíritu Santo, mostrará sus efectos en todas las situaciones del mundo de la existencia.

En cuanto a la curación mental, también tiene su efecto, puesto que se producen unos reflejos entre los corazones mediante el poder de la concentración. De este poder de la concentración se producen unas impresiones y a través de éstas se realiza la curación o el alivio."186

"Existen dos maneras de curar la enfermedad: por medios materiales, y espirituales. La primera es aplicando remedios y medicinas. La segunda consiste en orar a Dios y volverse hacia Él. Deben aplicarse y practicarse ambos métodos.

Las enfermedades causadas por accidentes físicos deben ser tratadas con remedios médicos. Aquellas que son debidas a causas espirituales desaparecen por medios espirituales. Así, tenemos que una enfermedad causada por la aflicción, el miedo o las impresiones nerviosas se curará con tratamiento espiritual y no con tratamiento físico. De ahí que deban considerarse las dos clases de curaciones. Además, no son contradictorias y usted debería aceptar los remedios físicos como provenientes de la misericordia y el favor de Dios, quien ha revelado y manifestado la ciencia médica para que sus siervos se puedan beneficiar también de este tipo de tratamiento. Debería usted conceder igual atención al tratamiento espiritual, ya que sus efectos son maravillosos.

Ahora bien, si lo que desean conocer es el remedio divino que cura al hombre de toda enfermedad y le otorga la salud del reino divino, sepan que éste no es otro que los preceptos y enseñanzas de Dios. Obsérvenlas sagradamente."187

LA ORACIÓN SOLA NO ES SUFICIENTE

"Como usted sabe, Bahá'u'lláh ha ordenado que en caso de enfermedad siempre debemos consultar con los médicos más competentes, y esto es exactamente lo que el Guardián le aconseja con firmeza que haga. Para interpretarlo con más eficacia, tenemos que hacer uso de todos los adelantos físicos y materiales que Dios nos ha dado. Curar simplemente por mediación de las fuerzas espirituales es sin duda tan inadecuado como lo que los médicos y pensadores materialistas buscan obtener en vano recurriendo enteramente a métodos e inventos mecánicos. El mejor resultado se obtendrá de la combinación de los dos procesos, el espiritual y el físico."188

LA CURACIÓN ESPIRITUAL Y MATERIAL ES ESENCIAL Y COMPLEMENTARIA

"Con referencia a su pregunta sobre la curación espiritual, en verdad constituye uno de los métodos más eficaces para aliviar a una persona de sus dolencias y sufrimientos tanto físicos como espirituales. 'Abdu'l-Bahá, en sus charlas de París, ha destacado su importancia al mencionar que debería aplicarse como un medio esencial para realizar una cura física completa. Sin embargo, la curación espiritual no es ni puede ser un sustitutivo de la curación material, aunque sí es un medio auxiliar del más alto valor. Ambas son realmente esenciales y complementarias."189

CURACIÓN VERDADERA

"Toda verdadera curación proviene de Dios. Hay dos causas de la enfermedad; una material, la otra espiritual. Si la enfermedad es del cuerpo, se precisa un remedio material; si es del alma, requiere uno espiritual.

Si la bendición celestial está con nosotros mientras nos estamos curando, es entonces cuando podemos hacerlo del todo, puesto que la medicina no es más que el medio externo y visible a través del cual podemos obtener la curación celestial. A menos que sanemos el espíritu, la cura del cuerpo no tendrá valor alguno. Todo está en las manos de Dios y sin Él no puede haber salud en nosotros."190

"No hay más que un poder que cura y éste es Dios. El estado o condición en que tiene lugar la curación es la condición del corazón. Para unos este estado se alcanza mediante píldoras, polvos y médicos. Para otros, a través de la higiene, el ayuno y la oración. Para otros, por la percepción directa. Todo lo que vemos a nuestro alrededor es el trabajo de la mente. Es la mente en la hierba o el mineral lo que actúa sobre el cuerpo humano y modifica sus condiciones."191

CURACIÓN MATERIAL
TRATAMIENTO A TRAVÉS DE DIETA Y HIERBAS

"Tratad la enfermedad preferentemente a través de la dieta, absteniéndoos del uso de fármacos; y si encontráis lo necesario en una hierba simple, no recurráis a medicamentos compuestos."192

CURACIÓN CON ALIMENTOS, FRUTAS, ETC.

"... Hablemos de la curación material. La ciencia de la medicina está aún en una posición de infancia: no ha alcanzado la madurez, pero cuando haya alcanzado este punto, las curaciones se realizarán con sustancias que no sean repulsivas al olor o al sabor del hombre; es decir, alimentos, frutas y verduras que son agradables al paladar y al olfato. Puesto que la causa que provoca la enfermedad, es decir, la causa de la entrada de la enfermedad en el cuerpo humano, es física, o bien es el resultado de una excitación nerviosa.

Mas las causas principales de la enfermedad son físicas, ya que el cuerpo humano está compuesto de numerosos elementos, pero en la medida de un equilibrio especial. Mientras se mantiene ese equilibrio el ser humano está libre de enfermedades; pero si el equilibrio esencial, que es el eje de la constitución física, se altera, dicha constitución se trastorna y sobreviene la enfermedad.

Por ejemplo, si hay una disminución en uno de los ingredientes esenciales del cuerpo humano y en otro se produce un aumento de forma que la proporción se desequilibra, entonces aparece la enfermedad. Pongamos que su ingrediente debe tener un peso de mil gramos y otro de cinco gramos para que el equilibrio se mantenga. La parte que tiene mil gramos disminuye a setecientos y la que debe tener cinco aumenta hasta que la medida del equilibrio se descompone. Así se produce la enfermedad. Cuando se restablece el equilibrio mediante medicinas y tratamientos la enfermedad desaparece. Así pues, si el componente azucarado aumenta, la salud se resiente. Por eso, cuando el médico prohíbe las comidas dulces y ricas en féculas el equilibrio azucarado disminuye, se recupera el equilibrio y se ahuyenta la enfermedad. El reajuste de estos dos elementos del cuerpo humano se obtiene de dos maneras: por la medicina o por los alimentos. Así, cuando la constitución física ha recuperado el equilibrio se desvanece la enfermedad. Todos los elementos de que se compone el hombre están presentes también en los vegetales, por lo que si uno de estos dos componentes del cuerpo humano disminuye y se nutre con alimentos ricos en ese componente se produce una compensación y el cuerpo se cura. Siempre que el propósito sea el de reajustar los elementos del cuerpo, puede efectuarse con medicinas o con alimentos.

La mayoría de las enfermedades que afectan al hombre afectan también al animal, pero éste no se cura con medicinas. En las montañas como en el desierto, el médico de los animales es su poder del gusto y el olfato. El animal enfermo olfatea las plantas que crecen en el bosque y, comiendo aquellas que son dulces y fragantes a su paladar y su olfato, se cura. La causa de su curación es ésta: cuando el elemento azucarado se ve disminuido, el animal empieza a sentir deseos de cosas dulces; así pues, come hierbas con sabor dulzón, puesto que su naturaleza le incita y le guía. El olor y el gusto le complacen y se lo come. Así se aumenta el elemento azucarado en su naturaleza y recupera la salud.

Por todo ello es evidente que es posible curar por medio de comidas, alimentos y frutas, pero como hoy por hoy la ciencia de la medicina es imperfecta, este hecho no está todavía completamente entendido. Cuando la ciencia médica alcance su perfección, el tratamiento que se dará será a base de alimentos, frutas fragantes, verduras y con varias aguas, a temperatura caliente y fría..."193

¡ABANDONADLAS!

"Absteneos de las medicinas cuando la salud sea buena, pero administradlas cuando sea necesario..."194

CONSULTAD MÉDICOS HÁBILES

"Siempre que caigáis enfermos, acudid a médicos competentes. Verdaderamente no hemos abolido el recurrir a los médicos materiales, antes bien lo hemos confirmado por medio de esta Pluma que Dios ha hecho el Lugar del Amanecer de su Causa luminosa y resplandeciente."195

"Aquello que prescriban los médicos y cirujanos competentes para un paciente debe ser aceptado y cumplido."196

"Debemos obedecer el mandato de Dios y someternos a la opinión médica. Usted emprendió este viaje para cumplir con el mandato de Dios y no con el único fin de curarse, puesto que la curación está en manos de Dios y no en las de los médicos".197

"Es preciso que todos busquen el tratamiento médico y sigan las instrucciones del doctor, ya que esto está en armonía con las órdenes divinas; pero, en realidad, el que otorga la curación es Dios".198

"Así pues, usted debería aceptar también los remedios físicos, ya que los dos proceden de la misericordia de Dios, quien ha revelado y hecho manifiesta la ciencia médica para que sus siervos puedan aprovecharse también de este tipo de tratamiento".199

"Todo lo que prescriban los médicos hábiles es agradable y aceptable".200

"Debería usted tener siempre en cuenta la instrucción de Bahá'u'lláh a los efectos de que en caso de cualquier enfermedad, por leve que sea, siempre deberíamos buscar la ayuda y consejo de los médicos más competentes".201

"Usted ha escrito respecto a su defecto en la vista. De acuerdo con el texto divino explícito, el enfermo debe acudir a un médico. Este decreto es decisivo y todos están sujetos a su observancia. Estando usted en ese lugar debería consultar al especialista en oftalmología más cualificado y afamado".202

"... Siga el consejo que Bahá'u'lláh ha dado tan repetidamente en sus tablas que dice que en caso de enfermedad debemos consultar invariablemente a los médicos más competentes, seguir sus instrucciones y dejar el resto en manos de Dios".203

INCLUSO SI EL PACIENTE ES UN MÉDICO EMINENTE

"Según el decreto explícito de Bahá'u'lláh, no debemos apartarnos de los consejos de un médico competente. Es imperativo consultarle incluso si el paciente mismo es un médico eminente y bien conocido. En pocas palabras, el asunto es que debemos mantener la salud consultando con un médico altamente cualificado".204

"Él se sintió muy apenado al saber que usted ha estado tan afectado por la enfermedad y le asegura que suplicará por su curación en la Tumba Sagrada.

También le exhorta a que consulte con médicos de primera categoría para ver si tal vez la medicina moderna hubiera encontrado un remedio para esta dolencia que le aflige tan penosamente.

También le anima a que, a pesar de su capacidad física, persevere en extender el mensaje de Bahá'u'lláh, pues esto le atraerá sobre usted las bendiciones divinas."205

"Él está ciertamente muy triste al oír de sus serias aflicciones, pero cree muy firmemente que no debería usted desesperar en su situación, sino al contrario, ponerse en las manos de los mejores especialistas que pueda encontrar y combatir la enfermedad tanto espiritual como físicamente."206

"Como ya se le ha urgido por telegrama, él debería continuar el tratamiento. No debería tener prisa, sino cumplir las instrucciones de un médico hábil y no ir en contra de lo que el médico pueda prescribir o aconsejar."207

POR MUY CRÍTICO Y DESESPERADO

"En cuanto a la Srta..., Shoghi Effendi se siente inefablemente agradecido por toda la amable ayuda que ha estado usted prestando continuamente a su padre [de ella( en esta desgarradora, más aún, en esta trágica situación a la que se enfrenta. Ciertamente hizo usted bien, por muy crítico y desesperado que los médicos hayan considerado el caso de su hija, en aconsejarle que la llevase a un hospital para proporcionarle el mejor tratamiento que la ciencia médica pueda ofrecer. Al actuar así, ha obrado usted en absoluta conformidad con el consejo tan cariñosa y repetidamente dado por Bahá'u'lláh de que en caso de enfermedad debemos consultar invariablemente con médicos competentes y concienzudos y seguir sus tratamientos".208

NO DEBERÍA SOMETERSE PASIVAMENTE A LA ENFERMEDAD

"Él lo ha sentido muchísimo al saber la situación que atraviesa su cuñada... Ya le ha asegurado que rezará por ella en los Recintos Sagrados, y le ha aconsejado que no se someta pasivamente a su enfermedad, sino que se preocupe de sí misma al máximo bajo la guía de los mejores médicos que encuentre".209

"Él le compadece realmente en este gran dolor que le tiene a usted tan afligido. En estas situaciones, los verdaderos siervos de Dios deberían estar resignados e intentar obrar con sabiduría, utilizando a la vez todos los medios disponibles para ayudar a la persona amada que está angustiada y sufre la enfermedad.

"Bahá'u'lláh nos dice que en caso de enfermedad debemos orar, pero al mismo tiempo acudir a médicos competentes y acatar sus ponderadas decisiones. Shoghi Effendi desea, pues, que usted averigüe si su hijo ha contraído realmente la enfermedad, y, si es así, entonces seguir las directrices del médico. Estando versados en las ciencias médicas pueden tratar ellos la enfermedad mejor que una madre amorosa. Usted puede prestar su ayuda orando por él y al mismo tiempo ayudando a los médicos en el tratamiento".210

CURACIÓN ESPIRITUAL
CUATRO FORMAS DE CURAR Y SANAR SIN MEDICINAS

"Sabed que hay cuatro formas de curar y sanar sin medicina. Dos son debidas a causas materiales y dos a causas espirituales.

De las dos clases de curación material, una es debida al hecho de que en el hombre, tanto la salud como la enfermedad son contagiosas. El contagio de las enfermedades es violento y rápido, mientras que el de la salud es débil y lento. Si dos cuerpos entran en contacto entre sí, es seguro que algunas partículas microbianas pasen de un cuerpo a otro. De la misma forma que se transmite la enfermedad mediante un contagio rápido y fuerte, puede ser que la salud de un hombre totalmente sano pueda aliviar una ligera dolencia de un enfermo. Es decir, el contagio de una enfermedad es violento y tiene un efecto rápido, mientras que el de la salud es muy lento y tiene un efecto muy limitado, produciéndose solamente en enfermedades muy leves y con efectos muy reducidos. La energía poderosa de un cuerpo saludable puede vencer una ligera debilidad en un cuerpo enfermo y así se recupera la salud. Ésta es una forma de curar.

La otra forma de curar sin medicinas es mediante la fuerza magnética que actúa desde un cuerpo a otro y se convierte en la causa de la curación. Esta fuerza tiene también un efecto limitado. A veces se puede beneficiar a un enfermo colocando la mano sobre su cabeza o su corazón. ¿Por qué? Por efecto del magnetismo y por la impresión mental que se forma en el enfermo, lo que da lugar a que desaparezca la enfermedad. Pero este efecto es también muy ligero y débil.

De las dos clases de curación que son espirituales, es decir, aquellas en las que el medio curativo es la energía espiritual, una es el resultado de la concentración total de la mente de una persona fuerte sobre un enfermo, siempre que este último espere con toda su fe concentrada en que se producirá su curación mediante la energía espiritual de la persona fuerte, hasta tal punto que se produzca una conexión cordial entre ésta y el enfermo. El fuerte pone todo su esfuerzo en curar al paciente, y éste se siente seguro de recibir su curación. Como consecuencia de estas impresiones mentales se produce una excitación de los nervios. Esta impresión y esta excitación nerviosa se convierten en el motivo de la recuperación del enfermo. De modo que, cuando una persona enferma tiene un gran deseo y una esperanza interna en algo y de repente oye la noticia de su realización, se produce una excitación nerviosa que hará desaparecer totalmente la enfermedad. De igual manera, si se produce un motivo de terror, tal vez pueda originar una excitación nerviosa en una persona fuerte que inmediatamente dará paso a una enfermedad. La causa de tal enfermedad no será material, puesto que la persona no ha comido nada ni ha estado en contacto con algo dañino. Así pues, la única causa de la enfermedad habrá sido la excitación nerviosa. Igualmente la realización repentina de un deseo importante producirá tal gozo que los nervios se verán estimulados y ese estímulo puede dar paso a la salud.

En fin, que la conexión perfecta entre el médico espiritual y el enfermo (es decir, una conexión de tal calibre que el médico espiritual se concentra y toda la atención del paciente se dirige hacia aquel de quien espera obtener salud) origina una excitación nerviosa y se realiza la curación. Pero todo este proceso tiene sólo unos efectos limitados y no siempre, puesto que si una persona se ve afectada por una enfermedad muy grave o está herida, estos medios no eliminan el mal ni cicatrizan la herida. En una palabra, que estos medios no tienen poder ante las enfermedades graves, a menos que la constitución física sea un apoyo, ya que una constitución vigorizada vence en ocasiones a la enfermedad. Ésta es la tercera forma de curar.

La cuarta forma de curar tiene lugar a través del poder del Espíritu Santo. Éste no depende del contacto, la visión o la presencia. No es dependiente de condición alguna. Sea la enfermedad leve o grave, haya o no contacto de los cuerpos, se establezca o no un contacto personal entre el enfermo y el que cura. Esta curación se realiza mediante el poder del Espíritu Santo".211

EL ARTE DE LA CURACIÓN ESPIRITUAL

"¡Oh tú, médico espiritual! Vuélvete hacia Dios, tu corazón latiendo con Su amor, dedicado a Su alabanza, mirando hacia Su Reino y buscando ayuda de Su Espíritu Santo en un estado de éxtasis, embeleso, amor, anhelo, alegría y fragancias. Dios te asistirá por medio de un Espíritu de Su Presencia para curar enfermedades y dolencias".*212

"Sin la ayuda divina el hombre es como las bestias que perecen, pero Dios le ha otorgado semejante poder que puede elevar su mirada y recibir, entre otros dones, el de la curación por su Gracia Divina".213

"Al administrar un tratamiento médico vuélvete hacia la Bendita Belleza y después sigue los dictados de tu corazón. Da remedio al enfermo mediante el gozo celestial y el regocijo espiritual. Cura a los que están dolorosamente afligidos, impartiéndoles las buenas nuevas felices, y sana a los heridos con las dádivas refulgentes.

Cuando te halles al borde de la cama de un paciente alegra y regocija su corazón y eleva su espíritu mediante el poder celestial. De seguro que tal aliento espiritual vivifica todo hueso desgastado y reaviva el ánimo de todo enfermo y paciente."214

"Respecto a su pregunta sobre la curación espiritual, constituye realmente uno de los métodos más eficaces de aliviar a una persona sus males y sufrimientos, sean mentales o físicos. 'Abdu'l-Bahá, en La Sabiduría de 'Abdu'l-Bahá, ha acentuado su importancia al mencionar que debería utilizarse como un medio esencial para conseguir una curación física completa. Sin embargo, la curación espiritual no es ni puede ser un sustitutivo de la curación material, sino que representa un complemento valiosísimo. En verdad que ambas son esenciales y complementarias".215

"Referente a su pregunta sobre la curación espiritual, como usted seguramente conoce, su importancia ha sido firmemente remarcada por 'Abdu'l-Bahá, quien la considera ciertamente como una parte esencial del proceso curativo físico. La curación física no puede ser completa ni duradera, a menos que se halle reforzada por la curación espiritual. Y esta última puede obtenerse mejor mediante la obediencia a las leyes y mandamientos de Dios que nos son revelados mediante sus Manifestaciones. No obstante, los creyentes, individualmente también pueden ayudar impartiendo la curación a otros. Pero el éxito de sus esfuerzos depende totalmente de su adhesión estricta a las Enseñanzas, y también de la manera en que las impartan a los demás. Según Bahá'u'lláh, el hombre no puede obtener guía completa directamente de Dios. Más bien debe buscarla a través de sus Profetas. Siempre que este principio sea explicado y comprendido claramente, el Guardián no ve ningún mal en que los amigos intenten realizar curaciones espirituales con otros. Sin embargo, si se realiza una curación de esta clase, debería hacerse en el nombre de Bahá'u'lláh y de acuerdo con sus Enseñanzas, puesto que Dios y sólo Dios es el Médico Supremo y Todopoderoso, y todo lo demás no son sino instrumentos en sus manos".216

EL PODER DEL NOMBRE SUPREMO

"¡Oh sierva de Dios! Continúa sanando los corazones y los cuerpos y buscando la curación para las personas enfermas dirigiéndote al Reino de lo Alto y aliviando los corazones al obtener la curación por el poder del Nombre Supremo y por el espíritu del amor de Dios".217

COLMADO CON EL AMOR DE BAHÁ

"De los labios de aquel que está colmado con el amor de Bahá y que olvida todo lo demás, se oirá al Espíritu Santo y el espíritu de vida llenará su corazón. En su rostro brillarán las luces de la prueba, las palabras brotarán de su boca como hileras de perlas, y todas las dolencias y enfermedades se curarán por la imposición de las manos".218

EL PODER CURATIVO DE CRISTO

"Cristo curaba por el poder de su Palabra, porque la palabra del Mesías era la del Espíritu Santo purificado de todas las demás cosas.

Las palabras de muchos oradores se ven mezcladas con la codicia de sus almas y la concupiscencia de sus apetitos mundanos. Por consiguiente, no tendrán autoridad ni éxito.

Jesús dijo: 'Levántate, toma tu camilla y anda'. [Él( No hizo oraciones ni utilizó la sugestión mental. [Él( Hizo uso de la autoridad espiritual en ese mandato, que era el poder del Espíritu Santo manifiesto en Él. Así pues, su palabra fue obedecida porque era creativa".219

EL TRATAMIENTO DE LA CIENCIA CRISTIANA

"Vosotros habéis preguntado acerca de la aprobación del tratamiento y curación de la Ciencia Cristiana. El espíritu tiene influencia; la oración tiene efecto espiritual. Por eso rogamos: '¡Oh Dios, cura a este enfermo!' Tal vez Dios responderá. ¿Importa quién es el que ruega? Dios responderá la oración de cualquier siervo si esa oración es urgente. Su misericordia es vasta, ilimitada".220

EL PODER CURATIVO DE LA ORACIÓN

"... Las oraciones que han sido reveladas para implorar la curación se refieren tanto a la física como a la espiritual. Recitadlas, pues, para curar tanto el alma como el cuerpo. Si la curación es lo correcto para el paciente, de seguro que le será concedida; pero para algunas personas enfermas la curación sería sólo la causa de otras enfermedades y, por tanto, la sabiduría no permite una respuesta afirmativa a la oración...

... El Poder del Espíritu Santo cura tanto las enfermedades físicas como las espirituales..."221

"Sin duda que el poder de la oración es muy grande; no obstante, el consultar con los expertos está ordenado por Bahá'u'lláh."222

"Las oraciones de curación reveladas por Bahá'u'lláh pueden ser eficaces incluso aunque sean utilizadas por no creyentes. Pero, por supuesto, su eficacia es mayor en el caso de aquellos que han aceptado totalmente la Revelación".223

LAS DIFICULTADES DEBERÍAN VENCERSE A
TRAVÉS DE LA ORACIÓN

"Tales obstáculos, por muy graves e insuperables que parezcan al principio, pueden y deben vencerse eficazmente mediante el poder combinado y mantenido de la oración y un esfuerzo decidido y constante..."224

NO EXISTEN CURANDEROS BAHÁ'ÍS O UNA FORMA DE CURACIÓN BAHÁ'Í

"El Guardián no sabe nada acerca de su forma de curar, ni pretende entrar en este tema con detalle, puesto que no tiene tiempo para tales asuntos, pero sí puede establecer para su orientación ciertos principios claros: No existen los que se pudieran llamar CURANDEROS BAHÁ'ÍS o una FORMA DE CURACIÓN BAHÁ'Í. Bahá'u'lláh, en su Libro Más Sagrado (El Aqdas), dice que consultemos a los mejores médicos; en otras palabras, los médicos que hayan estudiado un sistema científico de medicina. Él nunca nos indujo a creer que Él mismo nos curaría a través de un 'curandero', sino más bien mediante la oración y la asistencia de la medicina y los tratamientos adecuados.

Ahora bien, mientras que su curación no esté en oposición a estos principios; en tanto que no intente ocupar el lugar de un médico regular en su intento de curar a otros, sino dándoles solamente su ayuda mediante sugerencias constructivas, o lo que quiera que sea, y no pretenda relacionar esta ayuda con ser un canal de la gracia directa de Bahá'u'lláh, el Guardián no ve ningún mal en que usted continúe ayudando a los demás. Pero debería decidir concienzudamente si, a tenor de lo indicado antes, está realmente justificada su continuidad. Él rezará para su guía y felicidad".225

"Él considera que la actitud tomada por usted y por la Asamblea de Caracas hacia los poderes curativos tan destacados puestos de manifiesto por... ha sido la correcta. Relacionar tales cosas con la Causa sería a la larga un perjuicio para su reputación y tergiversaría su imagen, puesto que los poderes de esta persona, para los que realmente es difícil encontrar una explicación lógica, no son comunes a los bahá'ís, sino más bien un fenómeno que se ve (raramente) entre personas de origen religioso.

En cuanto a que sea una inspiración directa de Bahá'u'lláh, ciertamente no podemos decir que sea así. Solamente podemos estar agradecidos de que ella haya podido de hecho ayudar a personas que lo necesitaban terriblemente. Siendo ella misma una creyente bahá'í devota, no hay razón que impida que se la conozca como tal. Pero, ciertamente, esto no debería de ningún modo relacionarse con sus poderes curativos".226

"El Guardián ya ha oído acerca de los poderes curativos aparentemente extraordinarios de... y escribió a los amigos que se comunicaron con él que considera que ella tiene, naturalmente, la libertad de utilizar ese poder (que hasta ahora sobrepasa nuestra comprensión pero que en modo alguno representa un fenómeno único en la historia) para el bien de los demás, aunque es mejor no relacionarlo directamente con la Fe.

En otras palabras, esta querida alma es bahá'í y todos nos sentimos orgullosos de que lo sea, pero ella no debería dar la impresión de que sea una curandera bahá'í, puesto que tal cosa no existe en la Causa, sino que es una bahá'í con fe, a quien parece que Dios ha bendecido con esta preciosa gracia individual de poder a menudo curar a otros".227

"Él considera que usted no debería hacer algo especial sobre la capacidad que siente para ayudar a las personas cuando están enfermas. Esto no significa que usted no la utilice cuando surja la ocasión tal como lo hizo recientemente. Lo que él quiere decir es que usted no debe convertirse en un CURANDERO, tal como los tienen los seguidores de la Ciencia Cristiana. Los bahá'ís NO los tenemos".228

"No tenemos motivos para creer que la curación del Espíritu Santo no pueda ser atraída por seres humanos ordinarios, pero es muy poco frecuente. Es un misterio, un don de Dios".229

"El Guardián no ve razón alguna para que usted deje de ayudar a los enfermos. Tal como escribió a algunos creyentes sobre este tema con anterioridad, en tanto que usted no diga que les está curando como bahá'í o porque es bahá'í (puesto que en la Causa no tenemos tales cu-

randeros), no puede haber objeción en que lo haga. Por el contrario, el ser capaz de ayudar a otras almas que están sufriendo es una gran bendición de Dios".230

"Él cree que la decisión de su Asamblea referente a que la curación espiritual sea demostrada en una reunión bahá'í es totalmente justa. Deberíamos intentar no identificar la Fe con tales cosas a la vista del público y oficialmente. Lo que hagan los creyentes en privado, siempre que no contravenga las Enseñanzas, es de su incumbencia".231

EL MAYOR EFECTO

"Todos deberíamos visitar a los enfermos. Cuando están apenados les hace mucho bien que un amigo vaya a verles. La felicidad es un gran agente curativo para los que padecen enfermedades. En el Oriente se acostumbra a hacer visitas a los enfermos con frecuencia y estar a su lado individualmente. Los orientales muestran la mayor amabilidad y comprensión. Esto tiene un efecto mayor que la medicina misma. Deben tener siempre este pensamiento de amabilidad y compasión cuando visiten a un enfermo. Deben visitarle y manifestarle el máximo amor y afecto..."232

"¡Oh tú siervo de Dios! El cuidar a los enfermos es uno de los deberes más elevados. Para cada alma que sufre una enfermedad, los demás amigos deberían, sin duda, ofrecer sus vidas (en servicio) con la mayor amabilidad".233

ALGUNAS ORACIONES BAHÁ'ÍS DE CURACIÓN

"Tu Nombre es mi curación, oh mi Dios, y el recuerdo de Ti es mi remedio. La proximidad a Ti es mi esperanza y el amor por Ti es mi compañero. Tu misericordia hacia mí es mi curación y mi socorro, tanto en este mundo como en el venidero. Tú verdaderamente eres el Todo Generoso, el que Todo lo Sabe, el Todo Sabio".

Bahá'u'lláh

¡Oh Dios, mi Dios! Yo te pido por el océano de tu curación, por los esplendores del sol de tu gracia y por tu Nombre, por medio del cual sometiste a tus siervos, por el poder penetrante de tu muy exaltada Palabra y la potencia de tu muy augusta Pluma, y por tu misericordia, que ha precedido a la creación de todos los que están en el cielo y en la tierra, que me purifiques con las aguas de tu generosidad de toda aflicción y dolencia y de toda debilidad y flaqueza.

Tú ves, oh mi Señor, a tu suplicante esperando a la puerta de tu munificencia y a aquel que ha puesto sus esperanzas en Ti aferrándose al cordón de tu generosi-dad. Te suplico no le niegues aquello que solicita del océano de tu gracia y del sol de tu amorosa bondad.

Poderoso eres Tú para hacer lo que te place. No hay otro Dios sino Tú, el que siempre perdona, el Más Generoso.

Bahá'u'lláh

¡Alabado seas Tú, oh Señor mi Dios! Te imploro por tu Nombre Más Grande, por el cual conmoviste a tus siervos y construiste tus ciudades, y por tus muy excelentes títulos y por tus muy augustos atributos, que ayudes a tu pueblo a volverse hacia tus múltiples generosidades y a dirigir sus rostros hacia el Tabernáculo de tu sabiduría. Cura las enfermedades que han atacado a las almas por todas partes y les han impedido dirigir su mirada hacia el Paraíso que se encuentra al abrigo de tu Nombre protector, que Tú ordenaste que fuera el rey de todos los nombres para todos los que están en el cielo y todos los que están en la tierra. Potente eres Tú para hacer como te plazca. En tus manos está el imperio de todos los nombres. No hay más Dios que Tú, el Poderoso, el Sabio.

No soy más que una pobre criatura, oh mi Señor; me he asido al borde de tus riquezas. Estoy muy enfermo; me he aferrado al cordón de tu curación. Líbrame de los males que me han circundado; lávame enteramente con las aguas de tu gracia y tu misericordia, y atavíame con la vestidura de lo saludable, mediante tu perdón y tu munificencia. Fija, pues, mis ojos en Ti y líbrame de todo apego a cualquier otra cosa que no seas Tú. Ayúdame a hacer lo que Tú deseas y a realizar lo que es de tu agrado.

Tú eres verdaderamente el Señor de esta vida y de la venidera. Tú eres en verdad el que siempre perdona, el Más Misericordioso.

Bahá'u'lláh

¡Gloria sea a Ti, oh Señor mi Dios! Te imploro por tu Nombre, (por medio del cual izaste las enseñas de tu guía, derramaste el resplandor de tu amorosa bondad y revelaste la soberanía de tu señorío; por el cual la lámpara de tus nombres ha aparecido en la hornacina de tus atributos y Aquel que es el Tabernáculo de tu unidad y la Manifestación del desprendimiento ha resplandecido; por el cual se han dado a conocer los caminos de tu guía y se han señalado los senderos de tu complacencia; por medio del cual se han estremecido los cimientos del error y los signos de la perversidad han sido abolidos; por el cual brotaron las fuentes de la sabiduría y la mesa celestial fue enviada; por el cual preservaste a tus siervos y conferiste tu curación; por medio del cual Tú manifestaste tus tiernas mercedes a tus siervos y revelaste tu misericordia entre tus criaturas); te imploro que mantengas a salvo a quien ha permanecido firme y se ha vuelto a Ti, se ha aferrado a tu misericordia y se ha asido al borde de tu amorosa providencia. Envíale, pues, tu curación, sánalo y dótale de una constancia otorgada por Ti y una tranquilidad conferida por tu majestad.

Tú eres verdaderamente el Sanador, el Preservador, el que ayuda, el Todopoderoso, el Potente, el Todo Glorioso, el Omnisciente.

Bahá'u'lláh
Oración para una enferma

¡Gloria sea a Ti, oh Señor mi Dios! Te ruego por tu Nombre, mediante el cual Aquel que es tu Belleza ha sido establecido en el trono de tu Causa, y por tu Nombre (por medio del cual Tú cambias todas las cosas, reúnes todas las cosas, pides cuentas a todas las cosas, premias a todas las cosas, preservas todas las cosas y sustentas todas las cosas), te ruego que guardes a esta sierva que ha huido a refugiarse en Ti, ha buscado la protección de Aquel en quien Tú Mismo estás manifiesto y ha puesto toda su fe y confianza en Ti.

Ella está enferma, oh mi Dios, y se ha puesto a la sombra del árbol de tu curación; está afligida y ha huido hacia la ciudad de tu protección; está doliente y ha buscado el manantial de tus favores; está abatida y se ha apresurado hacia la fuente de tu tranquilidad; está cargada de pecados y ha dirigido su rostro hacia la corte de tu misericordia.

Atavíala, por tu soberanía y tu amorosa bondad, oh mi Dios y mi amado, con la vestidura de tu bálsamo y tu curación, y dale a beber del cáliz de tu misericordia y tus favores. Protégela, además, de toda aflicción y dolencia, de todo dolor y enfermedad y de todo lo que te sea detestable.

Tú, en verdad, estás inmensamente exaltado por encima de todo lo que no seas Tú Mismo. Tú eres verdaderamente el Sanador, el que es suficiente para todo, el Preservador, el que siempre perdona, el Más Misericordioso.

Bahá'u'lláh

Tú eres Aquel, ¡oh mi Dios!, por cuyo Nombre se curan los enfermos, se restablecen los desvalidos y los sedientos reciben bebida; los angustiados, tranquilidad; los extraviados, guía; los humillados, exaltación; los pobres, riqueza; los ignorantes, luz; los melancólicos, iluminación; los tristes, alegría; los fríos reciben calor y los oprimidos son liberados. Por tu Nombre, oh Dios, se movieron todas las cosas creadas y se extendieron los cielos, la tierra fue restablecida y las nubes fueron hechas para traer lluvia a la tierra. Esto es en verdad una prueba de tu gracia para con todas tus criaturas.

Bahá'u'lláh
ORACIÓN LARGA DE CURACIÓN

Él es el Sanador, el que basta, el Auxiliador, el que todo lo perdona, el Todomisericordioso.

¡Yo te invoco a Ti, oh Exaltado, oh Fiel, oh Glorioso! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Soberano, oh Generador, oh Juez! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Incomparable, oh Eterno, oh Único! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh el Más Alabado, oh Santo, oh Auxiliador! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Omnisciente, oh el Más Sabio, oh el Más Grande! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Clemente, oh Majestuoso, oh Ordenador! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Bienamado, Apreciado, oh Extasiado! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, el Más Poderoso oh Poderosísimo, oh Sustentador, oh Potente! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Gobernante, oh Subsistente, oh Omnisciente! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Espíritu, oh Luz, oh Tú el Más Manifiesto! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Tú, el Frecuentado por todos, oh Tú, el Conocido de todos, oh Tú, el Escondido de todos! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Oculto, oh Triunfante, oh Donador! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Todopoderoso, oh Auxiliador, oh Encubridor! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Modelador, oh Tú, el que satisface, oh Desarraigador! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Tú, el que levanta, oh Tú, el que reúne, oh Tú, el que exalta! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Perfeccionador, oh Tú, que no tienes trabas, oh Munífico! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Benéfico, oh, Tú, el que Retiene, el Creador! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh el Más Sublime, oh Bello, oh Dadivoso! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Justo, oh Bondadoso, oh Generoso! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Tú, el que se Impone a Todo, oh Tú, el que siempre permanece, oh Tú, el Más Conocedor! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Magnífico, oh Antiguo de los Días, oh Magnánimo! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Tú, el Bien Guardado, oh Señor de Júbilo, oh Deseado! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Tú, Bondadoso con todos, oh Tú, Compasivo con todos, oh Tú, el Más Benevolente! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Refugio para todos, oh Abrigo para todos, oh Preservador de Todo! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Auxiliador de todos, oh Invocado por todos, oh Vivificador! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Desplegador, oh Asolador, oh Clementísimo! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Tú, mi Alma, oh Tú, mi Bienamado, oh Tú, mi Fe! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Saciador de Sed, oh el Señor Trascendente, oh el Más Precioso! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Recuerdo Más Grande, oh Nombre Más Noble, oh Sendero Más Antiguo! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Más Loado, oh Más Santo, oh el Santificado! ¡Tú eres el que satisface, el que cura, el que permanece, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Tú el que Desata, oh Consejero, oh Liberador! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Amigo, oh Médico, oh Cautivador! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Gloria, oh Belleza, oh Munífico! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, el Más Leal, el Mejor Amante, el Señor de la Alborada! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Tú, el que enciende, oh Tú, el que da brillo, oh Tú, el que provoca delicias! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Señor de Munificencia, oh Tú, el Más Compasivo, oh Tú, el Más Misericordioso! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Constante, oh Tú, que das la vida, oh Fuente de todo ser! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Tú que penetras todas las cosas, oh Tú, Dios que todo lo ves, oh Tú, Señor de la Expresión! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Manifiesto y sin embargo Oculto, oh Invisible y sin embargo Renombrado, oh Observador buscado por todos! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Yo te invoco a Ti, oh Tú que das muerte a los amantes, oh Dios de Gracia para los Malvados! ¡Tú eres el suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú el Perdurable!

¡Oh Tú, que bastas, yo te invoco a Ti, oh Tú que bastas!

¡Oh Sanador, yo te invoco a Ti, oh Sanador!

¡Oh Tú que permaneces, yo te invoco a Ti que permaneces!

¡Tú, el que perduras por siempre, oh Tú el Perdurable!

¡Santificado seas Tú, oh mi Dios! Yo te imploro por tu Generosidad -por medio de la cual los portales de tu Munificencia y tu Gracia se abrieron de par en par, mediante la cual el Templo de tu Santidad fue establecido sobre el trono de la eternidad; por tu Misericordia, por medio de la cual Tú invitaste a todas las cosas creadas a la mesa de tus dones y tus dádivas; y por tu Gracia, por medio de la cual Tú respondiste en tu propio Ser con tu palabra "¡Sí!" en nombre de todos los que están en el cielo y en la tierra, en la hora en que tu soberanía y tu grandeza quedaron reveladas, en la alborada en que el poder de tu Dominio se manifestó. Y nuevamente yo Te imploro por estos hermosísimos nombres, por estos nobilísimos y muy sublimes atributos, por tu Más Exaltado Recuerdo, por tu Belleza pura e inmaculada, por tu Luz oculta en el Pabellón Más Oculto, por tu Nombre, ataviado con el manto de la aflicción cada mañana y cada atardecer, que protejas al portador de esta bendita Tabla, y a quien la recite, a quien la encuentre y a quien circule por los alrededores de la casa en que esté. Sana Tú, pues, mediante ella a todos los enfermos, dolientes y pobres de toda tribulación o pesar, de toda aflicción y tristeza aborrecibles y dolor, y guía mediante ella a cualquiera que desee entrar en los senderos de tu guía y en los caminos de tu misericordia y de tu gracia.

Tú eres en verdad el Poderoso, el Todo Suficiente, el Sanador, el Protector, el Donador, el Compasivo, el Todo Generoso, el Todomisericordioso.

Bahá'u'lláh
EL TRONO DEL ESPÍRITU

El Báb llama "el trono del espíritu" a nuestro cuerpo, este organismo físico que Dios nos dio. En él empezó nuestra existencia desde que fuimos concebidos y a través de él vivimos en esta tierra. Nuestro ser espiritual evoluciona dentro de un cuerpo concreto que nos permite conocer y amar todo lo que nos rodea y, en definitiva, conocer y amar a Dios, propósito principal de nuestras vidas.

Este libro aborda multitud de temas relacionados con nuestro cuerpo desde una visión ética y espiritual. ELIAS ZOHOORI ha dedicado seis años a la investigación para "reunir en un solo volumen las Enseñanzas Bahá'ís sobre el cuerpo humano, salud, nutrición, pureza, santidad y curación". Temas tan vitales, y discutidos hoy día, como el aborto, la eutanasia, las drogas, la sexualidad, el hipnotismo o las diversas formas de curar son iluminados con las citas textuales de Bahá'u'lláh, 'Abdu'l-Bahá de Shoghi Effendi y de la Casa Universal de Justicia. Tanto los seguidores como los estudiosos de la Fe Bahá'í pueden encontrar aquí las directrices claras que sobre el cuerpo humano deben seguir millones de bahá'ís y que se ofrecen como luz para la sociedad entera.

En estos temas tan delicados, fronterizos entre lo corpóreo y lo trascendente, debe mostrarse sobre todo la armonía entre la ciencia y la religión, entre las necesidades vitales de cada día y la Palabra revelada por el Dios que nos ha hecho.

Se añaden oraciones especiales de curación, cuya belleza poética puede quedar desbordada por la potencialidad curativa que cada cual es libre de confirmar en la práctica.

NOTAS
1 El Báb: Selecciones de los escritos del Báb.
2 'Abdu'l-Bahá: Contestación a unas preguntas.
3 Selección de los Escritos de 'Abdu'l-Bahá.
4 'Abdu'l-Bahá: Bahá'í World Faith.
5 'Abdu'l-Bahá: Bahá'í World Faith.
6 'Abdu'l-Bahá: Tablas de 'Abdu'l-Bahá.

7 'Abdu'l-Bahá: Pasajes de los Escritos de 'Abdu'l-Bahá.

8 'Abdu'l-Bahá.

9 De una carta escrita de parte del Guardián a un creyente individual el 24-12-1943: Lights of Guidance.

10 Este mensaje está contenido en una carta de fecha 6 de septiembre de 1946.

11 Carta de la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual Nacional de las Islas Británicas.

12 Shoghi Effendi: Dawn of a New Day.

13 Carta escrita de parte de la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual Nacional de Jamaica el 16 de septiembre de 1973.

14 De una carta escrita en nombre del Guardián a un creyente individual el 3 de febrero de 1932, citada en una recopilación de la Casa Universal de Justicia.

15 De una carta escrita de parte del Guardián a un creyente individual el 14 de octubre de 1935. Ibíd.

16 De una carta escrita de parte de la Casa Universal de Justicia a un creyente, el 31 de julio de 1970. Ibíd.

17 Ibíd.

18 De una carta de la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual Nacional de las Islas Británicas, del 9 de junio de 1969: Bahá'í Journal of the British Isles, núm. 215, de febrero de 1973.

19 De una carta de la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual Nacional de Estados Unidos del 5 de febrero de 1975: Lights of Guidance.

20 De una carta de la Casa Universal de Justicia a un creyente el 23 de mayo de 1975: Lights of Guidance.

21 De una carta de la Casa Universal de Justicia a un creyente el 25 de octubre 1971: Lights of Guidance.

22 De una carta de la Casa Universal de Justicia a un creyente el 28 de mayo de 1978: Lights of Guidance.

23 De una carta de la Casa Universal de Justicia a un creyente el 31 de diciembre de 1973: Lights of Guidance.

24 Citado en un anexo de una carta de la Casa Universal de Justicia a un creyente el 31 de julio de 1970: Lights of Guidance.

25 De una carta de la Casa Universal de Justicia a un creyente, 28 de enero de 1977: Lights of Guidance.

26 De una carta de la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual Nacional de Alaska el 17 de mayo de 1974: Lights of Guidance.

27 De una carta escrita de parte de la Casa Universal de Justicia a un creyente el 31 de mayo de 1979: Lights of Guidance.

28 De una carta escrita de parte de la Casa Universal de Justicia a un creyente el 11 de julio de 1978: Lights of Guidance.

29 De una carta escrita de parte de la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual Nacional de Australia el 25 de mayo de 1979: Lights of Guidance.

30 Cartas del Guardián a Australia y Nueva Zelanda, 1923-1957.

31 'Abdu'l-Bahá: Star of the West, vol. XII, nº 18.

32 Shoghi Effendi: Principles of Bahá'í Administration.

33 De una carta de la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual Nacional de Canadá, 26 de mayo de 1969: Messages from the Universal House of Justice, 1968-1973.

34 De una carta de la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual Nacional de Honduras, 20 de marzo de 1972: Lights of Guidance, pág. 422.

35 Bahá'u'lláh: Palabras Ocultas, traducido del persa.

36 De una carta escrita en nombre del Guardián a un creyente individual, 2 abril 1955: National Bahá'í Review, abril 1974.

37 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a la Asamblea Espiritual Nacional de los Estados Unidos y Canadá, 7 de julio de 1947: Bahá'í News, nº 198, agosto 1947, pág. 3.

38 Carta de la Casa Universal de Justicia a un creyente individual, 6 junio 1971: Lights of Guidance, págs. 156-157.

39 Directrices del Guardián, Terrassa, nº 42.

40 De una carta escrita en nombre del Guardián a un creyente individual, 19 mayo 1938: Lights of Guidance, pág. 162.

41 De una carta escrita en nombre del Guardián a un creyente individual, 1 abril 1946: Lights of Guidance, pág. 162.

42 De una carta escrita en nombre del Guardián a un creyente individual, 26 noviembre 1939: Lights of Guidance, pág. 413.

43 De una carta escrita en nombre del Guardián a un creyente individual, 22 abril 1954: Lights of Guidance, pág. 415.

44 'Abdu'l-Bahá: Selección de los Escritos de 'Abdu'l-Bahá.

45 'Abdu'l-Bahá: Star of the West, vol. VIII, nº 18, pág. 231.

46 Ibíd., pág. 230.
47 'Abdu'l-Bahá: Bahá'í Worl Faith, pág. 376.
48 'Abdu'l-Bahá: Star of the West.

49 'Abdu'l-Bahá: Star of the West, vol. XIX, pág. 256.

50 'Abdu'l-Bahá: Ibíd., vol. VIII, nº 18, págs. 230-231.

51 'Abdu'l-Bahá: Tablets of 'Abdu'l-Bahá, pág. 654.

52 'Abdu'l-Bahá: Star of the West, vol. VIII, nº 18.

53 'Abdu'l-Bahá: Divino Arte de Vivir, pág. 84.

54 De una carta escrita en nombre del Guardián a un creyente individual, 17 julio 1937: Selections from Bahá'í Writings on some Aspects of Health and Healing, pág. 6.

55 'Abdu'l-Bahá: The Promulgation of Universal Peace, pág. 152.

56 Memories of 'Abdu'l-Bahá, pág. 48.

57 De una carta escrita en nombre del Guardián a un creyente individual, 23 noviembre 1947.

58 Tablets of 'Abdu'l-Bahá, pág. 460.

59 'Abdu'l-Bahá: Star of the West, vol. VIII, nº 18, pág. 231.

60 'Abdu'l-Bahá: Ibíd., vol. XIII, nº 5, pág. 102.

61 'Abdu'l-Bahá: 239 Days in 'Akká, pág. 1.

62 'Abdu'l-Bahá: The Promulgation of Universal Peace, pág. 183.

63 'Abdu'l-Bahá: Star of the West, vol. XIX, pág. 254.

64 'Abdu'l-Bahá: Sabiduría de 'Abdu'l-Bahá, 22 noviembre.

65 Bahá'u'lláh: Bahá'í World Faith, pág. 160.

66 Tablets of 'Abdu'l-Bahá, vol. 2, págs. 263-264.

67 Bahá'u'lláh: citado en Bahá'u'lláh y la Nueva Era.

68 'Abdu'l-Bahá: Sabiduría de 'Abdu'l-Bahá.

69 Bahá'u'lláh: Star of the West, vol. XIII, nº 9, pág. 252.

70 'Abdu'l-Bahá: Ibíd., vol. VIII, nº 2.

71 'Abdu'l-Bahá: Selections from the Meetings of 'Abdu'l-Bahá, págs. 65-66.

72 'Abdu'l-Bahá: Mahmúd's Diary, pág. 5.
73 'Abdu'l-Bahá: La Sabiduría de 'Abdu'l-Bahá.
74 'Abdu'l-Bahá: Mahmud's Diary, pág. 15.

75 'Abdu'l-Bahá: Bahá'í Writings on Music, pág. 8.

76 Bahá'u'lláh: Pasajes de los Escritos de Bahá'u'lláh.

77 'Abdu'l-Bahá: Bahá'u'lláh y la Nueva Era.
78 Bahá'u'lláh: Ibíd.
79 'Abdu'l-Bahá: Ibíd.

80 Bahá'u'lláh: Star of the West, vol. XIII, nº 9, pág. 252.

81 Ibíd.
82 Ibíd.
83 Ibíd.

84 Bahá'u'lláh: Star of the West, vol. XIII, nº 9, pág. 252.

85 Ibíd.
86 'Abdu'l-Bahá: Bahá'u'lláh y la Nueva Era.

87 'Abdu'l-Bahá: Star of the West, vol. III, nº 10, pág. 29.

88 Writings of 'Abdu'l-Bahá, págs. 156-158.

89 Bahá'u'lláh: Sinopsis y Codificación de las Leyes y Ordenanzas del Kitáb-i-Aqdas, pág. 63.

90 Shoghi Effendi: Dawn of a New Day, pág. 201.
91 'Abdu'l-Bahá: Lights of Guidance, pág. 223.

92 'Abdu'l-Bahá: Bahá'u'lláh y la Nueva Era, cap. XI.

93 Bahá'u'lláh: Bahá'u'lláh y la Nueva Era, cap. VII.

94 'Abdu'l-Bahá: Ibíd.
95 'Abdu'l-Bahá: Bahá'í World Faith, pág. 333.
96 Ibíd., pág. 334.
97 Bahá'u'lláh: Bahá'í Proofs, pág. 87.
98 Bahá'u'lláh: Bahá'í Proofs, pág. 86.
99 Ibíd.
100 Ibíd., 87.
101 Bahá'u'lláh: Bahá'í Proofs.
102 Bahá'u'lláh: Bahá'í World Faith, pág. 193.

103 Sinopsis y Codificación de las Leyes y Ordenanzas del Kitáb-i-Aqdas, pág. 48.

104 Shoghi Effendi: Dawn of a New Day, pág. 193.

105 Bahá'u'lláh: Sinopsis y Codificación..., págs. 48 y 51.

106 'Abdu'l-Bahá: Selections from the Writings of 'Abdu'l-Bahá, págs. 146-150.

107 De una carta de la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual Nacional de los Estados Unidos, 15 abril 1965: National Bahá'í Review, nº 3, marzo 1968.

108 De la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual Nacional de las islas Hawai, 11 noviembre 1967.

109 El cactus del peyote, origen del alucinógeno denominado mescalina, es ingerido ceremoniosamente por ciertas tribus indias del sudoeste de los Estados Unidos. (Bahá'í News, nº 582, septiembre 1979.)

110 De una carta de la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual Nacional de los Estados Unidos, 9 noviembre 1963: Alaska Bahá'í News, mayo 1972, pág. 4.

111 'Abdu'l-Bahá.
112 'Abdu'l-Bahá.
113 'Abdu'l-Bahá.
114 'Abdu'l-Bahá: Bahá'í World Faith, pág. 335.

115 De una carta escrita en nombre del Guardián a un creyente individual, 6 julio 1935: Lights of Guidance, pág. 272.

116 De una carta de la Casa Universal de Justicia a un creyente individual, 8 abril 1965: National Bahá'í Review, nº 49, enero 1972.

117 Ibíd.

118 Bahá'u'lláh: Guidance for Today and Tomorrow, pág. 209.

119 'Abdu'l-Bahá: Ibíd.

120 'Abdu'l-Bahá: National Bahá'í Review, nº 3, marzo 1968, pág. 2.

121 'Abdu'l-Bahá.

122 De una carta escrita de parte del Guardián a un creyente individual, 27 diciembre 1933: Dawn of a New Day, págs. 196-197.

123 Carta de la Casa Universal de Justicia a un creyente individual, 7 abril 1974.

124 De una carta escrita en nombre del Guardián a un creyente individual, 9 enero 1939.

125 De una carta de la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual Nacional del Ecuador, 21 diciembre 1973.

126 De una carta de la Casa Universal de Justicia: Canadian Bahá'í News, Special Section, marzo 1973.

127 De una carta de la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual Nacional de las Islas Británicas, 8 febrero 1968: Canadian Bahá'í News, Special Section, marzo 1973, pág. 1.

128 De una carta escrita de parte del Guardián a un creyente individual, 3 marzo 1957, citado en una carta de la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual Nacional del Ecuador, 21 diciembre 1972.

129 Carta de la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual Nacional de España, 4 agosto 1964.

130 Bahá'u'lláh: Star of the West, vol. XIII, nº 9, pág. 252.

131 'Abdu'l-Bahá: Ibíd., vol. VIII, nº 2, pág. 21.

132 Ibíd., pág. 20.

133 De una carta escrita en nombre del Guardián a un creyente individual: Mensajes de la Casa Universal de Justicia, 1968-1973, pág. 108; Bahá'í News, nº 202, diciembre 1947, pág. 3.

134 Las palabras del Maestro -de las notas de un peregrino- a las que se refiere son las siguientes: "Las mujeres y los hombres no deben abrazarse cuando no están casados o a punto de casarse. No deben besarse... Si desean saludarse o demostrarse la alegría mutua, pueden darse la mano".

135 De una carta fechada el 19 octubre 1947 escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente individual.

136 Carta de la Casa Universal de Justicia a un creyente individual, 8 noviembre 1966; Bahá'í News Supplement, nº 113, julio 1967, pág. 3.

137 Shoghi Effendi: El Advenimiento de la Justicia Divina, pág. 48.

138 Shoghi Effendi.

139 De una carta escrita en nombre del Guardián a un creyente individual, citado por la Casa Universal de Justicia; Messages from the Universal House of Justice, 1968-1973, pág. 108.

140 Messages of the Universal House of Justice, 1968-1973, pág. 110.

141 De una carta escrita en nombre del Guardián a un creyente individual, 6 octubre 1956.

142 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente individual, 21 mayo 1954: Lights of Guidance, págs. 272-273.

143 De una carta escrita en nombre del Guardián a un creyente individual, 6 octubre 1956.

144 De una carta escrita en nombre del Guardián a un creyente individual, 26 marzo 1950: Lights of Guidance, págs. 273-274.

145 De una carta de la Casa Universal de Justicia a un creyente individual: Lights of Guidance, págs. 269-270.

146 Bahá'u'lláh: Selections from Bahá'í Writings on some Aspects of Health and Healing, pág. 1.

147 Bahá'u'lláh: Bahá'u'lláh y la Nueva Era, cap. VII.

148 Bahá'u'lláh: Selections from Bahá'í Writings on some Aspects of Health and Healing, pág. 1.

149 'Abdu'l-Bahá: Ibíd., pág. 1.
150 'Abdu'l-Bahá: Ibíd., pág. 2.

151 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente individual, 14 diciembre 1924: Ibíd., pág. 5.

152 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi, 12 enero 1957: Ibíd., págs. 8-9.

153 De una carta escrita en nombre de la Casa Universal de Justicia.

154 'Abdu'l-Bahá: Tablets of 'Abdu'l-Bahá, vol. I, pág. 169.

155 De una carta escrita en nombre del Guardián a un creyente individual, 15 febrero 1957: Selections from Bahá'í Writings on some Aspects of Health and Healing, pág. 9.

156 'Abdu'l-Bahá: Selections from Bahá'í Writings on some Aspects of Health and Healing, pág. 2.

157 'Abdu'l-Bahá: Sabiduría de 'Abdu'l-Bahá, 26 diciembre 1912.

158 'Abdu'l-Bahá: Selections from Bahá'í Writings on some Aspects of Health and Healing, pág. 1.

159 'Abdu'l-Bahá: Ibíd., pág. 2.
160 'Abdu'l-Bahá: Contestación a unas Preguntas.

161 Bahá'u'lláh: Bahá'u'lláh y la Nueva Era, cap. VII.

162 'Abdu'l-Bahá: Writings of 'Abdu'l-Bahá, pág. 150.

163 'Abdu'l-Bahá: Contestación a unas Preguntas.
164 Tablets of 'Abdu'l-Bahá, vol. III, pág. 507.
165 Ibíd., pág. 524.

166 'Abdu'l-Bahá: Selections from Bahá'í Writings on some Aspects of Health and Healing, pág. 2.

167 Tablets of 'Abdu'l-Bahá, vol. I, págs. 166-167.

168 'Abdu'l-Bahá: Contestación a unas Preguntas.

169 Bahá'u'lláh: Pasajes de los Escritos de Bahá'u'lláh, CVI.

170 De una carta escrita en nombre del Guardián a un creyente individual, 20 octubre 1953: Living the Life, pág. 18.

171 De una carta escrita en nombre del Guardián a la Asamblea Espiritual Nacional de la India, 2 agosto 1946: Dawn of a New Day, pág. 116.

172 'Abdu'l-Bahá: Sabiduría de 'Abdu'l-Bahá.

173 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente individual, 5 agosto 1949: Bahá'í News, vol. 231, mayo 1950, pág. 1.

174 'Abdu'l-Bahá: Star of the West, vol. IX, nº 15, pág. 173.

175 Bahá'u'lláh: Pasajes de los Escritos de Bahá'u'lláh, nº LXXX.

176 'Abdu'l-Bahá: Sabiduría de 'Abdu'l-Bahá.
177 Writings of 'Abdu'l-Bahá, págs. 152-156.

178 Shoghi Effendi: Bahá'í News, vol. 134, pág. 2.

179Shoghi Effendi: Directrices del Guardián, nº 81.

180 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente individual, 10 julio 1939.

181 'Abdu'l-Bahá: Star of the West, vol. VIII, nº 18, pág. 230.

182 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente individual, 5 agosto 1949, Selections from Bahá'í Writings on some Aspects of Healt and Healing, pág. 8.

183 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente individual, 12 enero 1957: Selections from Bahá'í Writings on some Aspects of Health and Healing, págs. 8-9.

184 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente individual, 12 abril 1948: ibíd, pág. 8.

185 Ibíd.
186 'Abdu'l-Bahá.

187 'Abdu'l-Bahá: Selections from Bahá'í Writings on some Aspects of Health and Healing, pág. 4.

188 Shoghi Effendi: Ibíd., pág. 6.

189 De una carta escrita en nombre del Guardián a un creyente individual, 16 febrero 1935: Extracts from the Guardian's letters on Spiritualism, Reincarnation and Related Subjects, pág. 7.

190 'Abdu'l-Bahá: Sabiduría de 'Abdu'l-Bahá.

191 'Abdu'l-Bahá: Star of the West, vol. VIII, nº 18, pág. 233.

192 Bahá'u'lláh: Bahá'u'lláh y la Nueva Era, cap. VIII.

193 'Abdu'l-Bahá: Contestación a unas preguntas.

194 Bahá'u'lláh: Star of the West, vol. XIII, nº 9, pág. 252.

195 Bahá'u'lláh: Selections from Bahá'í Writings on some Aspects of Health and Healing, pág. 1.

196 Bahá'u'lláh: Selections from Bahá'í Writings on some Aspects of Health and Healing, pág. 1.

197 'Abdu'l-Bahá: Ibíd., pág. 4.
198 Ibíd.

199 Selections from the Writings of 'Abdu'l-Bahá, págs. 151-152.

200 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente individual, 10 junio 1928: Selections from Bahá'í Writings on some Aspects of Health and Healing, pág. 5.

201 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente individual, 17 abril 1937: Ibíd., pág. 6.

202 'Abdu'l-Bahá: Ibíd., pág. 4.

203 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente individual, 29 junio 1938: Ibíd., pág. 7.

204 'Abdu'l-Bahá: Ibíd., pág. 4.

205 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente individual, 1 abril 1951: Ibíd., pág. 8.

206 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente individual, 6 enero 1945: Ibíd.

207 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente individual, 20 enero 1938: Ibíd., pág. 7.

208 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente individual, 18 junio 1939: Ibíd.

209 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi, 17 enero 1945: Ibíd.

210 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi, 9 abril 1933: Ibíd., págs. 5-6.

211 'Abdu'l-Bahá: Contestación a unas Preguntas, cap. LXXII.

212 'Abdu'l-Bahá: Tablets of 'Abdu'l-Bahá, pág. 628.

213 'Abdu'l-Bahá: Sabiduría de 'Abdu'l-Bahá.

214 'Abdu'l-Bahá: Selections from Bahá'í Writings on some Aspects of Health and Healing, pág. 3.

215 De una carta escrita en nombre del Guardián a un creyente individual, 16 febrero 1935: Ibíd., pág. 29.

216 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente individual, 23 mayo 1935: Extracts from the Guardian's letters on Spiritualism, Reincarnation and Relased Subjects, pág. 8.

217 'Abdu'l-Bahá: Tablets of 'Abdu'l-Bahá, vol. III, pág. 629.

218 'Abdu'l-Bahá: Star of the West, vol. VII, nº 10, pág. 99.

219 'Abdu'l-Bahá: Star of the West, vol. VIII, nº 18, pág. 231.

220 'Abdu'l-Bahá: The Promulgation of Universal Peace, pág. 241.

221 'Abdu'l-Bahá.
222 Shoghi Effendi: Bahá'í News, nº 108, pág. 10.

223 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente individual, 6 febrero 1939: Bahá'í News, nº 134, pág. 2.

224 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente individual, 6 febrero 1939: Bahá'í News, nº 134, pág. 2.

225 De una carta escrita en nombre de Shoghi Effendi a un creyente individual, 6 junio 1948: Directrices del Guardián, nº 57.

226 Ibíd., 30 septiembre 1949.
227 Ibíd., 26 octubre 1949.
228 Ibíd., 25 diciembre 1949.
229 Ibíd., 26 marzo 1950.

230 De una carta escrita en nombre del Guardián a un creyente individual, 5 octubre 1950: Extracts from the Guardian's Letters on Spiritualism, Reincarnation and Related Subjects, pág. 9.

231 De una carta escrita en nombre del Guardián a la Asamblea Espiritual Nacional de las Islas Británicas, 25 junio 1953: Ibíd., pág. 9.

232 'Abdu'l-Bahá: The Promulgation of Universal Peace, pág. 199.

233 'Abdu'l-Bahá: Selections from Bahá'í Writings on some Aspects of Health and Healing, pág. 5.

* N.E.: En un Memorándum enviado por el Departamento de Investigación de la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual de los Bahá'ís de España, con fecha 30 de mayo de 1990, sobre Prácticas de Curación Espiritual, dice: "El pasaje en cuestión, de hecho, se ha extractado de dos Tablas distintas dirigidas al mismo individuo. Cuando se examinaron los originales de las Tablas, resultó evidente que fueron reveladas para una mujer médico... Cuando se estudia el texto original, es obvio que las palabras del Maestro pueden muy bien entenderse queriendo decir sencillamente que 'Abdu'l-Bahá estaba asegurando a la destinataria de Su Tabla, que dadas ciertas condiciones expuestas por Él en la misma Tabla, Dios, a ciencia cierta, mediante Su ayuda y poder, le confirmaría en sus esfuerzos por curar al enfermo. De aquí que la inferencia respecto al papel inspirador de una especie de espíritu o guía resulta injustificada. Además, si se tiene en cuenta la profesión de quien recibió las Tablas, es evidente que las Tablas están recalcando un principio importante en relación a la curación, a saber, que pueden obtenerse los mejores resultados cuando la curación espiritual se combina con la curación física.


Table of Contents: Albanian :Arabic :Belarusian :Bulgarian :Chinese_Simplified :Chinese_Traditional :Danish :Dutch :English :French :German :Hungarian :Italian :Japanese :Korean :Latvian :Norwegian :Persian :Polish :Portuguese :Romanian :Russian :Spanish :Swedish :Turkish :Ukrainian :