Announcing: BahaiPrayers.net


More Books by Compilaciones

Amor Noviazgo y Matrimonio
Convención Nacional - Emilio Egea
El pioneraje
HUQUQ Recopilación
LA EXPRESIÓN HUMANA
La ley de Dios
La Palabra de Dios
REUNIONES BAHÁ’ÍS
Superación de la Corrupción
Free Interfaith Software

Web - Windows - iPhone








Compilaciones : La Palabra de Dios
LA PALABRA DE DIOS
LA PALABRA DE DIOS
Una recopilación de
Escritos de Bahá'u'lláh
EDITORIAL BAHÁ'Í DE ESPAÑA
Título: La Palabra de Dios
Recopilado por: Francisco García Gutiérrez
Portada: Eva Celdrán Esteban
© Asamblea Espiritual Nacional
de los Bahá'ís de España, 1994
Editorial Bahá'í de España
Bonaventura Castellet, 17
08222 TERRASSA (Barcelona)
Depósito Legal: B-27009-1994
Imprime: Editorial Bahá’í de España
Printed in Spain
ÍNDICE
Los Siete Valles 7
Las Palabras Ocultas 9
El Kitáb-i-Íqán - Libro de la Certeza 11
Tablas de Bahá'u'lláh 21
Epístola al Hijo del Lobo 33
Pasajes de los Escritos de Bahá'u'lláh 39
Bibliografía 47
LOS SIETE VALLES

Y si un ruiseñor1 se remontara desde la arcilla del yo y habitara en el rosedal del corazón, y con melodías árabes y dulces canciones iraníes relatara los misterios de Dios -de los cuales una sola palabra imprime vida nueva y lozana a los cuerpos de los muertos y confiere el Espíritu Santo a los huesos corruptos de la existencia- verás mil garras de envidia y miríadas de picos de rencor dándole caza y, con toda su fuerza, empeñados en Su muerte.2

¡Oh amigo Mío! Escucha con alma y corazón los cánticos del espíritu y atesóralos como a tus propios ojos, ya que las sabidurías celestiales, cual nubes primaverales no lloverán por siempre sobre el suelo de los corazones de los hombres; y aunque la munificencia del Todo Misericordioso es incesante y perpetua, a cada tiempo y a cada era le es asignada una porción y reservada una gracia, todo esto en una medida dada.3

LAS PALABRAS OCULTAS

¡Oh hijo de la belleza! ¡Por Mi espíritu y por Mi favor! ¡Por Mi misericordia y por Mi belleza! Todo lo que te he revelado con la lengua del poder y he escrito para ti con la pluma de la fuerza, ha sido de acuerdo con tu capacidad y comprensión, no con Mi posición y la melodía de Mi voz.4

¡Oh hijo de aquel que se limitaba a su propia entidad en el reino de su ser! Sabe que... te he revelado plenamente Mi palabra, ...5

¡Oh Mi hermano! Escucha las deleitosas palabras de Mi melosa lengua y bebe el torrente de santidad mística de Mis labios azucarados...6

Prestad oído a los dichos del Amigo y volveos hacia Su paraíso. Los amigos mundanos, buscando su propio bien, aparentan amarse el uno al otro, en tanto que el verdadero Amigo os ha amado y os ama por vosotros mismos; de hecho, Él ha sufrido innumerables aflicciones por guiaros. No seáis desleales a semejante Amigo, más bien apresuraos hacia Él. Tal es el sol de la palabra de verdad y fidelidad, que ha alboreado sobre el horizonte de la pluma del Señor de todos los nombres. Abrid vuestros oídos para que podáis escuchar la palabra de Dios, el que ayuda en el peligro, el que subsiste por Sí mismo.7

Aquel que busca comunicarse con Dios, que acuda a la compañía de Sus amados; y aquel que desee escuchar la palabra de Dios, que preste oído a las palabras de Sus escogidos.8

KITÁB-I-ÍQÁN
LIBRO DE LA CERTEZA

...las palabras que han brotado de la fuente del poder y han descendido del cielo de la gloria, son innumerables y están fuera de la comprensión común del hombre... Medita un momento esas santas palabras y, con total desprendimiento, esfuérzate por comprender su significado.9

Es obvio y manifiesto que el verdadero significado de las palabras pronunciadas por la Aves de la Eternidad no ha sido revelado a nadie excepto a quienes manifiestan al Ser Eterno, y las melodías del Ruiseñor de la Santidad no pueden llegar a ningún oído salvo al de los moradores del reino sempiterno.10

Este siervo desea ahora compartir contigo una gota del insondable océano de las verdades atesoradas en estas santas palabras, para que quizá los corazones perspicaces comprendan todas las alusiones y consecuencias de las palabras de las Manifestaciones de Santidad, de modo que la imponente majestad de la Palabra de Dios no les impida alcanzar el océano de Sus nombres y atributos, ni les prive de reconocer la Lámpara de Dios, que es la sede de la revelación de Su glorificada Esencia.11

En cuanto a las palabras: "En seguida, después de la opresión de aquellos días", ... "opresión" significa la falta de capacidad para adquirir conocimiento espiritual y entender la Palabra de Dios.12

Tales son los misterios de la Palabra de Dios, que han sido revelados y manifestados, para que quizás percibas la matutina luz de guía divina; extingas, por la fuerza de la confianza y la renunciación, la lámpara de la vana fantasía, de las ociosas imaginaciones, de la vacilación y duda, y enciendas en la cámara íntima de tu corazón, la recién nacida luz del conocimiento y certeza divinos.13

¡Mira cómo el comportamiento de las Manifestaciones de Dios, por mandato del Rey de la creación, es totalmente opuesto al comportamiento y a los deseos de los hombres! Cuando llegues a comprender la esencia de estos misterios divinos, percibirás el propósito de Dios, el divino Encantador, el Bienamado. Considerarás las palabras y acciones de ese soberano como una misma cosa, de tal modo que cuanto veas en Sus acciones, eso mismo encontrarás en Sus palabras, y cuanto leas en Sus palabras, eso reconocerás en Sus acciones. Así, externamente esas acciones y palabras son el fuego de la venganza contra el malvado, e internamente son las aguas de la misericordia para el justo. Si se abriese el ojo del corazón, de seguro comprendería que las palabras reveladas desde el cielo de la voluntad de Dios concuerdan con los hechos que han emanado desde el Reino del poder divino, y son lo mismo.14

Si limpiaras el espejo de tu corazón del polvo de la malevolencia, comprenderías el significado de los términos simbólicos revelados por la Palabra de Dios, que todo lo abarca, manifestada en cada Dispensación, y descubrirías los misterios del conocimiento divino. Sin embargo, hasta que no hayas consumido con la llama del extremo desprendimiento esos velos de vana erudición, comunes entre los hombres, no podrás mirar la resplandeciente mañana del verdadero conocimiento.15

¿Cuándo se encontrará un fiel buscador que, con el atavío del peregrino, llegue a la Ka`bih del deseo de su corazón y, sin oído ni lengua, descubra los misterios de la divina prolación?16

En estos días -alabado sea Dios-, el poder de Su Palabra ha adquirido tal ascendiente sobre los hombres, que no se atreven a pronunciar palabra alguna.17

Éste es el testimonio que Él mismo ha ordenado: mayor prueba que ésta no hay, ni habrá nunca: "Esta prueba es Su Palabra; Su propio Ser, el testimonio de Su verdad".18

...ciertamente, Él, el Rey del poder divino, es potente para extinguir con una letra de Sus maravillosas palabras, el hálito de vida en todo el Bayán y su pueblo, y con una letra conferirles nueva y sempiterna vida, haciéndoles levantarse y salir de los sepulcros de sus deseos vanos y egoístas.19

¡Alabado sea Dios! ¿Cómo pudiera concebirse alguna relación existente o posible conexión entre Su Palabra y los que han sido creados por ella?20

Observa cómo aquellos en medio de quienes durante años había sembrado el satanás del yo las semillas de la maldad y el odio, llegaron a unirse y mezclarse en su lealtad a esta maravillosa y trascendente Revelación de manera tal que se les hubiera creído nacidos de una misma entraña. Tal es la fuerza unificadora de la Palabra de Dios, que une los corazones de quienes han renunciado a todo menos a Él, han creído en Sus signos y han bebido de la Mano de gloria el Kawthar de la santa gracia de Dios.21

Alcanzarán el conocimiento de la Palabra de Dios sólo aquellos que se han vuelto hacia Él y repudiado las Manifestaciones de Satanás.22

Sé justo: ¿Es superior esta soberanía, que ha manifestado tan vasta influencia, predominio e imponente majestad, con la expresión de una sola Palabra, o lo es el dominio mundano de estos reyes de la tierra, ...?23

Todo esto que hemos mencionado ... no tiene otro propósito que el de permitirte comprender el significado de las alusiones contenidas en las palabras de los Elegidos de Dios, no sea que algunas de esas palabras hagan vacilar tus pies y turben tu corazón.24

Dios quiera que, evitando la tierra de la negación, entremos en el océano de la aceptación, para que, con una vista que esté purificada de todo elemento antagónico, percibamos los mundos de la unidad y diversidad, de la variación y unicidad, de la limitación y desprendimiento, y levantemos el vuelo hacia el más alto e íntimo santuario del significado oculto de la Palabra de Dios.25

... en toda época la lectura de las escrituras y libros sagrados no ha tenido otro propósito que el de permitir al lector comprender su significado y desentrañar sus íntimos misterios. De lo contrario, leer sin entender no es de provecho duradero para el hombre.26

Es a causa de esta diferencia en posición y misión, que parecen divergir y diferir las palabras y expresiones que fluyen de esos Manantiales del conocimiento divino. ... Es así como se han oído las palabras de Dios mismo, pronunciadas por esas Manifestaciones del Ser divino. ... en momentos en que esas Esencias del ser estaban sumergidas en los océanos de santidad antigua y sempiterna, o cuando Se remontaban a las más elevadas cimas de los misterios divinos, sostenían que Sus palabras eran la Voz de la Divinidad, el Llamado de Dios mismo. ... Por lo tanto, debe considerarse con mucha atención lo que hemos citado en apoyo de Nuestro argumento, para que las palabras divergentes de las Manifestaciones del Invisible y Auroras de la Santidad, no agiten ya al alma ni dejen perpleja a la mente.

Esas palabras pronunciadas por las Lumbreras de la Verdad deben ser meditadas, y si no se comprendiese su significado, debiera solicitarse aclaración a los Custodios de los depósitos del Conocimiento, para que Éstos expliquen su significado y revelen su misterio. Pues no le incumbe a ningún hombre interpretar las palabras sagradas según su deficiente comprensión, ni rechazar y negar su verdad por encontrar que son contrarias a su inclinación y deseos.27

...incumbe... a cada cual buscar ilustración en los iluminados de corazón y en los Tesoros de los misterios divinos, en cuanto a las complejidades de la Fe de Dios y las alusiones abstrusas que hay en las palabras de las Auroras de la Santidad. Así se aclararán estos misterios, no con la ayuda del conocimiento adquirido, sino únicamente mediante la asistencia de Dios y las efusiones de Su gracia.28

Cuando el canal del alma humana sea limpiado de todo apego impeditivo y mundano, percibirá infaliblemente, a través de distancias inmensurables, el hálito del Amado y, guiado por su perfume, alcanzará y entrará en la Ciudad de la Certeza.

Allí descubrirá las maravillas de Su antigua Sabiduría, y percibirá todas las enseñanzas ocultas del susurro de las hojas del Árbol que florece en aquella Ciudad. Con su oído interno y externo escuchará, desde su polvo, los himnos de gloria y alabanza ascendiendo hacia el Señor de los Señores, y con su ojo interior descubrirá los misterios del "retorno" y el "renacimiento".

¡Cuán inefablemente gloriosos son los signos, las señales, las revelaciones y los esplendores que Él, Quien es el Rey de los Nombres y Atributos, ha destinado para esa ciudad! La llegada a esa ciudad apaga, sin agua, la sed y, sin fuego, enciende el amor de Dios. Dentro de cada tallo de hierba están atesorados los misterios de una Sabiduría inescrutable, y en cada rosal una miríada de ruiseñores gorjean sus melodías con venturoso encantamiento. Sus maravillosos tulipanes despliegan el misterio del Fuego imperecedero de la Zarza Ardiente, y sus fragantes aromas de santidad exhalan el perfume del Espíritu Mesiánico. Sin oro, confiere riquezas y, sin muerte, confiere inmortalidad. En cada una de sus hojas se atesoran inefables delicias, y dentro de cada aposento innumerables misterios yacen ocultos.

Aquellos que valientemente se afanan en la búsqueda de Dios, una vez que hayan renunciado a todo salvo a Él, estarán de tal manera ligados y aferrados a esa Ciudad, que una momentánea separación de ella les parecerá inconcebible. Escucharán pruebas infalibles del Jacinto de esa asamblea, y percibirán los más seguros testimonios en la belleza de su Rosa y en la melodía de su Ruiseñor. Alrededor de cada mil años, esta Ciudad será renovada y adornada nuevamente...

Esa ciudad no es otra que la Palabra de Dios, revelada en cada época y dispensación. En los días de Moisés ella fue el Pentateuco; en los días de Jesús, el Evangelio; en los días de Muhammad, el Mensajero de Dios, el Qur’án; en este día, el Bayán; y en la Dispensación de Aquel a Quien Dios hará manifiesto, su propio Libro, el Libro al cual todos los Libros de las Dispensaciones anteriores necesariamente habrán de referirse, el Libro que entre todos sobresale, trascendente y supremo. En estas ciudades generosamente se ha provisto sustento espiritual, y se han destinado deleites incorruptibles. El alimento que dispensan es el pan del cielo, y el Espíritu que comunican es la inagotable bendición de Dios.29

La comprensión de Sus palabras y la percepción de la melodía de las Aves del Cielo de ningún modo dependen de la erudición humana. Dependen solamente de la pureza del corazón, castidad del alma y libertad del espíritu.30

Presta oído a la santa Voz de Dios y escucha su dulce e inmortal melodía. Mira como Él ha solemnemente amonestado a quienes han desechado los versículos de Dios, y ha desconocido a aquellos que niegan Sus santas palabras.31

Oh hermano: debiéramos abrir nuestros ojos, meditar Su Palabra y buscar la sombra protectora de las Manifestaciones de Dios, para que quizás seamos prevenidos por los inequívocos consejos del Libro y pongamos atención a las advertencias escritas en las Tablas Sagradas, para que no pongamos reparos al Revelador de los versículos, para que nos entreguemos totalmente a Su Causa y de todo corazón abracemos Su ley, para que quizás entremos en la corte de Su misericordia y habitemos en la ribera de Su gracia. Él, en verdad, es misericordioso y perdonador para con Sus siervos.32

Él, verdaderamente, demuestra la verdad mediante Sus versículos, y confirma Su Revelación por Sus palabras.33

En realidad, todas las Escrituras y sus misterios están condensados en este breve relato. Tanto es así, que si una persona lo ponderase en su corazón un momento, descubriría en todo lo que se ha dicho los misterios de las Palabras de Dios y comprendería el significado de cuanto ha sido manifestado por ese Rey ideal.34

Nadie comprende el significado de estas palabras salvo aquellos cuyo corazón está seguro, cuya alma ha encontrado favor en Dios y cuya mente se ha separado de todo menos de Él. En tales palabras, el sentido literal, tal como lo entienden los hombres, no es lo que se ha querido decir. Así se ha escrito: "Cada conocimiento tiene setenta significados, de los cuales sólo uno es conocido por la gente. Mas cuando aparezca el Qá'im, Él revelará a los hombres todo lo que resta". También Él dice: "Pronunciamos una palabra y con ella queremos decir uno y setenta significados; cada uno de estos significados podemos explicarlo".

Esto lo mencionamos sólo para que la gente no se desconcierte al ver que ciertas tradiciones y palabras aún no se han cumplido literalmente, y más bien atribuya su perplejidad a su propia falta de comprensión y no al hecho de que no se hayan verificado las promesas contenidas en las tradiciones, ... no deben los hombres permitir que semejantes palabras les priven de los divinos favores, sino más bien buscar ilustración en los Exponentes reconocidos de aquellas, para que les sean descifrados y revelados los misterios ocultos.35

TABLAS DE BAHÁ'U'LLÁH

¡He aquí! ¡El Padre ha venido, y todo lo que se os ha prometido en el Reino se ha cumplido! Ésta es la Palabra que el Hijo ocultó cuando dijo a los que Le rodeaban: "No lo podéis soportar ahora". Y cuando se cumplió el tiempo anunciado y la Hora hubo sonado, brilló la Palabra sobre el horizonte de la Voluntad de Dios.36

Bendito el hombre que ha buscado la iluminación del Sol de Mi Palabra. ... Bendito el hombre que, seguro de Mi Palabra, se ha levantado de entre los muertos para celebrar Mi alabanza. Bendito aquel que se ha extasiado con Mis maravillosas melodías y ha rasgado los velos mediante la potencia de Mi poder. ... Bendito el hombre que ...haya comprendido aquello que he ocultado dentro del tesoro de Mis Palabras.37

Dios, el Verdadero, testifica, y los Reveladores de Sus nombres y atributos atestiguan, que Nuestro único propósito al elevar el Llamado y proclamar Su sublime Palabra, es que el oído de la creación entera pueda, a través de las aguas vivientes de la prolación divina, depurarse de las inciertas fábulas y armonizar con la santa, gloriosa y exaltada Palabra que ha fluido de la fuente del conocimiento del Hacedor de los Cielos y Creador de los Nombres. Felices sean quienes juzgan con imparcialidad.38

Yo Te pido, por esa Palabra por la cual Tu prueba fue perfeccionada entre Tus criaturas y Tu testimonio fue cumplido entre Tus siervos, que fortalezcas a Tu pueblo...39

Él Se ha hecho manifiesto por medio del poder de la verdad y ha expresado una Palabra por la cual todos los que están en los cielos y en la tierra han sido confundidos, a excepción de aquellos a quienes el Todopoderoso ha deseado eximir.40

Convoca en su ayuda ... a las huestes de la sabiduría y la expresión, para que puedan exaltar Tu Palabra entre Tus criaturas y proclamar Tu Causa en medio de Tus siervos.41

Ciertamente Dios te ha purificado con las aguas vivientes de Su prolación en Su Más Grande Prisión.42

..., les aconsejamos observar justicia, equidad, honestidad, piedad y aquello por lo cual tanto la Palabra de Dios como su propia posición será exaltada entre los hombres.43

Es responsabilidad de cada hombre, en este Día, asirse de todo cuanto promueva los intereses y exalte la posición de todas las naciones y gobiernos justos. Por medio de todos y cada uno de los versos revelados por la Pluma del Altísimo, las puertas del amor y la unidad han sido abiertas enteramente a la faz de los hombres. Anteriormente hemos declarado, y Nuestra Palabra es la verdad: "Asociaos con los seguidores de todas las religiones en espíritu de amistad y hermandad". Cualquier cosa que haya hecho rehuirse uno a otro a los hijos de los hombres, y haya sido causa de disensiones y divisiones entre ellos, ha sido, por la revelación de estas palabras, anulado y abolido. ... En el pasado ha sido revelado: "El amor por el propio país es un elemento de la Fe de Dios". La Lengua de Grandeza, sin embargo, en el día de Su manifestación ha proclamado: "No debe vanagloriarse quien ama a su país, sino quien ama al mundo". A través del poder liberado por estas exaltadas palabras, Él ha otorgado un nuevo impulso y señalado una nueva dirección a las aves de los corazones humanos, y ha borrado toda huella de restricción y limitación del Libro Sagrado de Dios.44

Cada verso que esta Pluma ha revelado es un brillante y luminoso portal que descubre las glorias de una santa y piadosa vida, de puras e inmaculadas acciones.45

Observad cómo la mayoría de la humanidad ha sido dotada con la capacidad de escuchar la más exaltada Palabra de Dios, la Palabra sobre la cual deben depender la reunión y la resurrección espiritual de todos los hombres.46

Los descreídos y los infieles han puesto sus mentes en cuatro cosas: primero, el derramamiento de sangre; segundo, la incineración de libros; tercero, el alejamiento de los seguidores de otras religiones; cuarto, el exterminio de otras comunidades y grupos. Ahora, no obstante, a través de la gracia fortalecedora y la potencia de la Palabra de Dios, estas cuatro barreras han sido derribadas, estas claras ordenanzas han sido borradas de la Tabla y las brutales disposiciones han sido transmutadas en atributos espirituales.47

La Palabra de Dios puede ser comparada a un árbol tierno cuyas raíces han sido plantadas en los corazones de los hombres. Os concierne nutrir su crecimiento por medio de las vivificantes aguas de la sabiduría, de palabras santas y sagradas, para que su raíz pueda ser firmemente asegurada y sus ramas puedan ascender tan altas como los cielos y aún más allá.48

Develado y descubierto, este Agraviado, en todo momento, proclamó ante el rostro de todos los pueblos del mundo aquello que hará las veces de llave para abrir las puertas de las ciencias, las artes, el conocimiento, el bienestar, la prosperidad y la riqueza. Ni los males infligidos por los opresores han podido silenciar la sonora voz de la Más Exaltada Pluma, ni las dudas de los perversos y sediciosos han sido capaces de impedirle revelar la Más Sublime Palabra.49

¡Oh pueblo del Bayán! Abandonad vuestras ociosas fantasías y vanas imaginaciones, luego con el ojo de la equidad observad a la Aurora de su Revelación y considerad las cosas que Él ha manifestado, las palabras que divinamente ha revelado y los sufrimientos que Le han acontecido en manos de Sus enemigos. Él es Quien gustosamente ha aceptado toda forma de tribulación por la proclamación de Su Causa y la exaltación de Su Palabra.50

Quienquiera escoja no beber del selecto vino cuyo sello hemos abierto a través de la potencia de Nuestro Nombre, El que Todo lo compele, no podrá discernir los esplendores de la luz de la unidad divina o entender el propósito esencial subyacente en las Escrituras de Dios, el Señor de cielo y tierra, el soberano Monarca de este mundo y del mundo por venir. Tal hombre será contado entre los infieles en el Libro de Dios, el Omnisapiente, el Todo Informado.51

¿Cómo..., puede la mera nada magnificar el Nombre de Aquel Quien mediante una palabra ha originado la creación de la existencia, ...?52

El propósito es que todos deberían saber con certeza que el Sello de los Profetas53 ... Se halla sin par, socio o paralelo en Su propia posición. Los Santos54 ... fueron creados por la potencia de Su Palabra, y después de Él fueron los más eruditos y los más distinguidos entre el pueblo y habitan en la excelsa posición de servidumbre.55

Lo que este Agraviado espera de todos es justicia y equidad. Que nadie se contente sólo con escuchar; más bien les corresponde a todos meditar lo que este Agraviado ha revelado.56

Aquello que ha estado existiendo, ha existido antes pero no en la forma que hoy lo ves. El mundo del ser vino a la existencia mediante el calor generado por la interacción entre la fuerza activa y aquella que es su recipiente. Ambas son iguales, y sin embargo son diferentes. De este modo, el Gran Anuncio te informa acerca de esta gloriosa estructura. Aquello que comunica la influencia generadora y lo que recibe su impacto, en realidad, son originados a través de la irresistible Palabra de Dios, la cual es la Causa de la creación entera, mientras que todo lo demás fuera de Su Palabra no es otra cosa que las criaturas y los efectos de la misma. Verdaderamente tu Señor es el Expositor, el Omnisapiente.

Sabe que, por otra parte, la Palabra de Dios -exaltada sea Su gloria- está más elevada y es muy superior, como para que los sentidos puedan percibirla, pues está purificada de toda propiedad o sustancia. Trasciende las limitaciones de los elementos conocidos y está exaltada por encima de todas las sustancias esenciales reconocidas. Se hizo manifiesta sin ninguna sílaba ni sonido y no es otra cosa que el Mandamiento de Dios, el cual penetra todas las cosas creadas. Este nunca ha sido apartado del mundo del ser. Es el todo penetrante favor de Dios, del cual emana toda gracia. Es una entidad muy alejada de todo lo que ha sido y de todo lo que será.

... Cada cosa debe tener un origen y cada edificio un constructor. Verdaderamente, la Palabra de Dios es la causa que ha precedido al mundo contingente, un mundo que está adornado con los esplendores del Antiguo de los Días; no obstante se está renovando y regenerando a cada instante. Inmensurablemente exaltado es el Dios de Sabiduría, Quien ha erigido esta sublime estructura.57

En verdad, las brisas de la revelación divina son difundidas por los versos de tu Señor, en forma tal que nadie puede disputar su verdad, excepto aquellos que están privados de oído, de visión, de entendimiento y de toda facultad humana.58

Si no fuera por el amor que siento por ti, no hubiese expresado una sola palabra de lo que ha sido mencionado. Aprecia el valor de esta posición y presérvala como si fuera tu propia vista, y sé de los verdaderamente agradecidos.59

Di, todos los temas relacionados con los asuntos de Estado que tú has presentado para tratar, caen bajo la sombra de una de las palabras enviadas desde el cielo de Su gloriosa y exaltada posición.60

La fuente del valor y del poder es la promoción de la Palabra de Dios, y la constancia en Su Amor.61

Una alabanza, exaltada por encima de toda mención o descripción, es digna del Adorado, ... Quien a través de la potencia de Su Palabra Sublime, ha llamado a la existencia a la creación entera, sea de las anteriores o más recientes generaciones. En cada ciclo y edad, en conformidad con Su trascendente sabiduría, Él ha enviado un Mensajero divino para revivir a las almas deprimidas y abatidas, con las aguas vivientes de la prolación de Aquel Quien en verdad es el Expositor, el verdadero Intérprete, puesto que el hombre es incapaz de comprender lo que ha brotado de la Pluma de Gloria y está registrado en Sus Libros celestiales.

... El hombre es el Talismán supremo. Sin embargo, la falta de una educación adecuada le ha privado de aquello que inherentemente posee. Por una sola palabra procedente de la boca de Dios, fue llamado a existir; por una palabra más, fue guiado a reconocer la Fuente de su educación; por otra palabra aun, su posición y destino fueron salvaguardados.62

Si los hombres perspicaces bebieran su porción del océano de los íntimos significados que están atesorados en estas palabras, y se familiarizasen con ellos, serían testigos de la sublimidad y excelencia de esta expresión.63

Ningún sabio puede demostrar su conocimiento por otro medio que no sean las palabras. Ello muestra la significación de la Palabra como se afirma en todas las Escrituras, sean éstas de antaño o de tiempos más recientes. ...

¡Oh amigo mío! La Palabra de Dios es la reina de las palabras y su penetrante influencia es incalculable. Ella ha dominado y continúa dominando al reino del ser. El Gran Ser dice: La Palabra es la llave maestra para el mundo entero, por cuanto a través de su potencia son abiertas las puertas de los corazones de los hombres, las cuales en realidad, son las puertas del cielo. Tan pronto como un simple destello de su efulgente esplendor fulguró sobre el espejo del amor, la bendita palabra "Yo soy el Bienamado" fue reflejada en él. Es un océano de inextinguibles riquezas que abarca a todas las cosas. Cada cosa perceptible no es más que una emanación de ella. Elevada, inmensurablemente elevada es esta sublime posición, en cuya sombra se mueve la esencia de la excelsitud y el esplendor, extasiada en alabanza y adoración.

Me parece que el sentido del buen gusto de la gente, lamentablemente, ha sido penosamente afectado por la fiebre de la negligencia y la insensatez, pues se encuentran completamente inconscientes y privados de la dulzura de su prolación. Cuán lamentable en verdad, es que el hombre se prive a sí mismo de los frutos del árbol de la sabiduría, en tanto sus días y horas pasan rápidamente. Quiera Dios que la mano del poder divino pueda salvaguardar a toda la humanidad y guíe sus pasos hacia el horizonte del verdadero entendimiento.

Verdaderamente, nuestro Señor de Misericordia es el Socorredor, el Conocedor, el Sabio.64

Escucha las Palabras de tu Señor y purifica tu corazón de toda ilusión, para que la refulgente luz del recuerdo de tu Señor pueda derramar su brillo sobre él, y pueda alcanzar la posición de la certidumbre.65

¿Dónde está aquel que Me ayude y Me escude de las espadas de esas almas infieles? ¿Dónde está el hombre perspicaz que contemple las Palabras de Dios con sus propios ojos y se libre de las opiniones y nociones de los pueblos de la tierra?66

... te hemos dado de beber del vino escogido de la prolación con el cáliz de los dones celestiales de tu misericordioso Señor, el cual no es otro que esta Lengua de santidad, una Lengua que, tan pronto se soltó, vivificó la creación entera, puso en movimiento a todos los seres e hizo que el Ruiseñor derramara Sus melodías. Ésta es la Fuente de agua viviente para todos los que moran en el reino de la existencia.67

Di: Si fuese Nuestro deseo, haríamos victoriosa a la Causa, mediante el poder de una sola palabra proveniente de Nuestra presencia.68

Las almas santificadas deberían ponderar y meditar en sus corazones con respecto a los métodos de enseñanza. De los textos de la maravillosas Escrituras celestiales deberían memorizar frases y pasajes apropiados a diversas ocasiones, para que en el curso de sus disertaciones ellos puedan recitar los versos divinos cada vez que la ocasión lo demande, puesto que estos versos sagrados son el elixir más potente, el más grande y poderosísimo talismán. Tan poderosa es su influencia que el oyente no tendrá razón para vacilar.69

Desde el cielo de la prolación de Aquel Quien es el Deseo del mundo, ha sido enviado lo que conducirá a la regeneración del mundo y a la salvación de los pueblos y razas de la tierra. Prestad oído a los consejos de la Pluma de Gloria. Ello es mejor para vosotros que todo lo que existe sobre la tierra. Esto lo atestigua Mi glorioso y maravilloso Libro.70

Éste es el Día de la glorificación de Dios y de la exposición de Su Palabra, si sólo pudieseis percibirlo.71

Le corresponde al pueblo de Dios ser paciente. Deben impartir la Palabra de Dios de acuerdo a la medida particular de entendimiento y capacidad del oyente, para que quizá los hijos de los hombres puedan ser rescatados de la negligencia, y dirigir sus rostros hacia el Horizonte que es inmensurablemente exaltado por sobre todos los horizontes.72

Les corresponde a todos en este día dedicarse a la enseñanza de la Causa con la mayor prudencia y firmeza. Si descubriese un suelo puro, debe sembrar la semilla de la Palabra de Dios, de lo contrario sería preferible guardar silencio.73

Te hemos creado para servirme, para glorificar Mi Palabra y proclamar Mi Causa. Concentra tus energías sólo en aquello para lo que has sido creado en virtud de la Voluntad del Ordenador supremo, el Antiguo de los Días.74

Concentra sin cesar tu atención en lo que exaltará la Palabra de Dios. En esta Más Grande Revelación las buenas acciones y un carácter loable son considerados como las huestes de Dios, lo mismo que Su bendita y sagrada Palabra. Estas huestes son la calamita de los corazones de los hombres y el medio más efectivo para abrir puertas. De todas las armas del mundo, ésta es la más aguda.75

El hombre puede compararse a un árbol. Si está ataviado con frutos, ha sido y será digno de alabanza y encomio. Por el contrario, un árbol sin frutos sólo sirve para el fuego. ... El Agua para estos árboles, es el agua viviente de las Palabras sagradas manifestadas por el Bienamado del mundo. En un instante esos árboles son plantados, y en el próximo sus ramas, por medio de la efusiones de las lluvias de la merced divina, alcanzarán los cielos. Sin embargo, un árbol seco nunca ha sido ni será digno de mención.76

En el pasado, los teólogos se encontraron perplejos acerca de este problema, un problema sobre el cual Aquel Quien es la verdad Soberana, durante los tempranos años de Su vida, les ha oído preguntar repetidamente: "¿Cuál es la Palabra que pronunciará el Qá'im, por la cual serán puestos en fuga los líderes de la religión?" Di, esa Palabra se ha hecho manifiesta ahora, y habéis huido antes de que fuese pronunciada, aunque no lo percibís. Y esa bendita, oculta, encubierta y atesorada Palabra es ésta: "'Él' ha aparecido ahora con la indumentaria de 'Yo'. Quien estaba oculto a los ojos mortales, exclama: ¡He aquí! Yo soy el Todo Manifiesto". Ésta es la Palabra que ha hecho estremecer los miembros de los descreídos. ¡Glorificado sea Dios! Todas las Escrituras celestiales del pasado atestiguan la grandeza de este Día, la grandeza de esta Manifestación, la grandeza de Sus signos, la grandeza de Su Palabra, la grandeza de Su constancia, la grandeza de Su preeminente posición.77

Aquel Quien conduce a la verdadera victoria, ha llegado. ¡Por la rectitud de Dios! Él es enteramente capaz de revolucionar el mundo a través del poder de una simple Palabra. Habiendo ordenado a todos los hombres observar sabiduría, Él mismo Se ha adherido al cordón de la paciencia y la resignación.78

No te apenes por el fracaso de los hombres en comprender la Verdad. Dentro de poco, les encontrarás volviéndose hacia Dios, el Señor de toda la humanidad. En verdad, mediante la potencia de la Más Sublime Palabra, hemos abarcado al mundo entero, y se está aproximando el momento cuando Dios habrá subyugado los corazones de todos los que moran en la tierra. Él es en verdad, el Omnipotente, el Todopoderoso.79

EPÍSTOLA AL HIJO DEL LOBO

Él es Aquel por cuyo mandato el estandarte de la Más Exaltada Palabra ha sido enarbolado en el mundo de la creación, y la enseña de "Él hace lo que Él desea" fue izada en medio de todos los pueblos.80

¡Cuán a menudo has hecho descender el alimento de Tu prolación desde el cielo de Tu generosidad, y yo lo he rechazado; ...!81

Una palabra ... ha sido escrita y registrada por la Pluma del Altísimo en el Libro Carmesí, la cual es capaz de descubrir totalmente esa fuerza que se halla oculta en el hombre, más aún, de redoblar su potencia.82

... Nuestro propósito, mediante la amorosa providencia de Dios -exaltada sea Su gloria- y Su excelsa misericordia, es abolir de la faz de la tierra, por medio de la fuerza de Nuestra prolación, todas las disputas, la guerra, y el derramamiento de sangre.83

¡Oh Dios, Mi Dios! Atestiguo que Tú has creado a Tus siervos para ayudar a Tu Causa y exaltar Tu Palabra ...84

Bienaventurado el que, ayudado por las aguas vivientes de la prolación de Aquel Quien es el deseo de todos los hombres, se ha purificado de ociosas fantasías y vanas imaginaciones, y en el nombre del Todo Poseedor, el Altísimo, ha rasgado los velos de duda y renunciado al mundo y todo lo que en él existe, y se ha dirigido hacia la Más grande Prisión.

¡Oh Shaykh! Ninguna brisa puede compararse con las brisas de la Revelación Divina, en tanto que la Palabra proferida por Dios brilla y fulgura como el sol entre los libros de los hombres. Dichoso el hombre que ha descubierto esto, y lo reconoce, y dice: "¡Alabado seas Tú, Quien eres el deseo del mundo, y gracias Te sean dadas, oh Bienamado de los corazones de aquellos que están consagrados a Ti!"85

¡Y si Mi pecado es éste, que Yo haya exaltado la Palabra de Dios y revelado Su Causa, entonces, en verdad, Yo soy el más grande de los pecadores! Tal pecado no lo cambio por los reinos de la tierra y el cielo.86

Depurad y santificad vuestros pechos, y vuestros corazones, y vuestros oídos, y vuestros ojos, con las aguas vivientes de la prolación del Todo Misericordioso, y volved, entonces, vuestros rostros hacia Él.87

Reflexiona sobre la penetrante influencia de la Palabra de Dios. A cada una de estas almas se le ordenó ante todo, blasfemar y renegar de su Fe y, sin embargo, no se encontró a ninguno que prefiriera su propia voluntad a la Voluntad de Dios.88

¡Oh Shaykh! Aquello que Le ha tocado a este Agraviado está más allá de toda comparación o semejanza. Lo hemos soportado todo con la mayor disposición y resignación, para que las almas de los hombres puedan ser edificadas y la Palabra de Dios sea exaltada.89

Si meditases, por amor a Dios, aunque sólo fuese por una hora, sobre las cosas que han ocurrido en tiempos pasados y más recientes, te apartarías de las cosas que posees y te volverías hacia las cosas que pertenecen a Dios, y te convertirías en un instrumento para la exaltación de Su Palabra.90

¡Cuán dulce es para mí la muerte sufrida en Tu sendero y cuán preciados los dardos de mis enemigos, cuando son encontrados por amor a la exaltación de Tu Palabra!91

En este día vuestras ciencias no os beneficiarán, ni vuestras artes, ni vuestros tesoros, ni vuestra gloria. Arrojadlo todo tras de vosotros y fijad vuestros rostros en la Más Sublime Palabra, mediante la cual las Escrituras y los Libros y esta lúcida Tabla, han sido claramente expuestos.92

Reflexiona ahora, oh Shaykh, sobre la influencia de la palabra de Dios, que quizá tú puedas volverte de la siniestra de la ociosa fantasía, a la diestra de la certeza. Este Agraviado jamás ha actuado hipócritamente hacia nadie, en la Causa de Dios, y ha proclamado en voz alta la Palabra de Dios frente a Sus criaturas. Aquel que lo desee que se vuelva hacia ella, y aquel que lo desee que se aparte.93

¡Oh Shaykh! ¡Grande es la Causa, y grande el Anuncio! Serena y pacientemente reflexiona sobre los resplandecientes signos y las sublimes palabras, y todo lo que ha sido revelado en estos días, que quizá puedas sondear los misterios que se hallan ocultos en los Libros, y puedas esforzarte en guiar a Sus siervos.94

Incumbe ahora a quienes están dotados de oído atento y ojo avizor, ponderar estas sublimes palabras, en cada una de las cuales los océanos del significado interno y la explicación están ocultos, que quizá las palabras expresadas por Aquel Quien es el Señor de la Revelación, permitan a Sus siervos alcanzar, radiantes y con la más grande alegría, la Meta Suprema y el Más Sublime Pináculo, el punto de amanecer de esta Voz.

¡Oh Shaykh! Si tú percibieras, aunque en menor medida que el ojo de una aguja, los alientos de Mi prolación, abandonarías el mundo y todo lo que en él existe, y volverías tu rostro hacia las luces del semblante del Deseado.95

¡Oh concurso de imparciales! Observad y reflexionad acerca de las olas del océano de la prolación y el conocimiento de Dios, para que podáis testificar con vuestras lenguas interior y exterior, que en él se encuentra el conocimiento de todo lo que está en el Libro. Nada escapa a su conocimiento. Él, verdaderamente, ha manifestado lo que estaba oculto cuando, a su regreso, ascendió al Trono del Bayán. Todo lo que ha sido enviado ha sucedido y sucederá sobre la tierra, palabra por palabra. A nadie le cabe la posibilidad de apartarse o protestar.96

No hemos tenido otro propósito que no fuera el de edificar las almas de los hombres, y exaltar la bendita Palabra.97

PASAJES DE LOS ESCRITOS DE BAHÁ'U'LLÁH

... y dejad que vuestros oídos estén atentos a Su Palabra, para que os sea posible, por Su gracia y misericordia, beber en abundancia de las cristalinas aguas de la constancia, y llegar a ser en Su Causa, firmes e inamovibles como la montaña.98

¡Por Tu nombre que supera a todos los demás nombres! Si Tu mandato predominante y todo sometedor alguna vez me alcanzara, me habilitaría para revivir las almas de todos los hombres por medio de Tu más exaltada Palabra, la cual he oído proferida por Tu Lengua de poder en Tu Reino de gloria.99

Tal es el efecto embriagador de las palabras de Dios, sobre Aquel Quien es el Revelador de Sus indudables pruebas, que Su Pluma no puede moverse más.100

Di: Hemos hecho que los ríos de la prolación divina fluyan desde Nuestro trono para que las tiernas hierbas de la sabiduría y el entendimiento broten del suelo de vuestros corazones.101

Sin embargo, se debe tener presente que Dios y Su Manifestación, por ninguna circunstancia, pueden ser disociados de la excelsitud y sublimidad que Ellos inherentemente poseen. Más bien, la excelsitud y la sublimidad son en sí mismas creaciones de Su Palabra, si escogéis ver con Mi vista y no con la vuestra.102

Ha sido decretado por Nosotros que la Palabra de Dios y todas sus potencialidades se manifiesten a los hombres en estricta conformidad con tales condiciones como las preordinadas por Aquel Quien es el Omnisciente, el Omnisapiente. Hemos ordenado, además, que su velo de encubrimiento no sea otro que su propio Ser. Tal es, en verdad, Nuestra Fuerza para lograr Nuestro Propósito. Si se le permitiera a la Palabra liberar repentinamente todas las energías latentes en ella, ningún hombre podría soportar el peso de una Revelación tan poderosa. No, aún más, todo lo que está en el cielo y en la tierra huiría de ella en consternación.103

La lepra puede ser interpretada como cualquier velo que se interpone entre el hombre y el reconocimiento del Señor, su Dios. ... Atestiguamos que por medio del poder de la Palabra de Dios, todo leproso fue purificado, toda enfermedad fue curada, y toda humana flaqueza fue eliminada.104

Por el movimiento de Nuestra Pluma de gloria, según el deseo del omnipotente Ordenador, hemos inspirado una nueva vida en todo cuerpo humano y hemos infundido una nueva potencia en cada palabra.105

¡Oh pueblo! ¡Juro por el Dios único y verdadero! Este es el océano del cual han procedido todos los mares, y con el cual cada uno de ellos finalmente se reunirá. De Él se han generado todos los Soles, y a Él todos ellos regresarán. Por medio de Su potencia los Árboles de la Revelación Divina han rendido sus frutos, cada uno de los cuales ha sido enviado en la forma de un Profeta, portando un Mensaje a las criaturas de Dios en cada uno de los mundos, cuyo número, tan solo Dios, en Su Conocimiento omnímodo, puede calcular. Él ha logrado esto por la acción de tan solo una Letra de Su Palabra, revelada por Su Pluma, -una Pluma movida por Su Dedo guiador- y éste a su vez, sustentado por el poder de la Verdad de Dios.106

Di: El primer y más importante testimonio que establece Su verdad es Él mismo. Cercano a este testimonio está Su Revelación. Para quienquiera que no reconozca ni a uno ni a otro, Él ha establecido las palabras que ha revelado como prueba de Su realidad y verdad.107

Sumergíos en el océano de Mis palabras, que quizá descifréis sus secretos y descubráis todas las perlas de sabiduría que yacen ocultas en sus profundidades.108

No os consternéis, oh pueblos del mundo, cuando el sol de Mi belleza se haya puesto y el cielo de Mi tabernáculo esté oculto a vuestros ojos. Levantaos a promover Mi Causa y a exaltar Mi Palabra entre los hombres.109

¡Por Mi vida! Ni la pompa del poderoso, ni la abundancia del rico, ni aun el ascendiente del impío, perdurarán. Todo perecerá, con una palabra Suya. Él es, en verdad, el Todopoderoso, el Todo Compelente, el Omnipotente.110

¡Oh pueblos de la tierra! Dios, la Eterna Verdad, es Mi testigo de que mansas y frescas corrientes de agua han brotado de las rocas a través de la dulzura de las palabras pronunciadas por vuestro Señor, el Irrestringido; y aún dormís.111

¿Sabéis desde qué alturas vuestro Señor, el Todo Glorioso, está llamando? ¿Pensáis que habéis reconocido a la Pluma con la cual vuestro Señor, el Señor de todos los nombres, os ordena? ¡No, por Mi vida! Si lo supierais, renunciaríais al mundo, y de todo corazón os dirigiríais presurosos a la presencia del Bienamado. Vuestros espíritus serían a tal punto extasiados por Su Palabra que causarían conmoción en el Mundo Mayor, ¡cuánto más en este mundo pequeño y mezquino!112

Cada palabra que procede de los labios de Dios está dotada con tal potencia que puede insuflar nueva vida en cada estructura humana, si sois de aquellos que comprenden esta verdad. Todas las maravillosas obras que contempláis en este mundo, han sido manifestadas mediante la acción de Su suprema y exaltada Voluntad, Su maravilloso e inflexible Propósito. A través de la mera revelación de la palabra "Modelador", pronunciada por Sus labios y proclamando Su atributo a la humanidad, es liberada tal potencia que puede generar, a través de edades sucesivas, todas las múltiples artes que las manos del hombre pueden producir. Ésta es, ciertamente, una indudable verdad. Tan pronto como esta resplandeciente palabra es proferida, sus energías animadoras, agitándose dentro de todas las cosas creadas, dan nacimiento a los medios e instrumentos con los cuales tales artes pueden ser producidas y perfeccionadas. Todos los maravillosos logros que ahora presenciáis, son las consecuencias directas de la Revelación de este Nombre. En los días que vendrán, por cierto, contemplaréis cosas de las cuales jamás habéis oído. Así ha sido decretado en las Tablas de Dios, y nadie puede comprenderlo, salvo aquellos cuya vista es aguda. De igual modo, en el instante en que la palabra que expresa Mi atributo, "El Omnisciente", emane de Mi boca, toda cosa creada, de acuerdo con su capacidad y limitaciones, será investida con el poder de expresar el conocimiento de las más maravillosas ciencias, y será facultada para manifestarlas en el transcurso del tiempo, por mandato de Aquel Quien es el Todopoderoso, el Omnisapiente. Sabe tú con certeza que la Revelación de todo otro Nombre es acompañada por una similar manifestación de poder divino. Cada letra individual procedente de los labios de Dios es, ciertamente, una letra madre, y cada palabra pronunciada por Él, Quien es la Fuente de Revelación Divina, una palabra madre, y Su Tabla, una Tabla Madre. Venturosos quienes comprenden esta verdad.113

Observad cómo, en este Día, el Principio se refleja en el Fin, como de la Quietud se ha engendrado el Movimiento. Este movimiento ha sido generado por las potentes energías que las palabras del Todopoderoso han liberado a través de la creación entera. Quienquiera que haya sido revivido por su fuerza vitalizadora, se encontrará que es impulsado a alcanzar la corte del Amado; y quienquiera que se haya privado de ellas, se hundirá en irreparable abatimiento.114

Sabe con toda seguridad que, así como crees firmemente que la Palabra de Dios, exaltada sea Su gloria, perdura por siempre, también debes creer, con fe indubitable, que su significado nunca podrá ser agotado. Sin embargo, aquellos quienes son sus intérpretes señalados, aquellos cuyos corazones son los depositorios de sus secretos, son los únicos que pueden comprender su múltiple sabiduría. Quienquiera que, al leer las Sagradas Escrituras, se sienta tentado a escoger cualquier cosa que pueda convenirle para desafiar la autoridad del Representante de Dios entre los hombres es, en verdad, como un muerto, aunque en apariencia pueda caminar y conversar con sus semejantes, y comparta con ellos su comida y su bebida. ...

¡Cuán grande es la multitud de verdades que la vestidura de la palabra jamás podrá contener! ¡Cuan vasto es el número de verdades que ninguna expresión puede adecuadamente describir, cuyo significado nunca podrá ser revelado, y a las cuales no podrá hacerse siquiera la más remota alusión! ¡Cuán múltiples son las verdades que deben permanecer sin ser pronunciadas hasta que haya llegado el tiempo señalado! Así ha sido dicho: "No todo lo que un hombre sabe puede ser revelado; ni puede todo lo que él pueda revelar ser considerado oportuno; ni tampoco toda expresión oportuna puede ser considerada como apropiada a la capacidad de aquellos que la oyen".115

El Libro de Dios está completamente abierto y Su Palabra emplaza al género humano ante Él. Sin embargo, no se ha encontrado sino un mero puñado de hombres dispuestos a adherirse a Su Causa, o convertirse en instrumentos de su promoción. Estos pocos han sido dotados con el Elixir Divino, que es lo único que puede transmutar en oro puro a la escoria del mundo, y han sido facultados para administrar el remedio infalible para todos los males que afligen a los hijos de los hombres.116

Aquel que es preeminente por sobre todos los demás dones, que es incorruptible en su naturaleza y que pertenece a Dios mismo, es el don de la Revelación Divina. Toda munificencia conferida al hombre por el Creador, ya sea material o espiritual, está subordinada a ésta. En su esencia es, y siempre será, el Pan que desciende del Cielo.117

La vitalidad de la creencia de los hombres en Dios se está extinguiendo en todos los países; nada que no sea Su saludable medicina podrá jamás restaurarla. La corrosión de la impiedad está carcomiendo las entrañas de la sociedad humana. ¿Qué otra cosa que no sea el Elixir de Su potente Revelación puede limpiarla y revivirla? ¿Está dentro del poder humano, oh Hakím, producir una transformación tan completa en los elementos constitutivos de cualquiera de las diminutas e indivisibles partículas de la materia, como para transmutarlas en el oro más puro? Por desconcertante y dificultoso que esto pueda parecer, la tarea aún mayor de convertir fuerza satánica en poder celestial es una tarea que Nosotros hemos sido habilitados para llevar a cabo. La Fuerza capaz de una transformación tal supera la potencia del Elixir mismo. Sólo la Palabra de Dios puede reivindicar la distinción de estar dotada con la capacidad requerida para un cambio tan grande y trascendental.118

Mediante el poder de las palabras que Él ha pronunciado, toda la raza humana puede ser iluminada con la luz de la unidad, y la recordación de Su Nombre es capaz de inflamar los corazones de todos los hombres, y consumir los velos que se interponen entre ellos y su gloria.119

La Palabra de Dios ha encendido el corazón del mundo. ¡Cuán lamentable que no seáis encendidos por su llama!120

¿Cómo puede ... la criatura que la Palabra de Dios ha modelado, comprender la naturaleza de Aquel Quien es el Antiguo de los Días?121

Tu oído es un signo de Mi munificencia, no dejes que el tumulto de motivos indecorosos lo aparte de Mi Palabra que envuelve toda la creación.122

No corrompáis la santa, la todo abarcadora, la primordial Palabra de Dios, y no tratéis de profanar su santidad o degradar su exaltado carácter.123

Si algún hombre gustara la dulzura de las palabras que los labios del Todo Misericordioso han querido proferir, aunque estuvieran en su poder los tesoros de la tierra, renunciaría a todos y a cada uno de ellos para poder vindicar la verdad de tan siquiera uno de Sus mandamientos, brillando sobre la Aurora de Su generoso cuidado y amorosa bondad.124

... Medítalo para que puedas beber en las aguas de vida sempiterna que fluyen a través de las palabras del Señor de toda la humanidad, ...125

BIBLIOGRAFÍA

-Los Siete Valles y Los Cuatro Valles, EBILA, Buenos Aires, 1989.

-Las Palabras Ocultas, Editorial Bahá’í de España, Terrassa, ed. rev., 1994.

-El Kitáb-i-Íqán, Libro de la Certeza, EBILA, Buenos Aires, 2ª ed., 1974.

-Tablas de Bahá'u'lláh, EBILA, Buenos Aires, 2ª ed. rev., 1985.

-Epístola al Hijo del Lobo, EBILA, Buenos Aires, 2ª ed. rev., 1985.

-Pasajes de los Escritos de Bahá'u'lláh, EBILA, Buenos Aires, 4ª ed. rev., 1988.

1 Se refiere a la propia Manifestación de Bahá'u'lláh.

2 págs. 37-38.
3 pág. 56.
4 67 árabe págs. 26
5 70 árabe pág. 27
6 33 persa pág. 42
7 52 persa pág. 49
8 56 persa pág. 50
9 págs. 10-11.
10 pág. 17.
11 pág. 24.
12 pág. 26.
13 pág. 36.
14 págs. 40-41.
15 pág. 47.
16 pág. 48.
17 pág. 52.
18 pág. 60.
19 pág. 61.
20 pág. 66.
21 pág. 74.
22 pág. 80.
23 pág. 80.
24 pág. 86.
25 págs. 101-2.
26 pág. 108.
27 págs. 111-4.
28 pág. 120.
29 págs. 123-4.
30 pág. 131.
31 pág. 133.
32 pág. 134.
33 pág. 136.
34 pág. 146.
35 págs. 156-7.
36 Tabla Más Sagrada, pág. 11.
37 Tabla Más Sagrada, págs. 17-18.
38 Buenas Nuevas, pág. 21.
39 Ornamentos, pág. 34.
40 Efulgencias, pág. 52.
41 Palabras del Paraíso, pág. 61.
42 Palabras del Paraíso, pág. 81.
43 Palabras del Paraíso, págs. 81-2.
44 Tabla del Mundo, págs. 91-2.
45 Tabla del Mundo, pág. 93.
46 Tabla del Mundo, págs. 93-4.
47 Tabla del Mundo, pág. 96.
48 Tabla del Mundo, pág. 99.
49 Tabla del Mundo, págs. 101-2.
50 Esplendores, pág. 108.
51 Esplendores, págs. 109-10.
52 Esplendores, pág. 117.
53 Muhammad.
54 Los imanes.
55 Esplendores, pág. 129.
56 Esplendores, pág. 136.
57 Tabla de Sabiduría, pág. 149.
58 Tabla de Sabiduría, pág. 157.
59 Tabla de Sabiduría, pág. 158.
60 Tabla de Sabiduría, pág. 161.
61 Palabras de Sabiduría, pág. 166.
62 Tabla de Maqsúd, págs. 171-72.
63 Tabla de Maqsúd, pág. 177.
64 Tabla de Maqsúd, págs. 183-85.
65 Tabla a Vafá, pág. 195.
66 Tabla a Vafá, pág. 200.
67 Tabla al Siyyid-Mihdíy-i-Dahají, pág. 207.
68 Tabla al Siyyid-Mihdíy-i-Dahají, pág. 209.
69 Tabla al Siyyid-Mihdíy-i-Dahají, pág. 212.
70 Libro del Convenio, pág. 237.
71 Extractos de otras Tablas, pág. 246.
72 Extractos de otras Tablas, pág. 252.
73 Extractos de otras Tablas, pág. 257.
74 Extractos de otras Tablas, pág. 261.
75 Extractos de otras Tablas, pág. 272.
76 Extractos de otras Tablas, pág. 273.
77 Extractos de otras Tablas, págs. 274-75.
78 Extractos de otras Tablas, pág. 276.
79 Extractos de otras Tablas, pág. 280.
80 pág. 1.
81 pág. 7.
82 pág. 31.
83 pág. 32.
84 pág. 35.
85 pág. 40.
86 pág. 50.
87 pág. 61.
88 pág. 71.
89 pág. 72.
90 pág. 86.
91 pág. 89.
92 pág. 91.
93 pág. 103.
94 pág. 134.
95 págs. 137-38.
96 pág. 140.
97 pág. 155.
98 X, pág. 17.
99 XIV, pág. 29.
100 XIV, pág. 34.
101 XVIII, pág. 40.
102 XXIX, pág. 63.
103 XXXIII, pág. 66.
104 XXXVI, págs. 73-74.
105 XLIII, págs. 78-79.
106 LI, pág. 88.
107 LII, pág. 89.
108 LXX, pág. 113.
109 LXXI, pág. 114.
110 LXXI, pág. 115.
111 LXXII, pág. 116.
112 LXXII, pág. 116.
113 LXXIV, págs. 117-18.
114 LXXXV, págs. 138-39.
115 LXXXIX, págs. 144-45.
116 XCII, pág. 150.
117 XCV, pág. 159.
118 XCIX, págs. 163-64.
119 CXXXI, pág. 230.
120 CXLVII, pág. 254.
121 CXLVIII, págs. 255-56.
122 CLII, pág. 258.
123 CLIII, págs. 260-61.
124 CLV, pág. 266.
125 CLX, pág. 271.
---------------

------------------------------------------------------------

---------------

------------------------------------------------------------

47
49

Table of Contents: Albanian :Arabic :Belarusian :Bulgarian :Chinese_Simplified :Chinese_Traditional :Danish :Dutch :English :French :German :Hungarian :Italian :Japanese :Korean :Latvian :Norwegian :Persian :Polish :Portuguese :Romanian :Russian :Spanish :Swedish :Turkish :Ukrainian :